RLC (13-02-2014) Eutanasia Infantil – Abstención – Temas Fiscales con Roberto Centeno

2

El Parlamento Federal de Bélgica aprobará esta tarde una reforma de la Ley de 2002 que regula la eutanasia según la cual no habrá restricciones de edad. Esta medida está apoyada por el 74% de los ciudadanos belgas. Se hace un análisis del suicidio y se cita a Émile Durkheim y su obra El Suicidio, donde se definen sus tipos, altruista, egoísta, anómico y fatalista. D. Antonio se pregunta cómo un pueblo que no tiene libertad política, en donde el voto es obligatorio, donde no hay democracia, se pueden poner de acuerdo las tres cuartas partes de la población para legislar esta medida. Un niño pequeño no tiene conciencia, no puede tener la suficiente experiencia para tomar este tipo de decisiones.

Hablamos una vez más de la abstención política, de no participar en este sistema de partidos, de no votar. Se clarifica, con argumentos sólidos, esta postura que, en primer lugar, es una cuestión de dignidad, de orgullo, de coherencia. Si uno no está de acuerdo con las reglas de juego que nos impusieron en 1978, pues no se juega. También hablamos de los pasos que siguen a una situación de una abstención mayoritaria hasta llegar al período de libertad constituyente en el que se crearía una constitución de verdad, es decir, con representatividad y separación de poderes.

Nuestro amigo Roberto Centeno nos habla de temas fiscales haciendo referencia a la nueva reforma fiscal que prepara el gobierno de Rajoy, que entrará en vigor el próximo año.

Ha conducido el programa Baldomero Castilla, con la intervención de D. Antonio García Trevijano y Roberto Centeno, con la colaboración técnica de Pedro Gómez y Manu Ramos.


0 0 votos
Valoración
Creative Commons License

Este trabajo de Redacción está protegido bajo licencia Atribución Creative Commons-NonCommercial-NoDerivs 4.0 Internacional Los permisos mas allá del ámbito de esta licencia pueden estar disponibles en https://www.diarioerc.com/aviso-legal/
Si desea recibir notificaciones cuando nuevos contenidos sean publicados en el Diario Español de la República Constitucional, siga este enlace y suscríbase para recibir los avisos por correo electrónico

No hay publicaciones para mostrar

Suscripción
Notificar si
2 Comentarios
mas antiguos
nuevos mas valorados
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Ricardo García Nieto

Si yo dijera que soy un robot o una salamandra, quien me leyera pensaría que he perdido el juicio o que he leído demasiadas novelas de ciencia ficción. Sobre lo segundo, estaría en lo cierto. Sobre lo primero, no seré yo quien desvele dónde empieza o termina la cordura de nadie y, mucho menos, la mía. No hemos de menospreciar a los modernos Quijotes cuando ven sus molinos, pues el actual bracear de los gigantes se mimetiza con el entorno y deja sus cardenales económicos y políticos. Que vivimos en una España de robots y salamandras, y que quien me lea está en proceso de serlo, si no lo es ya, es para mí incuestionable. De ello dieron cuenta los relatos de anticipación cuando se convirtieron en libros de Historia. Claro está, una Historia narrada unas veces en lenguaje simbólico; otras veces, con descripciones substanciosas. Las novelas de ciencia ficción tienen su carcasa como la nuez su cáscara. Abrirlas, amén del gesto físico de separar sus pastas, precisa de una mirada ascensorista, capaz de bajar varios niveles de lectura. Hoy quisiera ir al entresuelo de dos obras de Carel Capek, que reflejan con mucha anterioridad el mundo que fatigosamente respiramos: “R.U.R. Robots Universales Rossem” (1920) y “La guerra de las salamandras” (1936). R.U.R. (Rossumovi univerzální roboti, 1920) es una breve obra de teatro. Es célebre por tratarse del primer texto impreso en el que aparece el término “robot”, neologismo inventado por Josef Capek, hermano de Carel, a partir de la expresión checa “robota”, que significa “trabajo de esclavos”. Robot es la palabra checa más conocida en el mundo. Hay que destacar que estos primeros robots de la historia -literaria o no- eran idénticos a nosotros: nada de hierros, tornillos y tuercas. Se fabricaban a partir de una sustancia que imitaba la materia viva (protoplasma) por medio de la síntesis química. Detengámonos en este pasaje: “DOMIN: […] ¿Qué tipo de trabajador cree usted que es el mejor desde un punto de vista práctico? ELENA: ¿El mejor? Quizá el más honrado y más trabajador. DOMIN: No, el más barato. Aquel cuyas necesidades son mínimas. El joven Rossum inventó un obrero que tiene un mínimo de exigencias. Lo tuvo que simplificar. Rechazó todo aquello que no contribuía directamente al progreso del trabajo. De esta forma rechazó todo aquello que hace al hombre más caro. En realidad lo que hizo fue rechazar al hombre… Leer más »

Saverius

En este enlace tenemos información del lacayo y sucesor de Franco, alguna ya ha sido comentada por nuestro admirado Trevijano:

http://www.espiaenelcongreso.com/2014/02/14/violencia-domestica-el-rey-juan-carlos-agredio-sofia-con-sabino-de-testigo/