Crisis del sistema, crisis de civilización

1

JUAN PEDRO QUIÑONERO.

Los europeos confían poco en sus instituciones.

Los españoles no creen nada.

Apenas un 2 % de españoles dice “confiar” en los partidos políticos.

Gobierno y sindicatos tienen la misma cota de “confianza”: un 2,8 %.

Se confía menos en los medios de comunicación e incomunicación (4,7 %) que en las empresas (5 %).

Universidades (6 %) y Ejército (4,9 %) tienen mejor cota que las instituciones religiosas (3,4 %).

¿Es posible caer más bajo en el desencanto, la desconfianza y el deshilachamiento cívico y moral?

La imputación de la Infanta Cristina ha confirmado la opinión de quienes hablan de una grave crisis del “sistema” (crisis constitucional larvada, etcétera), que tiene muchos otros flecos (“desafío” catalán, etcétera). No les falta razón, claro está.

Temo, sin embargo, que nuestras crisis sean mucho más graves.

13d05 LV Desconfianza en los políticos y el sistema Uti 465

13d05 ABC Desconfianza en los políticos Uti 465

Síntesis gráfica de ABC y La Vanguardia, 5 abril 2013, del estudio Values and worldwide de la Fundación del BBVA.

 

Vía Una temporada en el infierno.

0 0 voto
Article Rating
Creative Commons License

This work de Redacción está protegido bajo licencia Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 4.0 International Los permisos mas allá del ámbito de esta licencia pueden estar disponibles en https://www.diarioerc.com/aviso-legal/
Suscripción
Notificar si
1 Comment
mas antiguos
nuevos mas valorados
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Antonio García Fuentes

Intuyo que el problema nace de que el individuo (en España más) pretende que el gobierno y los políticos le solucionen todos sus problemas y se desentiende de todo ello, clamando al cielo y al infierno, cuando le toca a sus intereses; este tipo de egoísmo se paga con lo que lo estamos pagando todos… “bandas de bandidos se apoderan del poder… de todo el poder” y hacen con él lo que les da la gana; llegando incluso a la impunidad que estamos padeciendo. Si el individuo que está fuera de la política que gobierna, no se organiza con entidades verdaderamente de OPOSICIÓN AL GOBIERNO y le presentan frente, fuerte y civilizado; esto irá de mal en peor y llegado el momento, ocurrirá lo de siempre… “levantamientos que serán aplastados para luego seguir lo mismo”… la historia nos lo dice. http://www.jaen-ciudad.es (aquí más)