El peligro inminente de Irán

25

El jefe de la diplomacia británica, el viejo zorro William Hague, marginado del Foreign Office durante la última etapa mediocre del laborismo, trabaja con un frenesí lleno de inteligencia por todo el mundo. Desde su nombramiento como Secretario del Foreign Office ha estado ya en sesenta países, restaurando el prestigio internacional del Reino Unido. Bajo su mando la diplomacia británica en Somalia está haciendo lo que ha sido incapaz de hacer en los dos últimos años la diplomacia americana, imposibilitar que Al-Qaeda encuentre allí un seguro refugio que comparta con piratas y bandas de secuestradores. En la actualidad, William Hagues está pilotando un plan de rescate para este estado fracasado, con el que evitar los problemas antes de que afloren e impedir que Somalia se convierta en la metrópoli del imperio terrorista. Se sabe que al-Qaeda lleva años pretendiendo enseñorearse de la Administración somalí para desde allí, como cabeza de puente, poder atacar con seguridad el mundo occidental. Aunque el pensamiento británico trajo al mundo el veneno del empirismo moral ( el subjetivismo amoral Hobbes ), con algunas concesiones éticas a la simpatía de algunos hacia los hombres ( el escocés Hume ), ha posibilitado, sin embargo, que gracias a su moral siempre interesada, su política exterior ha garantizado, paradójicamente, la existencia de las éticas formales en Occidente, base moral y motor de nuestra libertad política y de nuestro bienestar ( objetivamente el de mayor calidad – espiritual y material – en relación con los demás países del mundo ).

Pero el mayor problema que hoy tiene el mundo a juicio de William Hague es la amenaza real de Irán, potencia petrolera con fundadas posibilidades de contar con armamento nuclear en los próximos meses si el ejército de Israel no lo impide. Incluso el servicio de inteligencia israelí considera que sólo quedan cuatro semanas para resolver esta crisis atómica con bombardeos aéreos, dado que dentro de un mes las instalaciones que construyan el armamento atómico estarán sitas en subterráneos a muchas decenas de metros de profundidad. Israel tendrá que acometer la acción militar en breve si no lo hacen los tibios EEUU de Obama. Y es seguro que aunque después de la acción “salvadora” de Israel ( o de EEUU ) ninguna democracia occidental aprobará ni desaprobará públicamente esta acción militar – que probablemente podrá conllevar centenares de muertos iraníes -, con todo, en privado todas las democracias brindarán con champagne por una acción que asegura la continuidad de la existencia de nuestras éticas formales y nuestro estilo de vida liberal.

No cabe duda de que esta acción liberadora podría suponer un fariseísmo paradójico, o cínico amoralismo, desde el punto de vista de la filosofía moral que sostiene Occidente, pero sólo es aparente. Es sólo aparente porque tiene que ver con el conocido principio del doble efecto. Los efectos secundarios de nuestra conducta no pueden confundirse con los medios ( o fines subordinados ) de que nos valemos para alcanzar un fin ( último ). No se trata de exonerar al sujeto ( Occidente ) de toda responsabilidad por los efectos secundarios de su conducta, sino de señalar ( de acuerdo con el tradicional y citado principio del doble efecto ) condiciones en las que no se puede imputar al agente ciertos costes de su conducta. La prevalencia de nuestra ética de valores, sostén de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, exigiría y explicaría la acción israelí. Y nuestra moral objetiva nos impide renunciar a la universalidad de las normas morales. Es un hecho que un fanático con instinto destructivo e infinito odio a Occidente ( véanse los discursos de los dirigentes iraníes ), que está a punto de poseer armamento nuclear, debe ser neutralizado, de suerte que conjuremos el peligro inminente. Cualquier supuesto extrinsecista, verdadero nervio vital del relativismo, debe ser desechado en esta coyuntura moral. Al juzgar justa o buena esta acción preventiva no la investimos de una cualidad que ella no poseyera anteriormente, sino que reconocemos que la acción posee esa cualidad y que la posee con independencia de que nosotros así lo juzguemos. El relativismo irresponsable ( Sr. Moratinos y su respeto a los contextos históricos y sociales ) desconoce estos hechos evidentes y por ello atribuye propiedades mágicas al juicio moral socialmente ( internacionalmente ) dominante: la realidad sobre la que versa este juicio se tornaría ora justa ora injusta conforme el sentir mayoritario se fuera modificando, cosa con la que también estaría de acuerdo el utilitarismo de Jeremy Bentham, para quien el número más grande de felices impone la idea moral ( everybody to count for one, and nobody for more than one ). Pero esto es tan inaceptable como sostener que la Tierra se volvería plana si todos diéramos en pensar que efectivamente lo es. Existe el mal intrínseco, ajeno a cualquier contexto, como el bien intrínseco.

Cuando la diplomacia queda exhausta, agotada, se recurre a la fuerza para salvar la justicia y el saber moral espontáneo. A los utilitaristas les puede parecer esto una exageración moral, un frenesí ético expresado en la sentencia “fiat iustitia, ruat caelum”. Pero el utilitarismo es una de esas doctrinas arbitrarias, y lo es precisamente por desentenderse de muchos elementos irrenunciables de la moral espontánea. La ética que degrada a los seres humanos a la condición de meros medios, a la condición de peones de ajedrez hábilmente manejados por el ingeniero social encargado de promover la felicidad colectiva ( llámese Papa o Ayatolha, Secretario General o Fuhrer ), esa ética no está reformando la moral recibida, sino sustituyéndola por una enteramente nueva. Y esto la vuelve incontrolable y, por ello mismo, inmoral.

No obstante, todos confiamos en que triunfe la diplomacia del bien sobre el mal del resentimiento ( A Nietzsche debemos el descubrimiento del resentimiento como factor distorsionador del conocimiento moral espontáneo. Y este tema fue tratado de manera magistral por Max Scheler en su obra El resentimiento en la moral ). Gracias a Dios o a Alá, el pueblo iraní, como todos los pueblos sanos de la Tierra, no tiene cegada su penetrante intuición, que naturalmente le hace perseguir el bien, la verdad y la belleza.

0 0 votos
Valoración
Creative Commons License

Este trabajo de Martín-Miguel Rubio Esteban está protegido bajo licencia Atribución Creative Commons-NonCommercial-NoDerivs 4.0 Internacional Los permisos mas allá del ámbito de esta licencia pueden estar disponibles en https://www.diarioerc.com/aviso-legal/
Si desea recibir notificaciones cuando nuevos contenidos sean publicados en el Diario Español de la República Constitucional, siga este enlace y suscríbase para recibir los avisos por correo electrónico.
Si desea realizar un pequeño donativo para contribuir al mantenimiento del Diario Español de la República Constitucional y los gastos de alojamiento, puede hacerlo pulsando el siguiente botón:

Donar

No hay publicaciones para mostrar

Suscripción
Notificar si
25 Comentarios
mas antiguos
nuevos mas valorados
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
jay

Estimado sr Martin-Miguel Rubio Esteban,

Ante todo felicitarle por su interesante artículo. Solo una precisión: aunque el pensamiento británico trajo el empirismo moral, y con ello el subjetivismo moral, y que pasa por el positivismo lógico entre otros, como Ud. seguramente sabe el subjetivismo moral no tiene su origen en el Reino unido pues ya se encuentra en Europa desde la Grecia clásica (e.g. Protagoras de Platón, Trasimaco en La republica de Platón, etc). Por otro lado, no creo que la moral Inglesa haya sido siempre más interesada que en otros países. Por lo demás no olvide el gran interés que siempre ha gozado la filosofía moral de Kant y de los clásicos en las universidades británicas. De hecho, hoy en día el realismo moral goza de muy buena salud en el ambiente filosófico anglo-americano frente al subjetivismo moral. De igual modo el positivismo lógico (teoría emotivista por ejemplo), apenas tiene algún prestigio en el ambiente intelectual de estos países.

Antonio M. Ballesta

El peligro para el mundo es el ataque militar a Irán. Irán no ataca a nadie.

Pedro M. González

Que se lo pergunten a Israel, a ver que opina.

Antonio M. Ballesta

Israel,todavía no ha sido atacado por Irán. En cambio, Israel, su gobierno, sí tiene preparado un ataque a Irán.
Es importante quien ataca primero. Si Irán atacara primero, entoces Israel se defendería legítimamente, pero eso no ha sucedido todavía.
Irán sufrió una guerra terrible durane 10 años por la invasión de Irak a su territorio, apoyado por EEUU. Cuando Irak la perdió, había que suprimir a su dictador y comenzó la guerra del Golfo I y II.
Ahora la amenaza resulta que es Irán, según la propaganda occidental. Pero Irán no ha atacado todavía a nadie.

Pedro M. González

Creo que los israelies piensan que cuando les den el primer estacazo tipo blitzkrieg ya será tarde.

Antonio M. Ballesta

Israel odia a Hitler- creador en la práctica del concepto en la Polonia de 1939-.

Hay una situación actual en la que ningún medio de comunicación se percata: ¿ Qué se diría en la ONU si lo que hace el dictador sirio en Homs lo hiciera el gobierno de Israel en Jerusalem o Gaza ?

Fran

Dos cuestiones importantes:
La primera es la gran manipulación mediática sobre todo lo relacionado con Iran y con Oriente en general. Recordad que detrás hay una infinidad de intereses económicos. Que hoy por hoy es lo que mueve el mundo. Ni las injusticias y las matanzas,ni cualquier otra cosa; sólo los beneficios que se puedan obtener es lo que motiva a los gobiernos occidentales.
Para la intervención militar, el eje occidental esperará posiblemente a Julio o Agosto, que es cuando las empresas petroleras finalizan los contrantos de exportación con Iran, según leí.
El segundo asunto, curioso al menos a mi parecer, es que todos los paises que están exigiendo y prohibiendo a Iran avanzar en la tecnología nuclear, almacenan la cabezas nucleares por millares. Antes de exigir, deberían de dar ejemplo y reducir su arsenal nuclear. Sería un acto de buena fe por su parte. Todos ganariamos en tranquilidad.

Antonio M. Ballesta

Querido Martín-Miguel,
Israel debe cambiar su política exterior hacia Irán. Establecer pactos de amistad con los países vecinos y no amenazas de guerras con ellos. ¿ Lo ha intentado? Quizás la respuesta de Irán sea una respuesta civilizada. No se puede saber lo que ocurrirá hasta que se intente. Lo mismo hay que decir a los ayatolás de Persia. Personalmente odio la violencia en todas sus manifestaciones.
SYRC
A.

Flipaillo

Irán no ha atacado a nadie en siglos, aunque ha sufrido todo tipo de guerras y golpes de Estado promovidos por “Occidente”, es decir, la clase dominante del imperio anglo-sionista, los mayores genocidas de la historia con diferencia (bastante más que los “malos oficiales”, nazis y comunistas). Por otra parte, el ataque a Irán no causaría “cientos de víctimas”, sino miles en el mejor de los casos, y cientos de millones en el peor (cumpliendo así la agenda de despoblación masiva de la oligarquía genocida mundial).

En fin, triste leer esto aquí.

Pedro M. González

Claro, los pobrecitos de Hezbolá son unos boy-scouts del chiismo que se dedican a asar sus caramelos en fogatas de campamento.

Sergio Ortega Gamero

Teniendo en cuenta que ha sido Israel el causante de más del 50% de las guerras en la zona, y que es él precisamente el que tiene armas nucleares, no son ellos precisamente los que me dan ningún tipo de seguridad. Israel puede opinar lo que le dé la gana, que no son más que eso, opiniones. No considero para nada a Irán como un modelo a seguir pero, ¿cuántas guerras ha iniciado en la zona Irán? ¿Y cuántas Israel? Irán NO DEBE TENER ARMAS ATÓMICAS, porque nos encaminaríamos hacia otra posible paz armada, pero Israel debe obedecer las resoluciones de la ONU, volver a las fronteras del 67 y desmantelar todos los campos de fanáticos que pueblan el territorio palestino, amén de desmantelar ese Muro de la Vergüenza. Ah, y ya de paso Israel debe desmantelar también su arsenal nuclear, porque claro, ellos claman contra otros pero es que ellos también tienen armas atómicas ( como se puede ver, el fariseísmo aún sigue presente desde tiempos de Cristo).

Por cierto que ya que menciona usted la blitzkrieg, ese pensamiento lleva a las guerras preventivas. Imagino que usted sabe lo que puede ocurrir si se generaliza.

jay

Estimado Sr Martín-Miguel Rubio Esteban,

Muchas gracias por su contestación. Me ha alegrado mucho saber que Vd. También comparte interés como yo por la moral clásica basada en la excelencia de carácter, especialmente de Aristóteles.

Atentamente
jay

Pedro M. González

El que generaliza es vd. Con el caso israeli cuando el riesgo existe particularmente yy de modo objetivo de que los pacificos chiies vayan de excursion a convencer por la fuerza de la palabra de la no menos antibelicista doctrina de los ayatollah.

Vicente Carreño

Atención:

La primera parte del programa de Radio Libertad Constituyente de mañana sabado 3 de Marzo estará dedicada a LORCA y la situación 10 meses después de los terremotos acaecidos en esta bella ciudad del Levante español.

En primer lugar hablará D. Gregorio Romero Sánchez, Geolologo por la Universidad de Granada, doctor en Ciencias por la Unviersidad de Murcia, Paleontologo del Servicio de Patrimonio de la Dirección General de Cultura de la Región de Murcia.

En segundo lugar hablará D. Juan Carlos Segura, Licenciado en Ciencias Químicas, Jefe del departamento de I+D de la empresa de alimentación ALIA de Lorca y Portavoz de la Asamblea de Vecinos afectados por los terremotos de Lorca.

Participará igualmente alguna otra representación de la ciudad de Lorca con vinculos en el MCRC.

No os perdais este programa, que ha sido preparado con esfuerzo e interés para prestar nuestro apoyo y nuestra ejergía a los ciudadanos de esta noble ciudad.

Luis Sanchez de Rojas

Cuando estás rodeado por enemigos, y este es el caso de Israel, que pretenden echarte al mar, en el mismo instante en que les sea posible, no se puede seguir la consigna “sosiego ante Polifemo”
Irán lleva atacando a Israel desde hace lustros, si bien no con su Ejercito, pero si a través de Hizbullah, o como se diga.

Pedro M. González

Eso es exactamente lo que con ironía pretendía decir amigos Luis y Martín Miguel. Gracias y un abrazo a ambos

Sergio Ortega Gamero

Sí, cierto. Israel tiene derecho a defenderse. Como todo el mundo. Pero hay que tener en cuenta que Israel también debe dejar de atacar. ¿Dónde termina el derecho de defensa? ¿Si un niño te tira una piedra tú le pegas un tiro? ¿La construcción de un muro como el de Berlín es “defensa”? Por otra parte volvemos a las armas nucleares. Supongamos que Irán está de verdad construyendo armas nucleares. Atacamos Irán porque suponemos que las va a utilizar ( remarco el suponemos, porque no lo ha hecho a día de hoy). Eso es una guerra preventiva. Pero claro, eso generaliza el derecho a obtener armas nucleares, porque no se ataca a un país si este de verdad tiene armas, como ha ocurrido en el caso de Corea del Norte, lo que empujará a muchos más países a tenerlas. Por otra parte, y siguiendo con esa deducción, habida cuenta de que Israel también las tiene, ¿por qué no se ataca a Israel? Podría usar esas bombas. O a los EE.UU., que por cierto ellos sí que las han usado.

Se quejarán de que el argumento es retorcido, pero muy al contrario. Es perfectamente válido y muestra la falacia de atacar a Irán para prevenir un peligro. No califico al Irán de los Ayatollahs de pácífico, pero desde luego tampoco voy a hacer lo mismo con el Israel del muro y del genocidio. Lo primero que hay que hacer es tener la fuerza moral suficiente para impedir que Irán tenga armas nucleares, y esa se logra obligando a Israel a desmantelar su arsenal, y a cumplir las resoluciones de la ONU.

Hay por cierto un libro muy ilustrativo escrito por Shlomo Sand titulado “la invención del pueblo judío” de lo más ilustrativo que les recomiendo leer.

Antonio M. Ballesta

La guerra parece improbable
http://cultura-resena.cubasi.cu/index.php?option=com_k2&view=item&id=4373:iran-israel-la-guerra-improbable

Pero nunca se sabe. Recuerdo que años aviones de guerra de Israel “atacaron” a un barco de guerra alemán que estaba aguas internacionales pero cerca de Tel-Aviv.

Teniendo en cuenta lo que hizo Alemania con el pueblo judío durante 1940-1945, es comprensible que no se fíen de Alemania.

Pues bien, también murieron muchísimos republicanos españoles en los campos de concentración alemanes. Rajoy debería exigir que Merkel indemnice a España con miles de millones de euros por tal razón.

SyRC
A.

Antonio M. Ballesta

” que hace años ”

” que estaba en aguas “

Carlos Prada

Desconozco muchas de los argumentos a favor de atacar o no atacar a Irán. Los desconozco y creo que los desconocemos la mayor parte de nosotros.

Lo que sí creo, es que es la lucha de poderes fundamentalistas. Uno Irán y e otro Israel, que aunque disfrazado de democracia occidentalizada está tan imbuido de fundamentalismo religioso y de miedo como lo puedan estar muchos paises musulmanes.

Un saludo

Sergio Ortega Gamero

Por lo que yo sé, esto va mucho más allá de todo. En realidad poco da la seguridad de las poblaciones, argumentos humanitarios y demás. Es un juego geoestratégico en la región ( el Gran Juego creo que lo llamaban los ingleses cuando jugaban con la Rusia de los zares). Israel entre otras cosas se juega el seguir siendo la potencia hegemónica en la zona. Es el país que tiene el ejército más poderoso y el único que tiene arsenal nuclear. EE.UU. juega, o podría jugar más bien, a intentar controlar las fuentes de petróleo de India y de China, lo que es probable que estos últimos no se tomen nada a bien. Irán se juega el montar un peculiar imperio que ansía desde sus guerras con el Imperio Otomano, a saber, controlar Siria y de paso el país que está en medio y del que salen los americanos con los pies por delante, Iraq ( cuya zona sur ha sido históricamente de influencia iraní, y de ahí el chiismo).

Por otro lado esa gente que habla de atacar de una manera tan rimbombante en sus despachos o en la ONU no saben lo que es la piedad o la humanidad. Son ellos mismos los que arman países. EE.UU. le vendió armas biológicas a Iraq cuando le convino ( cuando Iraq atacó a Irán casualmente), y ahora parece ser que los alemanes no tienen ningún problema en vender centrifugadoras a los iraníes, y si no lo hacen los alemanes lo harán los chinos. Al final las personas les dan igual. Poderoso caballero es don dinero. Por cierto que si estuviesen de verdad preocupados por arsenales nucleares, yo me preocuparía más por Pakistán, un país que sí que tiene bombas atómicas y cuya comparación con algo “estable” es poco menos que graciosa.

¡Salud!

Carlos Prada

De acuerdo contigo Sergio. Los intereses de muchos países son obvios, lo que desconocemos son la dirección de los movimientos de cada país. No se puede atribuir todo a teorías conspiranoicas después del engaño mundial que supuso la guerra de Iraq y muchos otros a lo largo de la historia.

Coincido sin embargo con Pedro, Martin Niguel y demás en que existe un derecho a defenderse de una amenaza. El problema de la humanidad es definir quien es la amenaza. Puede serlo Irán, se puede atacar preventivamente a Irán y, después qué.

Al no existir un gobierno mundial justo (la ONU no lo ha sido) que actúe por igual ante la barbarie venga del fundamentalismo islámico o del sionista, el problema persistirá por mucho tiempo, bien hasta que se solucione o hasta que uno aniquile al otro. Una vez aniquilado el otro su objetivo cambiará de mira pues cualquiera que salga vencedor es un pueblo enfermo que necesita el odio para justificar su existencia. El enemigo puede ser cualquiera a su alcance.

Por eso, sin una justicia, que por definición debe ser equitativa, mundial y global, este tipo de insanos comportamientos y guerras persistirán. Lo justifiquemos como lo justifiquemos, tenemos derecho a defndernos de los locos y de los que alimentan la locura de igual manera.

Saludos