La base republicana de la cultura (I)

3
Diario Español de la República Constitucional

ALFONSO SASTRE.

La cuestión de la “unidad de acción de la izquierda” se diría en castellano castizo -galdosiano- que “huele a puchero de enfermo”, tan crónico es el problema y tantos los fracasos que han bombardeado tan apasionante proyecto en muchísimos momentos de la Historia, desde las primeras batallas del siglo XIX entre socialistas y anarquistas o científicos y utópicos; y en el siglo XX, las tragedias que enfrentaron a estalinistas y trotskistas o revisionistas y maoístas, etc.

Mi punto de vista en los comienzos de la “democracia española” fue que en el terreno de la imaginación -de la cultura, del arte y concretamente del teatro- podía y debía promoverse este encuentro de vocación unitaria, y ello frente y contra las tesis místicas que afectaron en algún tiempo a la teoría del teatro, de que este era un lugar de comunión de ideas y que los espectadores eran una especie de comulgantes.

Al contrario, el escenario de la cultura se parece más a un ring de boxeo -en el que los guantazos no matan- que a un templo religioso en el que el incienso adormece el criterio y la voluntad. ¿Y cómo habría que plantear hoy estas cuestiones? Esto es lo que habría que tratar ahora. (Alfonso Sastre, 22 febrero 2007).

La mirada hacia atrás es, en fin, la base sobre la que asentar los nuevos pasos históricos, en la línea inter-nacional de lo que algunos consideramos la entrada en un período “neo-histórico” -o, si se quiere, neo-moderno- que estaría ocupando los lugares vacíos o llenos de horror y de fracaso humano y social en los que ha demostrado su falacia la idea reaccionaria del final de la historia, es decir, el área de la llamada “posmodernidad”, que yo saludé arriesgadamente, o sea, aventuradamente, hace años, como “una futura antigualla”. (Y ya lo está siendo, lo que quiere decir que alguna vez acierta uno en sus análisis y ponósticos).

Creative Commons License

Este trabajo de Redacción está protegido bajo licencia Atribución Creative Commons-NonCommercial-NoDerivs 4.0 Internacional Los permisos mas allá del ámbito de esta licencia pueden estar disponibles en https://www.diarioerc.com/aviso-legal/
Si desea recibir notificaciones cuando nuevos contenidos sean publicados en el Diario Español de la República Constitucional, siga este enlace y suscríbase para recibir los avisos por correo electrónico.
Si desea realizar un pequeño donativo para contribuir al mantenimiento del Diario Español de la República Constitucional y los gastos de alojamiento, puede hacerlo pulsando el siguiente botón:

Donar

No hay publicaciones para mostrar

0 0 votos
Valoración
Suscripción
Notificar si
3 Comentarios
mas antiguos
nuevos mas valorados
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Pedro M. González

Tan engolamiento de la autocita solo es comprensible conociendo la reducida visión del autor de su ideologismo y ultranacionalismo con apoyo a las armas

David

No entiendo nada de lo que dice este artículo. De qué está hablando exactamente? El exceso de palabrería, pedantería, snobismo y contenido vacío es una constante en los “artistas”. Y lo digo tras haber estudiado bellas artes y frecuentado esos mundos donde la nada se llena con palabras altisonantes con el único fin de oírse a sí mismo. Qué coñazo por favor.

Nicolás

Es un etarra.¿ Que esperabais? Más Estado y si es opresor y liberticida , mucho mejor.
Que se vayan al cuerno los artistas sabelotodo.