Mitomanía de Zapatero

0
Diario Español de la República Constitucional

Si la libertad de aprehender el estado real de la realidad social está prohibida, como en las dictaduras, o si el poder estatal se asienta sobre la ficción del “como si” la realidad fuera distinta de la que perciben el sentido común y los datos empíricos, como en el Estado de Partidos, los gobernantes pueden ser afectados por esa peligrosa morbosidad de la mente que la psiquiatría bautiza con el nombre de mitomanía. Tras la pubertad, constituye una patología de la psique la fabulación de mundos ilusos o fantásticos, en sustitución del mundo real, donde la buena fe moral no está siempre excluida, como en los casos del mentiroso por sistema o hábito. Algunos ejemplos ilustrarán mejor que las definiciones la diferencia que distingue al  gobernante mitómano del mentiroso.     Con su sincera creencia en la conspiración judeomasónica, Franco cayó en verdadera mitomanía y la hizo padecer a sus partidarios. Felipe González, un empedernido mentiroso, consciente de la utilidad de sus mentiras, no fue mitómano. La creencia de Aznar en el terrorismo internacional del dictador de Irak, derivada de su fe ciega en la palabra del imperialista  Bush, no era genuina mitomanía, sino simple manía de grandeza, nacida de un profundo complejo de inferioridad que, desplazado del poder estatal, se traduce en cómico  autoritarismo personal. En cambio, son paradigmas de mitomanía no solo la pertinaz negación de la crisis económica por Zapatero, sino sobre todo su enfermiza creencia de que la percepción de signos negativos en la economía está ocasionada por sentimientos antipatrióticos, o su resistencia a reconocer y plegarse a la realidad, a causa de la deformación perceptiva que le produce su optimismo gnoseológico, un entusiasmo patológico de la inteligencia que nada tiene de común con el optimismo antropológico (confianza en el ser humano) ni con el optimismo de la voluntad.   La palabra crisis fue proscrita del vocabulario gobernante cuando toda la opinión experta señalaba a España y Reino Unido como los países más afectados por la crisis inmobiliaria y financiera.  No hacia falta conocer la encuesta realizada por “El País” (27 de julio) sobre los resultados de las multinacionales que operan en España, para saber que nuestra economía, vista sin optimismo ni pesimismo, es la peor situada para salir de la crisis. Los meses de retraso en admitirla costaran años de atraso en superarla. La mitomanía de Zapatero ha sido el peor y más caro factor de la crisis. florilegio "Las formas reales y simbólicas del pensamiento político sobre el Estado son destruidas en sus raíces por la rara mitomanía de ciertos gobernantes ilusos."

Creative Commons License

Este trabajo de Redacción está protegido bajo licencia Atribución Creative Commons-NonCommercial-NoDerivs 4.0 Internacional Los permisos mas allá del ámbito de esta licencia pueden estar disponibles en https://www.diarioerc.com/aviso-legal/
Si desea recibir notificaciones cuando nuevos contenidos sean publicados en el Diario Español de la República Constitucional, siga este enlace y suscríbase para recibir los avisos por correo electrónico.

No hay publicaciones para mostrar

0 0 votos
Valoración
Suscripción
Notificar si
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios