Claro

Oscuro

Escudos de la Federación y de la República La Federación Unida de Planetas de Star Trek está compuesta por más de un centenar de mundos bajo la forma de una república constitucional (según la Wikipedia1). Las propias páginas trekkies especializadas en el tema la definen como una democracia representativa2, con separación de los tres poderes3. La República Galáctica de Star Wars, por el contrario, a pesar de definirse (también en la Wikipedia4) como una república constitucional, funciona de facto con un sistema parlamentario, en el que el Senado elige de entre sus miembros al Canciller, que actuará como el presidente de la cámara y líder de la República.   No es de extrañar, por tanto, que el sistema político de la famosa saga de George Lucas acabe aupando al poder a un individuo totalitario que terminará por convertir una república burocratizada con unidad de poderes y separación de funciones en el temido Imperio. Demasiadas coincidencias con la república de Weimar y el ascenso de Hitler, aunque a escala planetaria.   Sin embargo, en el trasfondo político de Star Trek, la Federación funciona de forma eficiente y democrática, a pesar de todos los problemas que eso pueda acarrear. No hay cambios de gobierno, ni golpes de estado, ni tramas políticas que resquebrajen la institución que mantiene unida a la humanidad (y a otras razas). Ni siquiera las amenazas externas, ya sean en forma de Klingons, Romulanos o Borgs.   La clase política europea está creando un monstruo de Frankenstein con una amalgama de retazos de los países del viejo continente. Una especie de “República Galáctica” en la que los únicos beneficiados serán los políticos y sus allegados. Sin representatividad de los ciudadanos europeos, ni libertad política de los mismos para elegir y deponer a la casta política. Si algún día tengo la opción de elegir cómo debemos construir una Europa unida, me quedaré con el sistema trekkie. No tendremos caballeros Jedi que mantengan el orden, pero no serán necesarios, los ciudadanos nos encargaremos de ello. Prefiero la “larga vida y prosperidad” vulcanianas a que “la Fuerza me acompañe”. Por eso seguiré absteniéndome de votar en la comedia europea.

Creative Commons License

Este trabajo de Redacción está protegido bajo licencia Atribución Creative Commons-NonCommercial-NoDerivs 4.0 Internacional Los permisos mas allá del ámbito de esta licencia pueden estar disponibles en https://www.diarioerc.com/aviso-legal/
Si desea recibir notificaciones cuando nuevos contenidos sean publicados en el Diario Español de la República Constitucional, siga este enlace y suscríbase para recibir los avisos por correo electrónico.
0 0 votos
Valoración
Suscripción
Notificar si
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios