El Régimen es Ilegítimo

31

Quien es partidario de las estatuas debe serlo también de Los escombros.   G.  Benn

 

Un gobierno o un sistema o un régimen  pueden ser ilegítimo, que yo sepa, de dos maneras:

                Una es la fuerza;  la otra, conseguir la hegemonía en las ideas y en la cultura a través de medios ilegítimos. La partidocracia pertenece a este último tipo de gobierno ilegítimo. Los artificios que utiliza son todos aquéllos que provienen de los  medios generadores de enajenación de las conciencias. La prensa, en todas sus variantes,  y la escuela, en todos los niveles, sostienen la estructura falaz de la monarquía de partidos, exenta de cualquier crítica que sea racional y  se sostenga en la verdad de la experiencia  colectiva.

                A falta de una demostración absoluta, que sólo sería posible  desde el propio suicidio de unos medios enriquecidos con nuestra ignorancia y estupidez, es necesario recurrir a señales, indicios y pruebas que, aunque puedan en algún caso ser discutidos  particularmente, el conjunto de ellas, para una mente avisada y alejada ya de la ingenuidad que propicia el régimen, es suficiente para poder emitir el diagnóstico de que el régimen que nos gobierna es ilegítimo y, por lo tanto, está pidiendo como todas las cosas ilegítimas y perniciosas para la sociedad su revolución.

                Las poderosas industrias  culturales  en las que se conjugan prensa, radio, televisión y editoriales son una patada de buey en la libertad de pensamiento del ciudadano; obligada su mente a transitar por un páramo fantasmal  de pensamientos codificados en el hemipléjico hemiciclo. La crítica partidista sólo fortalece al sistema de partido, pero, ¿por qué es falaz el sistema?, ¿por qué no está legitimado por la voluntad general?

                Porque a pesar de todos los intentos de adoctrinar y enajenar las conciencias, a pesar del diario trabajo de la casta periodística, los políticos constituyen  el grupo social peor valorado por la ciudadanía, porque muy pocos de sus líderes alcanzan la nota de aprobado y porque es voz mayoritaria en las calles de España que no tienen vergüenza.

                 Porque si por un momento nos olvidáramos del nombre de este país y de sus caras y de cómo se llaman esos que las llevan y aparecen en los medios, y viéramos lo que ocurre con Dívar, con Urdangarín, con los ERE, con los interminables bancos, con el Rey, con las televisiones, con las financiaciones  ilegales  de los partidos…, nuestras inteligencias, por muy  estupidizadas que estuvieran, no tendrían más remedio que exclamar: ¡qué podrido está ese país, tenga el nombre que tenga¡

                Porque toda esa corrupción se refiere a las instituciones del Estado. No es  la sociedad o una parte de ella la que aparece en las portadas de los periódicos o en cualquier noticiario, es el propio Estado el que se muestra en toda su bestial inmundicia y, probablemente, sólo una parte, la que  ha  sido desvelada por el insoportable hedor que emitía.

                La necesidad del régimen de mantenernos en ese estado de estupefacción, se hace evidente en cómo no renuncia a su deber  de mantener la propaganda, sin miedo al ridículo o a la contradicción, comprometido como está con bendecir la idiotez.

             Podemos encontrarnos con la situación, contraria a cualquier sentido  económico, de cómo en un  programa de  TVE, 24 horas, varios  periodistas y entre ellos  un profesor y periodista (Justino Sinova) tiene el cinismo  de sentenciar sobre la huelga de la enseñanza, pontificando, acostumbrado a su púlpito de arcipreste del buen MUNDO,  que no les pasa  nada a los profesores por  trabajar unas horas más con más alumnos y por menos dinero, y que aún menos le pasa a la calidad de la enseñanza.

 ¿Y nadie le contesta que, por supuesto, que tampoco le pasa nada a la televisión pública ni a ese informativo por desprenderse de cuatro periodistas como él, que con el locutor ya tenemos bastante para ir con el coco comido al día siguiente al  trabajo?

 

Fotografía: DAVID WETHEY (EFE)

Zoilo Caballero Narváez

Creative Commons License

Este trabajo de Zoilo Caballero Narvaez está protegido bajo licencia Atribución Creative Commons-NonCommercial-NoDerivs 4.0 Internacional Los permisos mas allá del ámbito de esta licencia pueden estar disponibles en https://www.diarioerc.com/aviso-legal/

31
Dejar una respuesta

Por favor Conecta para comentar
23 Hilos de comentarios
8 Respuestas a hilos
0 Seguidores
 
Comentario con mas reacciones
Hilo mas comentado
16 Autores de comentarios
abelardo fernandezChemaTomás García BayarteProblemas de legitimación en el estado de partidos (I) : Diario República ConstitucionalLemmon Autores recientes de comentarios
  Suscripción  
nuevos mas antiguos mas valorados
Notificar si
Pedro M. González

Genial Zoilo!

Carlos Prada

Muy bueno:

La pregunta que yo me planteo siempre con textos como este es siempre la misma y siempre me duele hacérmela.

¿Son nuestros políticos reflejo de nuestra sociedad?

Si la sociedad (como grupo con ideas comunes) cambiara su conciencia y diera el salto cualitativo que debería dar teniendo en cuenta lo que está sucediendo, ¿estarían estos políticos donde están? Creo que no.

Una sociedad secuestrada sí, pero con síndrome de Estocolmo también.

Un saludo

Vicente Carreño

Un artículo precioso Zoilo. Gracias por tu lucidez, que frente a la estupidez de los medios, ilumina el este desierto de prensa, radio y TV.

Tomás García Bayarte
Tomás García Bayarte

Si tuvieran dignidad, los que hoy forman parte de la tramoya monárquica borbonil que nos “aqueja”, deberían dimitir en bloque, sin excepción alguna.

España, entera, la han situado a la altura del “betún”.

La ciudadanía ha de “despertar”, ante la vergüenza colectiva a que nos tienen sometidos, toda la “claque de palmeros” que sustentan la GRAN MENTIRA DEL RÉGIMEN MONÁRQUICO DE PARTIDOS JUANCARLISTA.

S. y R.C.
Bcn., 31/05/2012(12:03).

Antonio M. Ballesta
Antonio M. Ballesta

Vivimos, Zoilo, en una inmensa morgue..,
Hagamos una visita por España,
aquí un corrupto
trincando todo lo que puede en las últimas horas,
allí una madre y sus niños destrozados.

España es una inmensa morgue…

SyRC
A.

jaime
jaime

Vivimos en un país, donde, para pocer abrir una emisora de radio o de televisión independiente, necesitas el visto bueno y el préstamo de la licencia administrativa para tal menester, del poder políticos gobernante en ese territorio. Con eso está dicho todo. La libertad de expresión en España está secuestrada por los políticos.
De todos modos, de vez en cuando, las “sepientes” se suelen suicidar. Hace poco pude leer en el diario gratuíto Qué, un reportaje sobre los tertulianos, y sus “emolumentos” en las distintas teles y radios que componen el panorama audiovisual español. Me produjo auténtica vergüenza ajena ver, como los mismos “opinadores” copaban todas y cada una de las tertulias a lo largo y ancho de la parrilla. En el reportaje también se daban cifras de los “sueldos” a cobrar. Aparecieron los cheques regalos del Corte Inglés de Intereconomía. Y todo por no aportar nada, por desinformar, por marear la perdiz, mentir al personal y convertir el debate político en España, en una tertulia de modistillas. Increible.
Saludos.

Tomás García Bayarte
Tomás García Bayarte

Hasta cuando hemos de aguantar tanta vergüenza ajena?.
A qué esperamos los ciudadanos contribuyentes a denunciar a tanto “vividor” político, sindical y bancario (ver las jubilaciones de oro que se auto-otorgan los de las cajas de ahorro),y, demás “elementos” desenchufados de la ubre de los presupuestos del Estado y de las CC.AA.

Somos el “hazmereír” de la ciudadanía europea…

Por dignidad ciudadana: ¿Hasta cuándo?.

Salud y República Constitucional ¡¡YA!!
Bcn., 31/05/2012(20:39).

Luis Lopez Silva

Un artículo acertado, representa la inmundicia de unos partidos políticos que se han adueñado del Estado para sacrificarlo en el altar de la corrupción y el caciquismo capitalista.
Necesitamos urgente la RC

Pedro M. González

El caciquismo imperante de capitalista no tiene nada de nada, es oligárquico que es algo muy distinto.

Charlie
Charlie

Excelente comentario.

Mariquilla
Mariquilla

Su artículo me ha gustado bastante, me ha traido a la memoria alguna reflexión que quisiera compartir con los lectores. Felicidades. No solo los medios de comunicación y la libertad de expresión andan en tela de juicio. Como siempre, los sistemas educativos nacionales y autonómicos se estarían adaptando a las nuevas necesidades del capital. Así lo expresa el dibujo de TONUCCI, “La máquina de la Escuela” está fechado en 1.970 (TONUCCI, Francesco, 1.983: Con ojos de niño, Barcelona, Barcanova). (Lástima que no pueda colgar la imagen) Esta magnífica viñeta, refleja una idea principal: llegan los niños a la Escuela con sus peculiaridades e identidades diferenciadas, mientras algunos son vomitados como desechos hacia futuros vitales problemáticos o situaciones socioeconómicas no privilegiadas, otros salen uniformes y disciplinados hacia una carrera profesional digna, hacia puestos de poder y a situaciones de bienestar. Esta metáfora del papel de la Educación en la sociedad capitalista arranca de la teoría de la reproducción elaborada por la Sociología Crítica y Marxista de la Educación en los años 70 . (Pioneros en la teoría de la reproducción: BOURDIEU, Pierre; y PASSERON, Jean-Claude, (1.970). La reproducción. Elementos para una teoría del sistema de enseñanza, México: Fontamara. BOURDIEU, Pierre; y PASSERON, Jean-Claude, (1.964). Los herederos, los estudiantes y la cultura, Madrid, 2.003: Siglo XXI y también BOWLES, Samuel; y GINTIS, Herbert, (1.976): La instrucción escolar en la América capitalista, Madrid, 1985, Siglo XXI (1ª ed. inglesa).) Los sistemas educativos en las sociedades capitalistas modernas, en resumen presentan este esquema: a) función económica, b) función ideológica, c) función de reproducción social y d) función de socialización, ya mencionadas en alguno de los anuarios de Con-Ciencia Social , donde se revisa la voluntad actual de las principales instancias económicas (OCDE, Banco Mundial, OMC, e incluso la propia UE) de que ha llegado la hora de mercantilizar y sacar beneficios económicos sustanciosos de las funciones educativas que ejercen los Estados. Se estaría, pues, emprendiendo un proceso progresivo de desregulación y mercantilización de la enseñanza… Parece ser que todo apunta a que esa “desregulación” supone un crecimiento de las desigualdades que la desigualdad escolar reproduce y amplifica, conduciendo a las desigualdades sociales, en vez de ejercer un papel de requilibrador. Eso sí, se vende el discurso de la igualdad de oportunidades que permite que las clases más débiles económicamente asuman que esa situación de desigualdad se debe al mérito o a las menores capacidades… Leer más »

Cervantes
Cervantes

Señores la libertad colectiva, hay que conquistarla. Los que la tienen secuestrada, solo nos dan migajas.¡Que pena de España!. En mis tiempos, habia hombres de verdad.

Ricardo DG
Ricardo DG

¿Don Antonio García-Trevijano por qué no asiste a programas de televisión de debate para mostrar a gente que no conoce el movimiento o no quiere conocerlo, que hay opciones a esta falsa democracia? dejaría a muchos contertulios sin argumentos y la gente vería la verdad.

Charlie
Charlie

Por la sencilla razón de que es enemigo del régimen.
Menos mal que existe el programa de radio y este di-
ario.

Ricardo DG
Ricardo DG

Pues por eso mismo, hace ya unos cuantos años vi que participó en algún debate en TVE. Pienso que es el momento de volver y demostrar la libertad constituyente para precisamente concienciar a la gente que no conoce sus medios.

Bernardo Rodriguez Picaro

Hay que buscar estrategias para obligar al régimen a no ignorar ciertas cosas. Ésa es la clave que debería resolverse urgentemente para no padecer otros 35 años triunfales de partidocracia, inevitables tal como está el patio. ¿Cómo? Desde luego nunca esperando que la abstención catalice esa ruptura, como se pretende por aquí.

Luis "er Maki"
Luis "er Maki"

Puessss… resulta que el “motor de agua” inventado en nuestro MCRC funciona con el carburador de la abstención, ya veran cuando al motor de la partidocracia el flujo de combustible sea escaso y de alimentación irregular sufrirá calentamiento, fatiga y finalmente gripará por colapso. El carburador MCRC no usará la técnica abstención pasiva, lo hará bajo tecnologia activa. Que mas quisiera el Régimen, tenernos participando de su “Modelo” justificando el mismo y terminar como una fuerza mas DIVIDIENDO EL VOTO en una maraña de siglas para perpetuar esta Monarquia de Partidos.

LLegará… sólo tenemos que insistir: Por la LIBERTAD CONSTITUYENTE hasta la PRIMERA REPÚBLICA CONSTITUCIONAL.

Ayer en mi visita a Brasilia y junto la sede del parlamento está la llamada Plaza de los tres Poderes me dió la sensación que en nuestra España todas las calles, plazas y avenidas son

Luis "er Maki"
Luis "er Maki"

Este escrito anula el anterior, que por error fue enviado sin las debidas correcciones.

Puessss… resulta que el “motor de agua” inventado en nuestro MCRC funciona con el carburador de la abstención, ya verán cuando al motor de la partidocracia el flujo de combustible sea escaso y de alimentación irregular sufrirá calentamiento, fatiga y finalmente gripará por colapso. El carburador MCRC no usará la técnica abstención pasiva, lo hará bajo tecnología activa. Qué más quisiera el Régimen, tenernos participando de su “Modelo” justificando al mismo y terminar como una fuerza mas DIVIDIENDO EL VOTO en una maraña de siglas para perpetuar esta Monarquía de Partidos.

Ayer en mi visita a Brasilia y junto la sede del parlamento está la llamada Plaza de los tres Poderes, me dio la sensación que en nuestra España, todas las calles, plazas y avenidas son monopolio de los Poderes del Estado en continua sumisión y connivencia.

Lo impediremos… sólo tenemos que insistir: Por la LIBERTAD CONSTITUYENTE hasta la PRIMERA REPÚBLICA CONSTITUCIONAL.

Saludos desde Turvania- Go… aquí son las 23’07

Carlos Prada

Supongo que los más veteranos estaréis cansados de justificar vuestro abstencionismo activo. Si a veces me siento yo cansado puedo imaginarme el vuestro.

Siento que es muy complicado que mucha gente interiorice algo que o se tiene o no se tiene y que se llama “coherencia” y honestidad con uno mismo.

Algo que pueden ver desde fuera como normal, por ejemplo con Gandhi y su resistencia civil, no lo pueden ver dentro de su casa. El no votar, es uno de las formas de resistencia activa civil que tenemos, sin más. Punto y final.

Un saludo

Bernardo Rodriguez Picaro

Luis “er Maki”, la abstención es para gripar el motor de gasolina, no tiene nada que ver con el de agua, que todavía no está implantado ni lo estará mientras el 90% de los usuarios desconozca su existencia. ¿Por qué iban a desear estropear el que tienen si no conocen otro? Esa mayoría de usuarios se creen de verdad que esto es una democracia. Sobre la abstención activa supongo que te referirás a la de los conocidos y pocos más que te la habrán explicado, porque no consta en ningún sitio que haya abstención activa, pasiva, reflexiva o transitiva. La abstención es amorfa, adimensional.

CarlosPr, la coherencia y honestidad no tienen nada que ver con la efectividad en la difusion de ideas. La partidocracia no sólo controla las papeletas de las urnas sino también los mass media. Tan contaminado está el proceso electoral como los centros de creación de opinión pública. ¿Por qué es incoherente competir en sus sucias urnas pero no tanto en el espectro mediático abriendo una emisora de radio para difundir ideas? ¿Por qué no crear un movimiento que sirva como referencia y manifestación pública, e inequívoca, de voluntades? ¿Por miedo a los límites? Eso parece. Pero tarde o temprano habrá que hacerlo, es imprescindible. Demorarlo ¿a quién favorece realmente? Cuidado con los narcisismos disfrazados de resistencia. Saludos.

Carlos Prada

Lemmon:

“Activa” se refiere al hecho de que uno se abstiene conscientemente. Es decir, a diferencia del que se abstiene porque no le interesa en absoluto participar de la vida pública, el abstencionista activo es cosnciente de por qué no vota y las consecuencias de su abstención, o al menos las consecuencias que desearía con la misma. No es tan difícil de entender la diferencia. El resultado es el mismo, pero no la razón por la que se hace.

Está comparando dos cosas totalmente distintas equiparando participar en una emisora de radio y en el sistema electoral. Una es la expresión de las ideas y otra la participación en un sistema fraudulento. La diferencia es clara y es, permítame la expresión, muy tendencioso su silogismo que acaba en sofisma.

No es coherente ser un pacifista y participar en las acciones de una empresa militar. A eso me refiero con la coherencia. Las cosas no se cambian desde dentro sino que desde fuera se obligan a que cambien, porque si estás dentro no tienes autoridad moral para cambiarlas. No sé que tiene eso de narcisismo.

Si usted considera el sistema actual una democracia, es usted coherente cuando vota, si no lo considera es calramente incoherente. Si no puede entenderlo es que aún cree en el sistema.

Un saludo

Bernardo Rodriguez Picaro

Claro que el mensaje resultado de la abstención activa es identico al de la pasiva: desmotivación. Las razones quedan en el limbo. Sin lenguaje no hay pensamiento y sin manifestación pública tampoco puede haber acción política. La abstención es un síntoma de desmotivación, nada más. Esa apatía puede ser reconducida fácilmente por quienes controlan los resortes de la opinión pública hacia otras vías bajo control. Como de lo que se trata es de apuntar a la dirección correcta, eso sólo será posible haciendo bien visible la señalización de una ruta. Entrar en el laberinto y matar el Minotauro supone ensuciarse, sin duda.

Carlos Prada

Me doy por vencido. Si usted tiene cargo de conciencia por no votar, siga ensuciándose en su laberinto, pero no nos llame cobardes a los demás.

Creo que debería leer la autobiografía de Gandhi o incluso ver la película para entender qué significa la fuerza de la desobediencia civil y que usted mal llama pasividad, desmotivación, etc.

Por mi parte, le doy cortesmente por imposible.

Un saludo

Bernardo Rodriguez Picaro

En el laberinto están muchos millones de españoles, la gran mayoría. Es fácil salirse de él y regodearse en la suerte de no ser otro rehén del Minotauro. Gandhi movió millones de personas en la calle, que con su presencia PÚBLICA manifestaron inequívocamente la voluntad popular que cambió los acontecimientos. La lucha no violenta no consiste precisamente en la abstención, sino en todo lo contrario.

También lo voy a dejar. Cuando dentro de unos años nos cuelen listas abiertas junto a cuatro retoques en la C78 y la gente esté pletórica por la “nueva democracia” de Felipe VI, entonces seguiremos comentando sobre el laberinto y sus suciedades. Saludos.

trackback

[…] [2] Ver el magnífico artículo de Zoilo Caballero en este mismo diario, http://diarioerc.com/?p=10996 […]

Tomás García Bayarte
Tomás García Bayarte

Para Lemmon:

Sus reflexiones sobre el tema de combatir el presente sistema que “aqueja” a España, las considero muy bien fundamentadas, por lo cual, en mi calidad de republicano con ochenta y tres tacos cumplidos en mi mochila, le ruego siga perseverando en sus razonamientos, toda vez que, nadie tiene la exclusiva de la “verdad” política.

De la honesta y leal discusión, nace el positivo común denominador para la consecución de la REVOLUCIÓN POLÍTICA que España necesita, con la participación de todos los ciudadanos conscientes de la responsabilidad que, individualmente, nos concierne, sin estar usando del “braguero mental” de la oligarquía partidocrática.

Un cordial saludo.

Salu2 y R.C.
Bcn.,11/06/2012(11:26).

abelardo fernandez
abelardo fernandez

Estoy de acuerdo con Zoilo en que mediante una educación equivocada desde el punto de vista de los que conservamos determinados principios, y con la prensa, la radio, el cine, la tv, etc, han creado una sociedad mejor preparada técnicamente pero, por una parte fácil de engañar en política(recuerden los éxitos electorales de Gil que en la actualidad se siguen dando con otros nombres)y por otra parte en la que los egoistas, vividores, especuladores, corruptos y delincuentes, son muchos, lo que dificulta cada día más sustituir un Poder Político inadecuado por otro que recupere para todas/os la Equidad, la Justicia, la Democracia, etc. La ambición sin límite de los más ricos que está provocando el empobrecimiento (lento pero continuado) de la clase media y de la clase baja, no encuentra oposición en una población de engañados, pasotas o de aspirantes a entrar en el círculo de la clase alta. Las personas decentes son las que tienen que actuar para cambiar la situación política y económica, actuales; y no importa que sean pocas, pues los cambios se han conseguido siempre por el impulso de una minoría. El problema está en que esas personas decentes, entre las que me incluyo, no encontramos el camino adecuado. Es por eso necesario que intercambiemos nuestras ideas. Tal vez así consigamos encontrar el camino.