Trincherazo de castigo: Urdangarín ante la Justicia

10

El Trincherazo de Castigo es un término taurino que describe un pase de muleta ejecutado con la mano derecha muy baja, que obliga al toro a humillar la cabeza hasta rozar la arena con el hocico. Se utiliza para dominar la voluntad del morlaco.

Ejecutado con maestría, el torero tira con la muleta levemente del toro y en un segundo envite, baja la muleta para humillarle la cerviz. A veces, cuando el diestro lleva al toro embelesado, arrobado, retira la muleta bruscamente y ofrece su espalda a los pitones, sin mirarlo, desairando los quinientos kilos de bravura que ha humillado.

Exactamente es lo que ha hecho Urdangarín con la justicia: obedeciendo a presiones mas o menos confesadas, hemos sido testigos de los siguientes tratos de favor:

1º Se avisó al Rey, si hacemos caso a la prensa, de la entrada y registro en las dependencias de las empresas vinculadas al caso Urdangarín.

2º No se ha imputado, a alguien que se beneficia de los frutos del delito, SAR la Infanta Dña. Cristina. Al contrario se imputa a la esposa del socio D. Diego Torres. Veremos qué dice la Fiscalía, veremos si vuelve a mansear en tablas.

3º Se dicta una resolución que impide que la declaración del imputado sea grabada.

4º Se acordó tomar medidas especiales, solo para el Sr. Urdangarín, para evitar que el imputado, fuera ofendido al entrar al juzgado, llegando a situar al público en un lugar, donde no existiera contacto visual con el imputado.

5º Se dicta una resolución, por la que se autoriza en exclusiva al Sr. Urdangarín a entrar en vehículo cubierto al Juzgado.

El motivo que impulsa a la justicia a comportarse de ese modo es el mismo motivo que impulsó a varios Presidentes Autonómicos a conceder cuantiosas subvenciones a una persona de la familia real: la humillación del poder ejecutivo y judicial ante la Potencia Real.

El principio de Igualdad ante la Ley con independencia de la condición o circunstancia social, parecía así burlado. Entonces, se desata una campaña en la prensa, la televisión y hasta en el Consejo General del Poder Judicial por medio de Dña. Gabriela Bravo, para defender que no todos los imputados son iguales y por tanto no se debe tratar a todos por igual, o lo que es lo mismo: que unos imputados, son mas iguales que otros, dependiendo de su circunstancia o condición social, o Real en este caso.

En este ambiente, facilitado por los medios durante semanas, al principio con un tironcillo, cuando se justificó que no se debían grabar las conversaciones y después con embestidas mas vistosas y entregadas, se consiguió que el morlaco de la justicia, humillara la cerviz hasta arar el albero con los morrillos, poniéndose en evidencia dictando el resto de resoluciones.

Y entonces Urdangarín se bajó del vehículo y renunció al Privilegio Real otorgado por la justicia. Hizo el paseíllo sometiéndose a burlas e insultos. Con el rostro enjuto, enajenado, muerto de miedo, pareció gritar:

“Desprecio los privilegios Reales que me otorga esta justicia esclava.”

Recogió así la muleta, para que pudiéramos ver la cara al morlaco, ofreció el espectáculo de la justicia humillada, corrida, arando el albero con los morrillos, bajo la voluntad de reales órdenes, sordas o sonoras. Entonces dio la espalda a los cuernos que lo habrán de empitonar y dejó ahí al toro, desairado, humillado.

Es la estampa de la justicia española: un imputado por delitos gravísimos, se quita el zapato y con el tacón, asienta un golpe en la cabeza a una justicia arrodillada ante él.

0 0 voto
Valoración
Creative Commons License

Este trabajo de Jose Luis Escobar Arroyo está protegido bajo licencia Atribución Creative Commons-NonCommercial-NoDerivs 4.0 Internacional Los permisos mas allá del ámbito de esta licencia pueden estar disponibles en https://www.diarioerc.com/aviso-legal/
Suscripción
Notificar si
10 Comentarios
mas antiguos
nuevos mas valorados
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Vicente Carreño Carlos

Precioso relato estableciendo un paralelismo con una faena taurina. Me has hecho disfrutar, porque las relacionado muy bien los mementos diversos que componen algunas partes de la lidia. Todo se ha ajustado a técnica, arte y oficio. Me has recordado al gran Magistrado Joaquín Navarro Esteban que tambien escribía con esta fina ironía y que manejaba con verdadero arte y conocimiento, la escritura y el lenguaje.

Enhorabuena por este bellísimo relato que pone de manifiesto el papel de la justicia que complace al principe, -que diría el maestro Joaquín Navarro Esteban-.

PERED

Al año siguiente de que nos cerraran la Universidad de Valladolid, donde estudié la carrera, el profesor de derecho Penal, fantástico el profesor Torio, al explicar los delitos contra la propiedad, nos ilustraba con ejemplos llamativos. Uno de ellos es el que a continuaciòn expongo:

Se trataba de un bandido del siglo XVIII que detenía diligencias para atracarlas; este bandido, que mostraba su cinturón repleto de armas, pedía con elegantes maneras, por favor, a los viajeros que le entregasen sus bienes, y éstos se los ponían en sus manos, mientras el salteador les daba amablemente las gracias.

¿Qué creyeron que les ofrecía Noòs quienes contrataron con tal entidad; informes de corta y pega copiados de internet o la posibilidad de acceso directo al Rey a través de Urdangarín?

¿Por qué el Rey no ordenó a Urdangarín en 2006, que dicen que es cuando se enteré de sus negocios, que devolviera el dinero y se presentara voluntariamente ante el Juez?

¿Por qué el Rey prefirió regalar a su hija y a su yerno un exilio de oro en Washintong, de la mano de Telefonica, y que ha recibido telefónica a cambio?

¿La conducta de S.M. puede ser motivo para exculpar a Urdangarín, que hace lo que el Rey le ordena como Jefe de la Casa Real?

Si la Justicia, dice la pseudo-Constitución del 78, emana del pueblo y se imparte en nombre del Rey ¿Podemos esperar que en nombre de S.M. el juez imparta justicia o que las órdenes de S.M. exculpen a urdangarín?

Joseba

Aunque no soy conocedor de las lides taurinas, el articulo ha sido tan esclarecedor como estremecedor.
Jose Luis darle las gracias por el articulo.

Zoilo

Magnífica página esta de nuestro diario,extaordiario el artículo ,JL, los comentarios a la par. Igualito que la manera servil y sin inteligencia del canal 24 horas,pagado con nuestros impuestos y sin cumplir con su función social. De todos modos no esperábamos nada mejor de un poder sin contrapeso,¿ verdad?
No Tax without Representation
S L RC

Juan Seoane

Es insultante lo que esta ocurriendo con este desvergonzado personaje real, con presuntos delitos gravisimos, con una justicia humillada y con la mayoria de los medios de comunicación silenciando la corrupción de esta monarquia parlamentaria. ¿Y que decir de los teoricos garantes de nuestros derechos?. Ni un solo partido, se ha pronunciado ante esta situación de corrupción generalizada de saqueo nacional.
Articulo excelente.

J.L.

Gracias Zoilo. Yo he cambiado canal 24 horas por Clan, porque me gusta mas Calamaro que Rubalcaba y es mucho mas creíble Bob Esponja que Rajoy. Además mi hijo se troncha, salvo cuando se lo censuro.

Juan Seoane: Gracias por tus palabras. A mí me averguenza mas una justicia humillada que una personaje real acusado de gravísimos delitos. Éste nunca influirá en mi vida, posiblemente no influirá en la de nadie mas que en su familia. Pero de la justicia, en última instancia, depende mi economía, mi salud, mi vida familiar, mi trabajo, mi pensión y hasta las relaciones personales de mis herederos, mis seres queridos, cuando no sea mas que un recuerdo.

Tomás García Bayarte

No he sido aficionado a las corridas de toros, no obstante, te felicito por la descripción que haces de la forma de luchar y morir del toro bravo.

Pero, querido José Luís, me duele y me causa vergüenza que ello tenga que ver con el Pueblo español, la Administración de Justicia en nombre del Rey en pleno siglo XXI, y del inmenso vasallaje y la falta de dignidad como ciudadanos, políticamente libres, que se está mostrando ante el mundo entero, por el deprimente comportamiento de la inviolable jefatura del estado monárquico parlamentario, del gobierno de nuestra Nación.

A doscientos años de la promulgación de aquella liberal Constitución gaditana de 1812, aún a pesar del tiempo transcurrido, seguimos tropezando con las mismas piedras, en nuestro ya largo deambular, por el sendero de nuestra Historia.

Enhorabuena por tu artículo, José Luís, y un fuerte abrazo.

LIBERTAD CONSTITUYENTE ¡¡YA!!: POR LA REPÚBLICA CONSTITUCIONAL ESPAÑOLA.
Bcn.,28/02/2012(19:38).

Carlos Santos

Una magnífica crónica taurina digna de Vicente Zabala. Lástima que la cuadrilla no la merezca.