PP y PSOE a favor de la Infanta – Gallardón y Urdangarin – Tramitación petición de Cataluña

1
Radio Libertad Constituyente - Diario Español de la República Consitucional

Después de la defensa que hizo Rajoy, en su entrevista de Antena 3, de la Infanta Cristina, expresando que le iría bien y que está convencido de su inocencia, el PSOE, parece que está en la misma línea. Eduardo Madina, secretario general del Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso ha declarado “Lo que sí tengo clara es mi posición: Yo quiero que se haga Justicia y quiero vivir en un país donde la Justicia sea de verdad y para siempre igual para todos los ciudadanos, sea Infanta, político o empresario”. D. Antonio analiza esta noticia y aclara lo que es presunción de inocencia, e incide en las declaraciones de Rajoy cuando afirma que “Me gustaría que todos fuéramos iguales ante la ley”. Y es que como Presidente de Gobierno no tiene que afirmar que le gustaría, su obligación es que se cumpla el precepto de que todos tenemos que ser iguales ante la ley ¿Cómo puede ser tan sinvergüenza un Presidente del Gobierno para decir eso?.

El sr. Diego Torres ha cursado una petición al juez del caso Noos, para que cite a declarar al sr. Gallardón a raíz de su intervención en el libro escrito por Urdangarin y Torres titulado El patrocinio visto por sus protagonistas. El sr. Gallardón escribió el prólogo y presidió la presentación del libro, que se hizo en los locales de ESADE-MADRID, en el año 2006. En cualquier país de nuestro entorno este hecho sería suficiente para que dimitiera en el acto.

Titula El País, “el PP tramita con discreción y sin prisa la iniciativa soberanista”. Parece que Rajoy no se comporta igual cuando está en el Gobierno que cuando está en la oposición, porque en 2005, cuando comenzaron los trámites del “plan Ibarretxe” y el estatuto catalán, el PP dio una dura batalla frente a todos por entender que no podía aceptarse el trámite de una iniciativa inconstitucional. En realidad, el sr. Rajoy es un pusilánime, parsimonioso y cobarde, y lo que tendría que hacer es tramitar lo más rápidamente posible la petición para así cortar cuanto antes y de raíz las intenciones separatistas catalanas.

Ha conducido el programa Baldomero Castilla, con el criterio y análisis de D. Antonio García-Trevijano y la colaboración técnica de Pedro Gómez y Manu Ramos.

 ESCUCHAR EL AUDIO (PODCAST) 

Si tiene problemas con el reproductor o no se reproduce el sonido, por favor, compruebe el bloqueador de anuncios de su navegador y desactívelo

Creative Commons License

Este trabajo de Redacción está protegido bajo licencia Atribución Creative Commons-NonCommercial-NoDerivs 4.0 Internacional Los permisos mas allá del ámbito de esta licencia pueden estar disponibles en https://www.diarioerc.com/aviso-legal/
Si desea recibir notificaciones cuando nuevos contenidos sean publicados en el Diario Español de la República Constitucional, siga este enlace y suscríbase para recibir los avisos por correo electrónico.

No hay publicaciones para mostrar

0 0 votos
Valoración
Suscripción
Notificar si
1 Comentario
mas antiguos
nuevos mas valorados
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Ricardo García Nieto

MARIANO RAJOY, EL TIRANO OBEDIENTE Psicopatocracia: gobierno de los psicópatas. ¿Los nuestros o los de más arriba? Pasados los cincuenta años -y Mariano Rajoy tiene más edad- uno supone que ha dejado atrás las necedades. Vamos, que los disparates no te surgen de tu propia naturaleza, sino que te son impuestos por terceros. ¿Quiénes deciden las majaderías de Mariano Rajoy? ¿Lo hace él solito o en compañía de otros? ¿Quiénes? ¿Los usureros amos de la Unión Europea? ¿Los del Fondo Monetario Internacional? Rajoy es un chico obediente de 58 años. No ha abandonado aún esa edad mental en la que precisaba de la palmadita en el hombro y el reconocimiento de sus superiores. Esa gratificación interna del jerárquicamente superior es todo su alimento espiritual. Por eso jamás tendrá criterio propio, pero será muy útil para los psicopatócratas que ordenan y mandan. Ésta y sólo ésta debe de ser la razón por la que hay tanta distancia entre lo que dice y lo que hace. A no ser que sea tan psicópata como para martirizar a sus conciudadanos… Yo creo que no, que Rajoy es un drogodependiente de alabanzas. Creo que vive en una regresión a su época de estudiante. Podría ser, en un sentido etimológico, literalmente imbécil, palabra que procede del latín “im-baculum”, y que hace referencia al que necesita de un bastón (báculo) en que apoyarse, de alguien sobre quien sostenerse al castigar a sus conciudadanos. No sé si se esconderá tras ello algún tipo de carencia emocional de la infancia, carencias que eran sublimadas con sus éxitos como universitario, opositor a registros de la propiedad o político. Carencias sublimadas por el “eres bueno y llegarás lejos”. El problema de este tipo de personajes es que no se les ve venir. Llegan. Caen en paracaídas. Y los tienes comiendo a tu mesa, profanándola si es preciso, durante años. Pero algo, amén de lo poco que vale la palabra dada, hemos aprendido de Rajoy con su sumisión a la psicopatocracia global de los mercados: es un mal actor. Cuando obedece a pesar de su pueblo, en contra de su propio pueblo, su cuerpo va dos minutos por delante de sus mentiras y le delata: su mirada se vuelve esquiva; su respiración, contenida; el tono de su voz, impostado. Y su ojo se le pone a parpadear mecánicamente cual si fuera un androide con un cortocircuito en la cara. Actúa tan… Leer más »