Claro

Oscuro

En la primera parte del programa de hoy se analizaran las noticias relativas al cambio de modelo electoral que el PP piensa proponer en su programa de las votaciones generales. Según El País, “el ejecutivo apoya un sistema de doble vuelta” para Ayuntamientos y autonomías. En Italia la reforma de la ley electoral es un hecho; se ha aprobado la ley “Italicum”, la cual entrara en vigor en julio de 2016, para así “facilitar la gobernabilidad”, ya que “la nueva ley electoral otorga un premio de mayoría (el 55% de los escaños) a la lista que supere el 40% de los votos”.

“Promesas de Susana Díaz para todos”, reza el titular de la página 4 del diario El Mundo. La aspirante a Presidenta de la Junta de Andalucía apura sus opciones de investidura; promete a Ciudadanos “menos impuestos”, y a Podemos, “más gasto”.

Dedicamos la última parte del programa a las noticias judiciales más reseñables publicadas a lo largo de la semana, y recopiladas por Pedro M. González. Daremos cuenta del caso ERE, ya que Alaya pedirá una “comisión de servicio” para continuar con las “macrocausas”, así como las declaraciones (retractándose) del ministro Catalá relativas a multar a los medios de comunicación (“la idea de multar a los medios está totalmente fuera de los planteamientos del gobierno”), entre otras noticias.

 ESCUCHAR EL AUDIO (PODCAST) 

Si tiene problemas con el reproductor o no se reproduce el sonido, por favor, compruebe el bloqueador de anuncios de su navegador y desactívelo

Creative Commons License

Este trabajo de Redacción está protegido bajo licencia Atribución Creative Commons-NonCommercial-NoDerivs 4.0 Internacional Los permisos mas allá del ámbito de esta licencia pueden estar disponibles en https://www.diarioerc.com/aviso-legal/
Si desea recibir notificaciones cuando nuevos contenidos sean publicados en el Diario Español de la República Constitucional, siga este enlace y suscríbase para recibir los avisos por correo electrónico.
0 0 votos
Valoración
Suscripción
Notificar si
4 Comentarios
mas antiguos
nuevos mas valorados
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Robert

Pedro, con todo cariñó: ¿don Antonio tiene un ascendente tan fuerte sobre ti que tampoco puedes evitar transformar en “Díez” el apellido de Susana Díaz?. En don Antonio casi se comprende que invierta irremediablemente los apellidos Díaz y Díez cuando habla de una u otra mujer, por su edad, y se le perdona por su enorme figura, pero en tu caso es una impregnación espiritual total, ¿no?

Walter

Italia reforma su ley electoral para facilitar la gobernabilidad
http://www.elmundo.es/internacional/2015/05/04/5547a166ca47412d1b8b457d.html
La nueva ley prevé un sistema electoral proporcional. Es decir, los escaños se distribuirán en función al número de votos obtenidos por cada partido a nivel nacional, pero la lista que supere el 40% de los sufragios será premiada con unos 340 asientos, el 55% del total. En caso de que ninguna formación obtenga el 40% de los votos, se celebrará una segunda vuelta electoral entre las dos listas más votadas. Esto fomentará la estabilidad del Gobierno y evitará los constantes cambios de ejecutivo que históricamente se dan Italia.
Además, la nueva ley establece que se necesitará un mínimo del 3% de votos para obtener un escaño en la cámara, y las circunscripciones electorales serán cinco veces más grandes que las actuales: incluirán unas 600.000 personas. Más o menos, cada circunscripción elegirá a unos seis diputados, que obtendrán un escaño o no en función del resultado de su partido a nivel nacional. Es decir, un buen resultado a nivel local no se traducirá necesariamente en obtener un escaño.
Por esta razón, un sector del Partido Democrático y la oposición consideran que la ley es antidemocrática.

Walter

Italia fascista
http://es.wikipedia.org/wiki/Italia_fascista
Luego, el 9 de junio (de 1923) Mussolini presentó en la Cámara la nueva Ley Acerbo (llamada así al ser propuesta por el economista fascista Giacomo Acerbo) estableciendo nuevas reglas para la elección al parlamento.
Mediante la Ley Acerbo se dispuso que si un partido ganaba votos electorales por encima del 25% de sufragios, obtenía automáticamente dos tercios de los escaños del parlamento, mientras solamente el restante tercio de escaños sería repartido proporcionalmente entre los demás partidos. Este mecanismo permitiría que el Partido Nacional Fascista, inclusive con pocos votos (bastaba superar el 25%), ganara una absoluta mayoría parlamentaria, poniendo como pretexto para ello «evitar el desgobierno» causado por la «dispersión de escaños entre muchos partidos pequeños».

Walter

Magnífica, como siempre, la intervención de D. Pedro M. González. Sobre las reformas de la ley electoral, todas en aras de “garantizar la estabilidad”, a ninguno se la ha ocurrido la que es más estable de todas: la ley electoral de partido único. Más estable, imposible. No hacen falta pactos ni ná. Eso sí, la estabilidad lograda sería a costa del cercenamiento de la libertad política, pero esto es sólo “un detalle” (como comentó Jean-Marie Le Pen sobre las cámaras de gas en la II Guerra Mundial). Son reformas electorales en dirección hacia el fascismo que Europa ya recorrió en el pasado (y todos sabemos cómo acabó aquello), y en dirección opuesta a la democracia estadounidense. La única ley electoral directa hacia la democracia es la ley electoral de mayoría absoluta con candidaturas uninominales por cada circunscripción electoral de unos 100.000 habitantes, y a dos vueltas, si es necesario, para evitar la paradoja de Arrow. Y elecciones al legislativo y al ejecutivo separadas, por supuesto.
Es preciso citar de nuevo al gran Benjamin Frankin: “Quienes pueden renunciar a su libertad esencial para obtener una pequeña seguridad temporal no merecen ni libertad ni seguridad.”
http://es.wikiquote.org/wiki/Libertad