Claro

Oscuro

En una Conferencia contra el Racismo organizada por la ONU, el presidente de la República Islámica de Irán ha señalado que gran parte de los problemas del planeta se deben al “sionismo mundial”. Mahmud Ahmadineyad, que sostiene que el Holocausto es un mito (o como diría Le Pen: los campos de exterminio nazis no son más que un mero “detalle” en el curso de la II Guerra Mundial), tiene una “solución final” para el “racista” Estado de Israel o el “cáncer de Oriente Medio”: borrarlo del mapa, extirparlo.   España es uno de los países europeos en el que se concentra uno de los más obsesivos, intemporales y degradantes odios. Hay que distinguir el tradicional antijudaísmo hispano (de carácter religioso) del antisemitismo racista, de origen germánico, que se difundió por Europa en la segunda mitad de siglo XIX, y que fue inoculado en la Península por la derecha francesa.   El odio castizo contra los hebreos se mantiene en el lenguaje (judiada), leyendas (en las zonas rurales muchos creían que los judíos tenían rabo), ritos y fiestas populares, y hasta que son abolidos por José Bonaparte, los estatutos de limpieza de sangre cierran el acceso a colegios universitarios de aquellos que no prueben su condición de cristianos viejos: una segregación que sigue vigente en academias militares, cabildos y órdenes religiosas a lo largo del siglo XIX. La desamortización de Mendizábal fue atribuida por el conservadurismo nacional-católico y el carlismo a la codicia de los especuladores hebreos en connivencia con un jefe del Gobierno que tenía orígenes judíos: la denuncia de la conspiración judeo-masónica ya asoma el hocico hasta hacerse notoriamente visible con la revolución de 1868 y el reconocimiento oficial de la libertad religiosa.   Hoy en día, sobre todo en el ámbito de la llamada “izquierda”, se habla abiertamente de las “maquinaciones del lobby judío” o de cómo los judíos, pese a constituir una pequeñísima minoría, traman su hegemonía mundial gestionando los grandes negocios, dominando la banca internacional y dirigiendo la industria del entretenimiento. Quizá no tarden en descubrir un documento donde se detalle el plan secreto para hacerse con el mundo, en unos nuevos “Protocolos de los Sabios de Sión”.     “Judiada” (foto: Rutab)

Creative Commons License

Este trabajo de Redacción está protegido bajo licencia Atribución Creative Commons-NonCommercial-NoDerivs 4.0 Internacional Los permisos mas allá del ámbito de esta licencia pueden estar disponibles en https://www.diarioerc.com/aviso-legal/
Si desea recibir notificaciones cuando nuevos contenidos sean publicados en el Diario Español de la República Constitucional, siga este enlace y suscríbase para recibir los avisos por correo electrónico.
0 0 votos
Valoración
Suscripción
Notificar si
guest

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios