No adoctrinéis a los niños en la partidocracia española y europea

11
Diario Español de la República Constitucional

El ministerio de educación propone e impone un nuevo nombre a la asignatura de Educación para la ciudadanía y los derechos humanos, la denominada “Educación cívica y constitucional”.

La educación cívica no es adoctrinar al alumno, es cierto, pues sus contenidos esenciales y tareas no pueden ser otros que enseñar el humanismo clásico a los niños. Aprenderán, pues, las virtudes básicas para convivir en sociedad.

Pero la segunda parte de la asignatura, “la educación constitucional”, sí será una doctrina ideológica y jurisprudencial nada menos que ¡ para los niños !

La educación en la constitución española de 1978, y en los tratados de la unión europea y, puede, que en los estatutos de autonomía de las 14 autonomías españolas y en los estatutos de las 3 autonomías históricas de Euskadi, Catalunya y Galicia, es una educación doctrinal pues la constitución española es una norma fundamental del estado que, entre otras cosas, responde a la doctrina de la jurisprudencia alemana y su ideología de contención del comunismo de la extinta unión soviética.

La jurisprudencia del Tribunal constitucional de Bonn definió al estado actual como “estado de partidos” en el que los partidos políticos dejaban de ser asociaciones de la sociedad civil, que proponían y ayudaban a determinados candidatos políticos para que representaran a sus distritos, y se convertían en unos órganos más del estado con la función de integrar a las masas en su estructura eimpedir la representación política de la sociedad civil.

Las constituciones europeas después de la derrota de los totalitarismos en la segunda guerra mundial llamaron equivocadamente “separación de poderes” a la simple división de funciones del poder salido de las urnas de partidos. Este fue el argumento de la jurisprudencia de Bonn a favor de la partidocracia, a la que consideró moderna superación de la democracia directa de Rousseau, en palabras literales del presidente del Tribunal constitucional de Bonn, Gerhard Leibholz, y que, ahora, pretende el ministro Juan Ignacio Wert que se aprendan de memoria los niños españoles.

La Jurisprudencia alemana definió científicamente el tipo de estado que defiende la constitución española de 1978 y ahora el ministerio pretende que los niños españoles aprendan dicha jurisprudencia como si fuera un “meme partidocrático” que invada sus mentes desde la más tierna infancia.

Se contradice el ministro con esta imposición pues su intención era, parece ser, la contraria, por lo menos es lo que indicó cuando la presentó ante los medios de comunicación, es decir, que cambiaba el nombre a la asignatura de Educación para la ciudadanía y los derechos humanos por la de Educación cívica y constitucional, precisamente, para “evitar adoctrinamientos” de cualquier tipo.

Fotografía de congreso.es

Creative Commons License

Este trabajo de Antonio Munoz Ballesta está protegido bajo licencia Atribución Creative Commons-NonCommercial-NoDerivs 4.0 Internacional Los permisos mas allá del ámbito de esta licencia pueden estar disponibles en https://www.diarioerc.com/aviso-legal/
Si desea recibir notificaciones cuando nuevos contenidos sean publicados en el Diario Español de la República Constitucional, siga este enlace y suscríbase para recibir los avisos por correo electrónico.

No hay publicaciones para mostrar

0 0 votos
Valoración
Suscripción
Notificar si
11 Comentarios
mas antiguos
nuevos mas valorados
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Spinoza

Bien pudiera la asignatura en cuestión ser una oportunidad para explicar a los chavales que nuestra constitución establece la soberania del pueblo de donde emanan los poderes. Que por contra no recoge la división de estos, que exige el voto directo a los diputados, pero que las papeletas para votar el congreso son engañosas al contener una lista de diputados ya que solo elegimos partidos. Bastaría un única papeleta en la que marcáramos nuestro partido. Que establece el derecho a la libertad de conciencia pero adoctrinamos a nuestros ciudadanos desde la mas tierna infancia, cuando están desvalidos. Etc etc etc. Es de suponer que el ministro no se atreverá a esconder los hechos objetivos.

Carlos

Totalmente de acuerdo!!

Antonio M. Ballesta

Las mentes de los españoles están invadidas del meme partidocrático. Pues hay memes peligrosos. En España, desde hace más de treinta años existe la epidemia del meme partidocrático !!
He aquí Dennett hablando de unos memes peligrosos:

http://blog.javier-carrete.com/2010/06/dan-dennett-y-los-memes-peligrosos.html

Tomás García Bayarte

Para D. Antonio Muñoz Ballesta:

Mucho le agradezco la información derivada del que antecede al presente, sobre la aclaración del significado del término “meme” y su afirmación sobre la existencia, desde hace más de treinta años en España, de la epidemia del meme partidocrático.
He seguido su consejo y he leído el texto de la conferencia del filósofo Dennett, de auténtica importancia para comprender y aclararme el concepto de “braguero mental” que, desde que poseo uso de conciencia ciudadana, me ha venido preocupando.
Gracias, querido amigo D. Antonio Muñoz Ballesta, por el favor que me ha hecho mediante su comentario.
Un leal y fuerte abrazo de repúblico agradecido.
S.L. y R.C.
Bcn.,12/02/2012(06:44).

Antonio M. Ballesta

Gracias a todos, y así es: No al adoctrinamiento en las aulas. A los niños y jóvenes, sencillamente, hay que mantenerles vivo su admiración y curiosidad por el Bien, la Verdad y la Belleza.

S. y R.C.
A.

Jose Luis Escobar Arroyo

La pregunta es por qué en vez del sucedáneo, no se administra el medicamento.

¿Por qué no se estudia la organización social desde sus orígenes? ¿Por qué no se estudia el concepto de Democracia de Tucídides, de Aristóteles, de Jenofonte?. ¿Qué miedo hay a enseñar cómo se degenera la democracia desde el mismo momento de sus inicios, y los remedios que se inventaron? ¿Por qué no se estudia cómo evolucionó y así se comprendería mejor?.

Así se ha hecho siembre. Se ha instrido sobre la evolución de los conceptos desde los clásicos. No hay mas remedio que hacerse preguntas porque todos tenían razón aparentemente y se obliga al receptor a preguntarte quien tiene razón y por qué. Forma así su propio criterio.

En vez de utilizar ese sistema, se enseña la Constitución, que apenas ilustra una visión sesgada, sobre democracia, y sobre organización social.

Educar, es enseñar a hacerse preguntas.

Adoctrinar es dar respuestas. Evitando hacerse preguntas.

Jose Luis Escobar Arroyo

Extraordinario el enlace sobre los memes.

http://blog.javier-carrete.com/2010/06/dan-dennett-y-los-memes-peligrosos.html

Es curioso, pero el análisis de estos “memes” y evitar su influencia, es el objeto de las doctrinas de los viejos sufís del siglo de los siblos XI, al XIII.

Gracias D. Antonio

Carlos Prada

Creo que JL ha dado en el clavo.

En todo esto de la educación participamos todos. ¿Cómo se sentirían nuestros profesores si el mismo temario es discutido por los alumnos con actitud crítica? Creo que no están preparados para tener alumnos con espíritu crítico, de ahí que las huelgas de los profesores siempre serán de manera directa o más sutil por problemas de financiación y no por la impartición de determinado curriculum. El contenido es indiferente, lo que salvaría nuestro sistema educativo sería es la generación de actitudes que es de lo que adolece nuestra sistema educativo.

Si estos alumnos cuestionaran la “doctrina” impartida, los profesores dejarían al descubierto sus propias deficiencias como docentes, no porque los alumnos cuestionen el temario sino porque son, salvo honrosas excepciones que no dejan de ser tales, incapaces de crear un clima en el que se debatan las ideas y en el que impere el espíritu crítico.

Históricamente en España (disiento de JL en que se hubiera hecho antes mejor) no ha existido el debate sino la confrontación de ideas por lo que, sin la preparación adecuada, no pueden nuestros profesores actuales enseñar algo que ni han vivido ni han sentido nunca.

Si circunstancialmente uno se hacía profesor porque era lo único que te permitían ser. Si los rebotados de otras carreras acababan en magisterio porque no les quedaba otra. Si los criterios pedagógicos no han cambiado en 50 años y si un profesor de biología lo es porque sabe biología de chapatoria por un tubo pero no se evalúa su capacidad didáctica (me río a carcajadas del CAP y su enseñanaza de la didáctica). Si un profesor en Finlandia precisa de 6 años de carrera incluido un master y al menos la mitad es aprender a enseñar (aprender a aprehender) y no sólo contenidos vacíos que en la actualidad son acesibles a todos vía internet. Si una sociedad es incapaz de ver todo esto y nos preocupamos en crear buenos súbditos sin más que no rompan papeleras y no pinchen ruedas de los coches de los profesores como único objetivo (véase Madrid y la reforma de Esperanza Aguirre sobre la autoridad del profesor) siendo incapaz de ir más allá, nuestra sociedad tendrá y de hecho tiene lo que se merece.

Un saludo

Jose Luis Escobar Arroyo

Querido CarlosPr:

No hace mucho, alarmado por la situación de la instrucción española, me colé en una conferencia destinada a inspectores de enseñanza e impartida por una experta en el sistema finlandes.

Ante mi asombro (y el de la conferenciante), los inspectores de educación españoles estuvieron muy interesados y realizaron muchas preguntas sobre el tipo de sindicatos finlandeses de educación, se hacían cruces sobre el sistema sancionador finlandes y mantuvieron la necesidad de un consejo escolar para impartir castigos.

En definitiva, se asombraron por que Finlandia no copiara nuestro sistema. Parecía incomprensible, tras escucharlos, que los profesores finlandeses no exigieran la reforma que les acercara al sistema español.

Como esto es todo, y así nos va.

Antonio M. Ballesta

Gracias por vuestros magníficos comentarios J.L y Carlos Pr, y sí, Finlandia es una sociedad moderna que ha conservado el respeto al Maestro y al Profesor, además de ofrecer gratuitamente todos los medios disponibles a la enseñanza.
A.

Carlos Prada

Gracias Antonio por lo que me toca

Lo que comenta JL de su experiencia con los profesores no hubiera sucedido en un pais donde la educación (instrucción como bien matiza JL) se toma en serio. En esos paises, se enseña a los niños que existe algo que se llama “capacidad autocrítica” y se intenta evitar el mecanismo de defensa de la negación y la proyección en los demás de nuestros propios errores.

Aunque ahora empiezan a cuantificarse los resultados de enseñar estas cosas por los excelentes avances en la enseñanza de la inteligencia emocional, antes también existía en otros países y, se llamaba, sentido común. Pero es que nosotros ni con las pruebas científicas de que la enseñanaza no solo son contenidos aprendemos!

Pero llegar al sentido común y a la autocrítica, por desgracia, es tarea casi imposible para un grupo de inspectores que, de los profesores que conozco, son los menos vocacionales ya que huyen de dar clases y se resguardan en la labor administrativa de la inspección. Se necesitaría una psicoterapia muy profunda a nivel colectivo para alcanzar en una generación a estos países.

Saludos