Conceptos políticos básicos

4
Diario Español de la República Constitucional

Pretendo con este artículo aclarar de forma sencilla conceptos que la mayoría de tertulianos y analistas políticos (algunos de ellos de analistas tienen bien poco) confunden por interés o por desconocimiento, ya sea porque les haya ido muy bien con las mentiras y las traiciones del régimen de 1978, ya sea porque hayan nacido y hayan sido educados, si no adoctrinados, bajo este mismo régimen. Empecemos por los conceptos de Nación y de Estado. ¿Qué es la Nación? Podría definirse como una unidad social y política fruto de los hechos de la historia (voluntarios e involuntarios) y de los accidentes geográficos, infinita en sus definiciones, pero delimitada tanto geográfica como temporalmente. ¿Qué es el Estado? El sujeto jurídico de la Nación, tal y como explica Don Antonio García-Trevijano, ya que la Nación no puede tener personalidad jurídica por sí misma. Max Weber definió también al Estado como aquél que posee el monopolio de la violencia legal. En tanto que el Estado puede obligarte a obedecer normas, a pagar impuestos, etc…

Comprendidos los conceptos de Nación y de Estado, estamos preparados para afrontar la diferencia entre forma Estado y forma de gobierno. Queda claro que la Nación, al no ser sujeto jurídico, aunque sí que sea una realidad objetiva, necesita del Estado para establecer su forma política. Formas de Estado son, por ejemplo, la monarquía y la república. Formas de gobierno serían el parlamentarismo, la partidocracia, la democracia… España tiene una forma de Estado monárquica y una forma de gobierno partidocrática (gobierno de partidos subvencionados por el Estado).

Definidas Nación y Estado, y forma de Estado y forma de gobierno, conozcamos la diferencia entre régimen y sistema. ¿Por qué decimos los repúblicos que en España hay un régimen político en lugar de un sistema político? Porque es régimen aquella estructura de poder en la que es el Estado el que ordena a la Nación. En cambio, es sistema aquella estructura de poder en la que es la Nación la que ordena al Estado. Como Franco (Estado) nombró heredero a Juan Carlos (Estado), y el nuevo Rey nombró presidente a Suárez (Estado), y el presidente del gobierno organizó el consenso, el reparto de poder y dividió a la Nación en 19 autonomías… En España hay un régimen de poder.

A continuación, quisiera ayudarles, como hicieron conmigo, a que puedan definir su posición política y social. Se puede ser de izquierdas y de derechas (de centro sólo es quien ostenta el poder, pues goza de la centralidad). Pero la diferencia está en si lo eres desde el punto de vista de la libertad (izquierda y derecha política) o desde la perspectiva de la igualdad (izquierda y derecha social). Yo soy políticamente de izquierdas, puesto que antepongo la libertad a cualquier ideología, lucho por la libertad política, la libertad de todos, porque sé que para que yo sea libre, todos tienen que ser libres. Sin embargo, socialmente no me defino, no me interesa, no mientras no exista un sistema de poder democrático fundado sobre la libertad constituyente (la libertad colectiva). Todos los partidos subvencionados por el Estado y que aceptan este régimen de poder fundado por Franco son políticamente de derechas, si no de extrema derecha. En cambio, son socialmente de izquierdas, de derechas o simplemente socialdemócratas.

La socialdemocracia busca la integración de las masas en el Estado, por eso desprecia la representación ciudadana, porque defiende la aberración de que el pueblo está representado a través de unos partidos estatales que dice, “garantizan” el Estado de bienestar (inventado por Bismarck). La mayoría de los países de Europa (salvo Francia, Gran Bretaña y Suiza) tienen regímenes de poder con forma de gobierno partidocrática de ideología socialdemócrata. La alternativa está en el liberalismo político, cuyo ejemplo es Gran Bretaña, o la democracia formal, cuyo ejemplo es Estados Unidos. La diferencia entre una forma de gobierno liberal y una forma de gobierno democrática está en que si la primera exige la representación ciudadana (la elección de diputados de forma uninominal, por mayoría absoluta y en distritos pequeños), la segunda añade además la forma de Estado republicana y la separación de poderes (la elección por separado de los poderes ejecutivo y legislativo). Dicho esto, espero haber contribuido, humildemente, a esclarecer conceptos de tan necesaria difusión si queremos conquistar la libertad política en España para fundar una verdadera democracia representativa.

Creative Commons License

Este trabajo de Paco Bono está protegido bajo licencia Atribución Creative Commons-NonCommercial-NoDerivs 4.0 Internacional Los permisos mas allá del ámbito de esta licencia pueden estar disponibles en https://www.diarioerc.com/aviso-legal/
Si desea recibir notificaciones cuando nuevos contenidos sean publicados en el Diario Español de la República Constitucional, siga este enlace y suscríbase para recibir los avisos por correo electrónico.

No hay publicaciones para mostrar

0 0 votos
Valoración
Suscripción
Notificar si
4 Comentarios
mas antiguos
nuevos mas valorados
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Joaquín Arroyo Toledo

Buenos días,
Un placer como siempre leerle. Me gustaría hacer un comentario y si me permite una puntualización que espero que me corrija si me equivoco. Mi comentario se dirige hacia la Socialdemocracia que menciona ya que cada vez que escucho esa palabra me da naúseas y es que es tan falsa y perversa que hasta usa su denominación con propósito engañoso; si defiende la integración de las masas en el estado mediante partidos estatales en vez de utilizar la palabra (bella en sí misma) social debería usar la palabra estatal y apoyando sin escrúpulos la no Representación, el consenso y la Inseparación de Poderes en lugar de la hermosa democracia debería usar Oligocracia por lo que tenemos algo que denominamos Socialdemocracia cuando debería llamarse Estataloligocracia pero claro así como la Oligarquía se viste con los ropajes demócratas asi su ideología hegemónica se adorna teniendo como resultado la Confusión de la que se alimenta diariamente.
También me gustaría puntualizar su referencia al liberalismo político británico al que le da la característica de uninominal, por mayoría absoluta y por distritos pequeños, corríjame si me equivoco pero creo que es por mayoría simple y al no tener segunda vuelta se da la paradoja de Arrow, aun así sigue siendo representativo y gozan de libertad política.
Reciba un cordial saludo

Marcos Peña

Claro y conciso.
Von Beyme, Klaus en “La clase política en el Estado de partidos” dice:”Y finalmente, los temas sustantivos del quehacer político pasan a ser definidos, asumidos y resueltos por los partidos políticos. Los órganos del Estado como lugares del ejercicio de la representación, tienden a vaciarse de contenido y el Parlamento queda redefinido para utilizar el dictum de Leibholz, como el lugar en el que “se reúnen comisionados de partidos vinculados a las decisiones de éste, para dejar constancia de decisiones ya adoptadas en otros ámbitos (en comités y congresos de partido)”. (Von Beymer 1995, p.43). Evidentemente aquí ya no se trata de un Estado democrático, sino de un Estado de partidos.

Cinquetto

En “La política como vocación” Weber define el estado no como el que posee el monopolio de la violencia legal sino como el que reclama el monopolio de la violencia física legítima.
Hay apreciaciones bastante interesantes que rescatar de ahí.

Giuseppe Pinelli

Aquí va una cita dedicada a todos los tertulianos cuya jerga es el tertulianés.

Yo opino,tú opinas,él opina,…Y quienes opinan dogmáticamente que todas la opiniones son respetables;

ni saben lo que opinan ni opinan lo que saben.Desatinan con su opinión mientras multiplican la confusión.