Viena recupera Klimt y la Belle Époque

1
Diario Español de la República Constitucional

El 14 de julio de este mismo año se cumplen 150 años desde que naciese Gustav Klimt, uno de los pintores más destacados y conocidos universalmente del Modernismo vienés, un pintor con un estilo propio y reconocible al que ahora su ciudad natal, Viena, eleva a símbolo de toda una época, la Belle Époque, cuyo brillo se propone recuperar para la ocasión con una completa oferta cultural alrededor del artista.

Para la ciudad de Viena el año 2012 es el Año Klimt y El beso, la más popular de todas sus obras, su emblema. Con la conmemoración del 150 aniversario de su nacimiento la ciudad se ha propuesto evocar la belleza de una época dorada para la ciudad en la que convivieron en la ciudad pintores como el propio Klimt con músicos como Gustav Mahler, Arnold Schönberg o Alban Berg, arquitectos como Otto Wagner, Josef Hoffmann o Joseph Maria Olbrich, escritores como Hugo Von Hotmannsthal o Arthur Schnitzler e iconos universales de la ciudad como Sigmund Freud.

La ciudad ha preparado una serie de exposiciones sobre la vida y obra del autor que, sumado a su valor y atractivo intrínseco, añaden el de servir de punto de partida para conocer otros artistas coetáneos. Por ejemplo, el Museo Belvedere, que posee la mayor cantidad de pinturas de Klimt (entre ellas El beso) presenta además la colaboración del pintor con el arquitecto Josef Hoffmann en la muestra Pioneros del Arte Moderno. La oferta se completa con un calendario de conciertos, charlas y actividades de muy diversa índole.

Además de las exhibiciones temporales se puede seguir la huella de Klimt en la propia arquitectura de la ciudad, a través del edificio de la Secesión diseñado por Joseph Maria Olbrich, cuya cúpula dorada está inspirada en el propio Klimt, las pinturas para las escalinatas del Museo de Bellas Artes o los lienzos del techo del Burgtheather. También pueden visitarse los cafés literarios de la época e imbuirse del espíritu de la época, en locales como el Griensteidl, el Museum, el Central o el café Sperl, fundado en 1880.

Creative Commons License

Este trabajo de Rodrigo Linares está protegido bajo licencia Atribución Creative Commons-NonCommercial-NoDerivs 4.0 Internacional Los permisos mas allá del ámbito de esta licencia pueden estar disponibles en https://www.diarioerc.com/aviso-legal/
Si desea recibir notificaciones cuando nuevos contenidos sean publicados en el Diario Español de la República Constitucional, siga este enlace y suscríbase para recibir los avisos por correo electrónico.
Si desea realizar un pequeño donativo para contribuir al mantenimiento del Diario Español de la República Constitucional y los gastos de alojamiento, puede hacerlo pulsando el siguiente botón:

Donar

No hay publicaciones para mostrar

0 0 votos
Valoración
Suscripción
Notificar si
1 Comentario
mas antiguos
nuevos mas valorados
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Tomás García Bayarte

La ciudad de Viena, capital de la República de Austria, es un digno ejemplo de cultura y de recuperación de su propia imagen y dignidad, después de la destrucción sufrida durante la II Guerra Mundial.

Históricamente, guarda importantes testimonios de su antigua relación con España.

Salu2 y RC.
Bcn. 24/01/2012(16:54).