Seguridad Social

0

Miguel Ángel Fernández (bde) La comparecencia del Gobernador del Banco de España en el Congreso de los Diputados, en la que habló de la situación actual y futura del sistema español de la Seguridad Social, ha tenido el mismo efecto que la apertura del ánfora de Pandora al esparcir su contenido por el mundo. Los grandes cancerberos del sistema se lanzaron a su yugular con ataques “ad hominem” (apóstol del miedo, vanidoso, fanatismo ideológico y otras lindezas) en vez de rebatirlo con criterio. La Seguridad Social no es sistema independiente del Estado, aunque elabore y gestione su presupuesto con cierta autonomía, así que sus problemas se insertan en las finanzas públicas y en las decisiones políticas, por lo que el Gobernador del Banco de España tiene la facultad de informar sobre la marcha del sistema.   Nuestro modelo de Seguridad Social tiene al Estado como receptor de las cuotas detraídas a las empresas y trabajadores (actúa como un impuesto sobre los salarios) durante el año y como pagador de las pensiones de todos los que cotizaron (o no) durante su vida. Cuando el total de cuotas no cubre el total de gastos, o en casos de garantía de pensiones mínimas, el Estado inyecta recursos complementarios con cargo al resto de los impuestos. Por eso es muy importante en este modelo conocer la evolución de la población nacional (pirámide poblacional a lo largo de los años, incorporación de nuevos cotizantes, esperanza de vida, emigración…) para ver la relación entre cotizantes y pensionistas y la situación de la economía nacional en cada momento, pues una bajada drástica de la actividad económica puede empeorar la relación comentada.   Los presupuestos de la Seguridad Social para 2009 se elevan a 129.996 M€ (un tercio de los PG del Estado para 2009) y se financian principalmente con las cuotas sociales (112.437 M€) y con las transferencias corrientes del Estado (7.450 M€). Dicho presupuesto se dedica al pago de las pensiones y otras ayudas (109.100 M€), a la dotación al Fondo de reserva (8.903 M€), a los gastos de gestión (5.000 M€) y a otros gastos. El tan cacareado Fondo de la Seguridad Social ascendía en 2008 a 57.223 M€ y solamente serviría para pagar las pensiones de medio año. Por tanto la viabilidad de este sistema depende de decisiones de política fiscal del Gobierno (bajar cuotas, subir transferencias estatales, ajustar el cálculo de cada pensión, fijar la edad de jubilación…).

0 0 voto
Valoración
Creative Commons License

Este trabajo de Redacción está protegido bajo licencia Atribución Creative Commons-NonCommercial-NoDerivs 4.0 Internacional Los permisos mas allá del ámbito de esta licencia pueden estar disponibles en https://www.diarioerc.com/aviso-legal/
Suscripción
Notificar si
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios