La justicia en España

1

MAX TURIEL.

La justicia en España no es La Biblia de Borrow. Llevó 25 años en la abogacía y todavía no he leído una sentencia buena. ¡Qué exageración!. Yo no exagero nunca, ni siquiera cuando digo que no exagero o que exagero. No soy un letrado de zapato inglés (hand made) sino de abarca. De la calle y la comisaría, del humilde y del Turno de Oficio, al Tribunal Constitucional. Y lo de “constitucional”, como el valor no demostrado en el ejército, se le supone.

A veces, la mayoría, subo esa escalera apolillada (del suelo policial al vuelo del “Alto Tribunal”) por un puñadillo de euros. En el último trimestre, 900. Da igual y además agradecido puesto que es el único lugar donde se escalan todos los peldaños y además te pagan. Aunque, es cierto: ¡La lucha por una justicia democrática no se remunera y la independencia se obtiene en la indigencia puesto que sólo un abogado que no tiene nada que perder es un abogado libre!.

El Turno de Oficio es el medio perfecto para dar por el bottom: empiezas en un cuartelillo o directamente en un presunto antro presuntamente fascio-estalinista como es la Audiencia Nacional y ya nadie te puede parar, excepto el cliente. El TOF romántico y poético, bien entendido, es un arma cargada de futuro democrático. He visto tanta aberración jurídica, que ya la aberración es la norma y su contrario la excepción. ¡Ay la España de justicia democrática!. En la justicia, todas la españas (las dos machadianas o las que ahora sean) te hielan el corazón.

Puedo incluso pensar que la culpa de todos los males de Iberia -sociales. económicos, políticos etc…-  los tiene la (in)justicia forera y su trinidad: jueces, fiscales y abogados. Y encima van de progres y de defensores de la libertad, de la amnistía y del estatuto de autonomía. ¿Jueces para la democracia?  ¿Eing? ¿Unión progresista de fiscales? ¡oink!. ¿Abogados libres? ¡glups!. La justicia española está condenada por todos los tribunales de derechos humanos del planeta y el TC no alcanza ni el mínimo común denominador de la Declaración Universal de Derechos Humanos de la ONU. ¿Sorprendidos?. Documéntense.

Habiendo atravesado todas las etapas de la España (proto) democrática con mayoría de edad, en perfecta posesión de mis facultades mentales y reciclado de Letrado a humorista jurídico, vuelvo a la ideal España que pudo ser en 1976 y grito (de demagogia nada):

¡Vivan la libertades y la justicia verdadera! ¡Viva la nueva transición democrática! !Que vivan los cineclubs y las facultades empapeladas de reivindicaciones! ¡Vivan los colegios mayores conspirativos y la clase obrera que va al paraíso miltoniano! ¡Que vivan la risa y el optimismo y los toros y el fútbol y las mujeres y la charanga y la pandereta! y sobre todo ¡Viva la sede provisional de la Audiencia Nacional en la calle Prim cerca de Oliver y El Fulanita de Tal…!

Primer Otrosí digo: todo lo escrito es serio y es broma o al revés o ambas cosas o una pena absoluta: La properciana España de los días amargos.

Segundo Otrosí expreso: según las malas lenguas de innumerables filos, las de las noches oscuras y las madrugadas nebulosas y también las de empresarios españoles en Gabón, dos reyes cazaban desde helicóptero en los parques nacionales del país africano con gran escándalo de los tutores de las reservas. The United States of America.

Tercer Otrosí manifiesto: ¿ huelga de jueces y fiscales?. Dediquen su tiempo a no ser poderosos con los débiles y débiles con los poderosos y dejen de meter a inocentes en la cárcel.

0 0 voto
Valoración
Creative Commons License

Este trabajo de Max Turiel está protegido bajo licencia Atribución Creative Commons-NonCommercial-NoDerivs 4.0 Internacional Los permisos mas allá del ámbito de esta licencia pueden estar disponibles en https://www.diarioerc.com/aviso-legal/
Suscripción
Notificar si
1 Comentario
mas antiguos
nuevos mas valorados
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Carlos Valle

¿Que empresario no corrupto, querrá arriesgar su tiempo y su dinero en un País que no tiene seguridad Jurídica?

http://diariodelostrabajadores.over-blog.es/article-30163786.html