Tres ideas nacionalistas de Europa

2
Antonio García-Trevijano
Antonio García-Trevijano

Ante el vacío de ideas sobre Europa, parece interesante recordar las tres  concepciones que inspiraron, en la época dorada del nacionalismo liberal, el proyecto de Federación europea. La concepción francesa se basó en el principio federativo de Proudhon (inspirador de la Iª República española) y en la transfiguración europea de los romanticismos nacionalistas (la que Víctor Hugo propuso en su discurso a la Exposición Universal de París). La conciencia de clase de la Internacional Socialista anuló la posibilidad de federación de la conciencia nacional. El protestantismo de la filosofía política alemana y el militarismo prusiano apagaron el ecumenismo de la transfiguración mística de Francia que Hugo pidió al Segundo Imperio.

La concepción suiza influyó notablemente en el movimiento federalista europeo. Suiza siempre ha desmentido la idea de que Europa necesite construirse como espacio mercantil antes de aspirar a su unidad política. Ese pequeño país no tuvo que integrarse en el Mercado Común para alcanzar uno de los niveles más altos de desarrollo económico. Pero la realidad helvética es más convincente que la teoría suiza para federar Europa. La identidad entre comunidad cultural y comunidad política, debida a Bluntschli, era una confusión nacionalista que no explicaba la singularidad suiza ni la ausencia de conciencia europea. La concepción alemana,  debida al diplomático prusiano Constantin Frantz, se basó en el miedo a Francia y Rusia. En una primera fase la Federación de Europa sólo debía comprender Alemania, Austria-Hungría, Suiza, Suecia, Noruega, Bélgica y Holanda. En política exterior este núcleo debía establecer una Entente con Inglaterra. Y, una vez “purificada la atmósfera”, extender la Federación continental al mundo anglosajón, incluidos los Estados Unidos de América. La política nacionalista de Bismarck segó la hierba de esta utopía protestante, del mismo modo que la de Napoleón III agostó la del proyecto católico de Víctor Hugo.

AHORA. JUNIO 2005.

 

Creative Commons License

Este trabajo de Antonio García-Trevijano está protegido bajo licencia Atribución Creative Commons-NonCommercial-NoDerivs 4.0 Internacional Los permisos mas allá del ámbito de esta licencia pueden estar disponibles en https://www.diarioerc.com/aviso-legal/
Si desea recibir notificaciones cuando nuevos contenidos sean publicados en el Diario Español de la República Constitucional, siga este enlace y suscríbase para recibir los avisos por correo electrónico.

No hay publicaciones para mostrar

0 0 votos
Valoración
Suscripción
Notificar si
2 Comentarios
mas antiguos
nuevos mas valorados
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Gonzalo Alvarez

Antes de que exista federación tiene que haber separación.¿En qué se inspira el nuevo proyecto del Partido Socialista Obrero Español de una España federal?.España no es una idea subjetiva producida por las clases dirigentes de cada momento,sino una realidad objetiva que se puede ver,tocar y contar.Hay que implantar en España un sistema político honesto,verdadero y democrático y construir los Estados Unidos de Europa con la incorporación de Rusia.Una Europa federal desde los Urales hasta el Atlántico.

Antonio Ramírez García

ME gusta tu forma de pensar, se aleja de la vanidad general, es ideal, pero no utópico, ni descabellado… Yo sería partidario de esos Estados Unidos de Europa, para conquistar la libertad política Europea.
Salud e ímpetu!