La Polimonarquía

14

Ha querido la Historia que los españoles no seamos distintos de nuestros vecinos, cosa que no debería ser materia de asombro. Todas las grandes naciones europeas hemos transitado por los dickensianos mejor y peor de los tiempos. Griegos, italianos, franceses, españoles, alemanes, portugueses e ingleses han disfrutado de hegemonías durante las que se realizaron distintos tipos de avances, ya fueran políticos, intelectuales, militares, económicos, etc. La permeabilidad de las naciones permitió la asunción de las mejoras ideadas por la principal potencia de cada momento –o por cualesquiera otras– por parte de las demás.

Pero ocurre también que se perpetran retrocesos. Por ejemplo, un gran poder deviene en una corrupción de iguales proporciones si no se dispone de las instituciones que lo eviten y de las que se habrá de dotar la República Constitucional. Esta corrupción es el humo del fuego en el que ya se consume el decadente Estado de Partidos de la postguerra europea; es el lamentable retroceso en el que malcaen las naciones una y otra vez. Este paso atrás adopta distintas formulaciones en cada tiempo y lugar. Ahí quedaron la Inquisición, la afirmación de poder absoluto mediante el exterminio de facciones discrepantes, las guerras civiles, el imperialismo, los totalitarismos, etc.

España –que en este concurso ya tenía el récord de pronunciamientos militares– ha realizado en el ámbito de los retrocesos una nueva proeza. Ha creado una nueva forma del Estado, la Polimonarquía. Una innovación política por la que ha merecido el aplauso y admiración de los grandes estadistas de la Europa finisecular. Y que se escenificó con sendas entregas del premio Carlomagno al residente en la Zarzuela y a su esbirro, Felipe González.

La Polimonarquía nace de la fusión de un monarca y la oligarquía existente en un único cuerpo de poder. Esta unión se produce cuando la jefatura del Estado, encarnada en un rey, tiene una encomienda (de moderar en el caso de España), pero carece de los medios para llevarla a cabo. Las polimonarquías solucionan este vacío de poder con la incorporación de los partidos políticos, sindicatos y asociaciones empresariales al propio Estado. De este modo, los oligarcas, también conocidos como jefes de partido, se convierten en virreyes de hecho. Y esto es así por dos razones. Porque ocupan un espacio que la Carta Otorgada asigna al rey y porque los gobernados no tienen la capacidad para elegir un virrey.

El Colegio de Virreyes está integrado por los jefes de partido de cada facción del Estado que haya obtenido presencia proporcional en las Elecciones Legislativas, que son las únicas existentes y que tienen carácter plebiscitario al no poder los electores más que ratificar a un oligarca u otro. Las decisiones del Colegio de Virreyes se adoptan por votación ponderada en virtud de la proporción de votos obtenida por cada partido estatal.

Este Colegio se encarga de la alta dirección de los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial. No obstante, el Colegio delega su función ejecutiva en el jefe del partido con mayor porcentaje de votos; delega su función legislativa en funcionarios de cada partido, que se repartirán el número de delegados legislativos en proporción a los votos recibidos (su designación tiene dos variantes, se puede producir antes –mediante la inclusión de aspirantes en listas elaboradas por el jefe de partido– o después de las elecciones, aunque el resultado práctico no varía); y delega su función judicial en un Colegio del Poder Judicial cuyos integrantes son designados por el Colegio de Virreyes.

El carácter oligárquico de la Polimonarquía da lugar a un fenómeno que llamaremos piramidarquía. Se describe como las relaciones de poder que se producen en sentido descendente desde el jefe de cada partido hacia cada uno de los estamentos inmediatamente inferiores dentro de la organización de cada partido estatal o facción del Estado. El sostenimiento de la cúpula de la piramidarquía exige a ésta el reparto de cuotas de Estado entre las bases que la sostienen. Bien es cierto que este fenómeno no es exclusivo de la Polimonarquía y que es frecuente en la organización de los partidos políticos, aún de los que no son estatales. En la Polimonarquía española, todos los partidos son estatales.

La solución adoptada por la Polimonarquía es neomedieval. Si en la Edad Media fueron muchos los reyes que dividieron su corona entre sus hijos como si de un pastel se tratara, hoy la cosa no ha cambiado mucho, salvo por una intrépida innovación. En lugar de a sus hijos, la Polimonarquía da poderes a al Colegio de Virreyes para repartir el Estado sin separarlo, se reparte el pastel, pero todos comen en el mismo plato. No es muy higiénico, pero poco les importa. Cada uno de los que recibe una porción de la tarta estatal recibe la denominación se subvirrey, como se describirá a continuación.

La solución pastel consiste en la creación de los Subestados, a los que se ha dotado de Subpoderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial. Cada Subestado Polimonárquico tiene su propio Colegio de Subvirreyes. Su funcionamiento y el resto de su estructura son idénticos a las instituciones de la Polimonarquía.

Esta es la aberración política que padecemos hoy los españoles. Un régimen heredero de una dictadura y que ha basado su medio de subsistencia en el reparto del Estado entre las distintas facciones que el propio Estado tiene asalariadas para que lo defiendan y sostengan. Este es el horror del que se jactan los conformistas que no tienen pudor en creer, no tan sólo decir, que viven en un edén democrático.

Este estado de cosas hace arduo el camino hacia la democracia. Pero nada puede hacer la Polimonarquía ante la inevitable llegada de la democracia, que vendrá de la mano de la República Constitucional.

0 0 votos
Valoración
Creative Commons License

Este trabajo de Javier Torrox está protegido bajo licencia Atribución Creative Commons-NonCommercial-NoDerivs 4.0 Internacional Los permisos mas allá del ámbito de esta licencia pueden estar disponibles en https://www.diarioerc.com/aviso-legal/
Si desea recibir notificaciones cuando nuevos contenidos sean publicados en el Diario Español de la República Constitucional, siga este enlace y suscríbase para recibir los avisos por correo electrónico.
Si desea realizar un pequeño donativo para contribuir al mantenimiento del Diario Español de la República Constitucional y los gastos de alojamiento, puede hacerlo pulsando el siguiente botón:

Donar

No hay publicaciones para mostrar

Suscripción
Notificar si
14 Comentarios
mas antiguos
nuevos mas valorados
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Sergio Ortega Gamero

Yo haría el paralelismo con la Monarquía Feudal. Se dividió el poder entre los señores al igual que hoy en día se divide el poder entre partidos y, cada vez más con las privatizaciones, estos delegan en señores inferiores de las empresas, al igual que cada señor feudal tenía también sus vasallos.

Muy bueno.

Babak

interesante las noticias que nos trae accrea de la perspectiva individual, referente a los 19 articulos referentes a las valoraciones planteadas por el autor richard por otrolado pienso q los escenarios deverian ser mas expancibles y globales, para la competitividad de los factores antes mencionados , no obstante en algun lugar de la mancha de cuyo nombre no me quiero acordar dijeramos que las alternativas de las empresas dicientes en el anterior texto lograrian modificar sus estrategias otorgando mayor flexivilidad hacia otras fronteras

Tomás García Bayarte

Muy educativo artículo del repúblico Torrox que, una vez más, pone el dedo en la llaga: LA MONARQUÍA PARLAMENTARIA DE PARTIDOS, cuya consecuencia es la aberrante corrupción imperante en la nación española, demostrativa de la total incompatibilidad del invento de la monarquía parlamentaria con la auténtica LIBERTAD POLÍTICA COLECTIVA, o sea, LA VERDADERA DEMOCRACIA DEL PUEBLO, POR EL PUEBLO Y PARA EL PUEBLO.

Una vez más, gracias ciudadano Torrox, por su ilustrativo artículo.

Salud, Libertad y República Constitucional.
Bcn., 29/02/2012(10:03).

Pedro M. González

El paralelismo con la monarquía feudal sería en cualquier caso entre la admistración central colonizada por los partidos y sus virreinatos de las CCAA, Ayuntamientos y demás empresas públicas (incluidas cajas de ahorros) más que de las privatizaciones que nada tiene que ver con el asunto de la colonización de lo público por los partidos, a no ser que se llame privatizar a regalar las empresas a los amiguetes de la cuerda.

Carlos Prada

Muy buen artículo, gracias

Los señores feudales peleando por entrar en las listas, de las múltiples citas plebiscitarias, mordiéndose las orejas, en una época de crisis donde si no ejercieran de políticos lo iban a pasar muy mal en la vida real, da mucho pero que mucho juego…Digno de una película de los Monty Phyton.

Saludos

Antonio M. Ballesta

Todo esto sucede por la ausencia de una sociedad civil y opinión pública libre.
La libertad constituyente se conseguirá si luchamos en todos los ámbitos.

Pedro M. González

Eso es Antonio!

Antonio M. Ballesta

Gracias, Pedro ! Coincidimos en política interior y un poco menos en la política exterior ( asunto de Irán) 😉
Abrazos
A.

Antonio García-Trevijano

¡Lastima que la no funcionalidad del diseño de nuestro diario sea intolerable! No he podido leer los articulos a que se refieren las tres footografias de la portada porque no sabía que había que pinchar en ellas. Pedí un diseño para un periodico, con la pagina dos on line para noticias, y me han dado un bonito bodrio donde las fotos no van acompañadas de sus textos, los nombres de los autores pasan desapercibidos en letra pequeña (como en este magnifico artículo) o se repiten junto a los comentarios, donde las fechas se ponen al lado de los firmas de autor, y los articulos de un mismo autor se juntan en columnas contiguas, para proclamar que solo tenemos unos pocos colaboradores etc.

Nadie hasta ahora ha sabido ejecutar lo que pedia desde que fundé el diariorc. Simplemente un diario como todos los de Internet, solo que mas elegante y mas adecuado a la importancia de los criterios sobre las opiniones. Nadie ha sabido diseñar la pagina dos (on line), sin limite hacia abajo y con diseño adecuado para visualizar la distinta importancia de cada noticia. No puedo asumir durante mas tiempo el ridiculo de poner mi nombre de editor al frente de este No Diario, No Periodico.

Pido ayuda urgente al repúblico que pueda resolver el problema. Si un experto en diarios digitales considera que mi esfuerzo merece la pena de ser continuado, que tome contacto conmigo antes de que cierre nuestro Diario, por incapacidad de todos los que hasta ahora asumieron irresponsablemente la direción del diariorc.

Tanto la edicion de nuestro Diario como la emision de la radio Libertad Constituyentye no tienen otro objetivo que la conquista de la libertad colectiva, sin atender a la satisfaccion a vanidades o ambiciones personales. Lo siento como nadie puede imaginar, pero estoy dispuesto a cerra el diariorc si no recibo ayuda con urgencia.

José Lusi Gómez Lorenzo

No estoy de acuerdo Sr. Trevijano. Si no lo sabía, es por que no domina internet, no es culpa del diseño. Los nombres están exactamente donde tienen que estar, al tamaño correcto y lo que es más importante, existe la función de buscar artículos por autor¡¡ (algo fantástico¡¡)Si lo que quiere es un diario tipo internet, debe olvidar artículos tan largos, extensos y sobretodo instructivos¡

(Creo que este comentario es falso.. no parecen palabras del Sr. Trevijano.)

Sergio Ortega Gamero

Si de verdad es usted el señor Trevijano, yo no es que sea un gran genio, pero si lo necesita, mi correo es [email protected]

Tomás García Bayarte

Atención ante posibles infiltraciones para tratar de desmotivar a nuestro infatgable Don Antonio García-Trevijano Forte, hoy por hoy, la “voz viviente” de la verdad democrática para la consecución de la República Constitucional, que ha de librarnos de la finiquitada Monarquía borbónica.

Salud, Libertad Constituyente y República Constitucional.
Bcn.,01/03/2012(15:18).

Alberto Mira Sanchez

A mi tampoco me gusta, pero no es peor que el diseño de El País o cualquier otro diario, las páginas de Internet son así, desordenadas, pretenciosas en su aspecto, es algo que me molesta mucho.

Jorge Pérez

Voy a asumir que el comentario de mas arriba es de Antonio García-Trevijano aunque no estoy del todo seguro. Sr García-Trevijano, a titulo personal me gustaría decir que el diseño actual de este diario me parece una delicia, y a titulo profesional le aseguro que esta muy bien diseñado Respecto a la usabilidad de la web creo que es muy intuitiva, note como cuando el cursor del ratón cambia del icono de flecha normal al icono de mano con el dedo indice extendido, le esta señalando de que el cursor se encuentra sobre un enlace que puede pulsar para acceder a él. En los tres artículos de portada aparece una imagen grande con enlace al articulo, pero por si alguien no nota el enlace en la imagen también esta enlazado el titulo del articulo, ademas estas imágenes van rotando solas, pero también se ofrece la posibilidad de pulsar en las miniaturas a la izquierda para seleccionarlas Respecto a lo de que las fotos no van acompañadas de sus textos, puede comprobar que una vez que se selecciona un articulo de portada y va a la pagina del articulo aparece la foto junto al texto, es cierto que en portada no se hace así, pero a mi juicio es una decisión correcta, las imágenes son muy llamativas y junto con el titulo del articulo atraen al lector a la pagina del articulo, al fin y al cabo para eso es una portada, el lector debe verla y interesarse por el contenido Sobre los nombres, es costumbre en internet colocar el nombre del autor bajo el titulo del articulo junto con la fecha, es donde los internautas van a ir a buscarlo, ademas se puede pulsar en el nombre para ver otros artículos del autor, lo que personalmente me gusta mucho Lo de que las fechas y las firmas vallan juntas es la norma en internet, así sabes quien y cuando ha escrito lo que vas a leer, ya sea un articulo o un comentario Sobre lo de que los artículos de un mismo autor se juntan en columnas contiguas, supongo que se refiere a la sección noticias relacionadas que puede verse en la columna de la derecha, en el caso de este articulo ahora mismo no me aparece ningún articulo del autor ahi, asi que supongo que aparecen escogidos por tema, no por autor, aunque si un autor ha escrito varios… Leer más »