Sociología, Twitter, coordinación.

5

Los votantes de Podemos son los mismos que los del PSOE de los 80. Coinciden las edades, el nivel de estudios y la actividad profesional (véase ref [5]). ¿Qué mecanismo lleva a millones de personas, sobre todo jóvenes, a ilusionarse con esta formación y a defender lo indefendible: el cabreo de los círculos, la financiación extranjera, los dedazos, las propuestas de Oltra de chalanear diputados con el PSOE, etc.? Uno de los motivos, aunque quizás no sea el más importante, es que tienen mucha influencia en las redes sociales. Cualquier debate en la televisión en el que objetivamente pierdan o cualquier espectáculo rocambolesco que protagonicen, como el del Congreso, se convierte en una victoria. Ocurre lo mismo en el caso del nacionalismo catalán. ¿Cómo puede ser que el bachiller Puigdemont sea presidente de Cataluña?

La sociedad es parecida a un organismo. Sus células son los seres humanos que están conectados por una serie de relaciones sociales formando un todo integrado. Aunque algunas células se mueran o estén dañadas, el conjunto de manera inconsciente y natural, trata de seguir realizando su función para mantener la vida social. La energía que obliga a estas células a interactuar entre sí es el interés. Los intereses más potentes de una sociedad se llaman valores. Voy a tratar de explicar el funcionamiento cualitativo de la red social Twitter en España, sin hablar de intereses ni de valores, solo de las relaciones entre los usuarios sin importar género, formación, educación, creencias, etc., (el que esté interesado en los valores le recomiendo [4]).

Cada usuario se representa gráficamente con un punto. Una relación entre dos personas como hacer un retweet (RT) o menciones y respuestas (MT) se representa con una línea entre dos puntos. Las distancias miden el nivel de conexión entre usuarios. Los siguientes gráficos tomados de la ref [2], representan el estudio de un hashtag aleatorio. Se puede observar que las relaciones de retweets están muy jerarquizadas, mientras que en la relación MT existen los mismos patrones pero más difuminados. Haciendo una analogía con el universo, hay puntos que tienen mayor “gravedad” y atraen a otros. El mayor es uno muy grande central llamado líder de opinión. Los puntos satelitales importantes se llaman difusores y tienen el papel de retwittear y difundir los mensajes de los líderes de opinión.

 

 

 

 

 

 

 

 

Podemos es la fuerza política más influyente en Twitter: @Pablo_Iglesias (1,51 millones de seguidores), @ManuelaCarmena (400.000 seguidores), @AdaColau (356.000 seguidores), etc. Tambien son muy importantes sus asociados periodísticos y cómicos. Algunos son líderes de opinión como: @gerardotc(230.000 seguidores), @Barbijaputa (200.000 seguidores) y otros son difusores @EsppeoanzaAguirre (65.000 seguidores), @elpadrecorajede (38.000 seguidores). Todos los días sale un trending topic favorable a Podemos y cuando hay un programa de televisión, sus seguidores ganan en número, RT, MT, etc. En Cataluña la situación es análoga, siendo, en este caso, el nacionalismo catalán la fuerza vencedora.

¿Qué hay que hacer para contrarestar esta influencia política que afecta especialmente a los más jóvenes? Hay que actuar de manera organizada. En el MCRC ya estamos un grupo de 15 personas, cada uno con miles de seguidores, perfectamente coordinadas. A los trending topic de Podemos o de las televisiones respondemos con las enseñanzas de don Antonio. El objetivo es convertirnos en difusores e incluso en líderes de opinión en Twitter. Hay que lanzar mensajes claros, inteligentes, directos a los perfiles de la oligarquía política. Hay que relacionarnos entre nosotros al máximo con RT y MT porque entonces seremos más visibles e influyentes. Hay que focalizar objetivos. Hay que seguir a muchas personas para conseguir que nos sigan por efecto de reciprocidad. Somos pocos, pero ya estamos haciendo una grandísima labor. El nombre de Trevijano, el de la Libertad Colectiva y el de la Ruptura ya retumba con fuerza en Twitter España. Cada persona que entre extra en el grupo y actúe de manera coordinada con nosotros supondrá miles de personas más alcanzadas por difusión. ¡Twitteros con un mínimo de dignidad política, uníos al grupo del MCRC!

 

Referencias:

[1] Radcliffe-Brown, A.R., El concepto de función en la ciencia social, Barcelona: Península.
[2 ] Miguel del Fresno García, Alan J. Daly y Sagrario Segado Sánchez-Cabezudo Identificando a los nuevos influyentes en tiempos de Internet: medios sociales y análisis de redes sociales. doi:10.5477/cis/reis.153.23
[3] Claude Levy-Leboyer, Psicología de las organizaciones, Planeta, (1975).
[4] Antonio García Trevijano, Pasiones de Servidumbre, Foca (2000)
[5] artículo de prensa

0 0 voto
Valoración
Creative Commons License

Este trabajo de Luis Ángel Calvo Pascual está protegido bajo licencia Atribución Creative Commons-NonCommercial-NoDerivs 4.0 Internacional Los permisos mas allá del ámbito de esta licencia pueden estar disponibles en https://www.diarioerc.com/aviso-legal/
Suscripción
Notificar si
5 Comentarios
mas antiguos
nuevos mas valorados
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Antonio RG

Interesante final, esperanzador, estimulante, repúblico. Un saludo, buen artículo.

Toni Vizcaíno

Nunca he tenido Twitter. Siempre la he visto una red social muy dada al insulto y al desprecio si no llevas una linea de pensamiento determinada. Pero después de leer este artículo me lo estoy pensando seriamente el hacerme con una cuenta y empezar a propagar las ideas del MCRC. Lo suelo hacer en Facebook y en Youtube. El problema son los 140 caracteres que te limitan para explicar algunos conceptos, por eso me siento más cómodo en Facebook.

María Hernández

¿Y si el efecto que se consigue es “el robo” de una ideas loables para transformarlas en impías?.