Claro

Oscuro

Escribo estas líneas motivado por la escucha de un audio de un programa que tiene César Vidal en la plataforma iVoox:

https://www.ivoox.com/programa-completo-01-03-18-cesarvidal-com-audios-mp3_rf_24157698_1.html

Ya había escuchado anteriormente que este personaje era de todo menos fiable, que acostumbraba a manipular, falsear, e incluso inventarse, las fuentes que ponía en sus libros de historia, y que en el ámbito académico se le conocía más bien como un pseudohistoriador. Nunca presté demasiada atención a estos comentarios, pues jamás he leído una obra suya. Sin embargo, tras escuchar el mencionado audio, afirmo y confirmo, mediante un rápido análisis (las evidencias saltan a la vista), que este personaje no solo no alcanza el nivel de pseudo-historiador, sino que es un farsante intelectual cuyo grado de miserabilidad es digerible por pocas personas.

Sobre los temas de Guinea y de la Biblioteca del Congreso de EE.UU, ya respondieron Atanasio Noriega en el Diario ERC, y Gustavo Pareja y Vicente Ferrer en un programa de Libertad Constituyente TV:

 

Yo responderé al resto de sinsentidos expuestos en su programa de iVoox.

Me vas a permitir que, a partir de ahora, te tutee (al fin y al cabo no tienes otra opción).

Sobre tu “crítica” a Trevijano como pensador político

Afirmas que García-Trevijano no fue el pensador político más grande de la historia de España. Para secundar lo que dices no te basas en ninguna crítica a su obra que, o bien no has leído, o bien no has comprendido. Simplemente te dedicas a soltar tres nombres que suenen relativamente bien y/o sean reconocibles para gran parte del público. Dichos nombres son los siguientes: Manuel Azaña, Ortega y Gasset y José Antonio Primo de Rivera. La pregunta que te formulo es: ¿Qué han aportado estos tres hombres a la política y/o a España?

Hagamos un breve repaso. Lo único destacable de Azaña era que tenía buena pluma, pero quizás tú lo admiras por aquella célebre frase de: “España ha dejado de ser católica”, donde el político republicano confundía al Estado con la Nación, distinción patente para cualquier estudiantes de primero de Ciencias Políticas. Pero como eres protestante, confesión propia de pueblos anglo-germanos con tendencias genocidas, es posible que lo engrandezcas por dicha frase, confundiendo tu gusto o simpatía personal con el talento político.

De Ortega y Gasset, dentro de este terreno, podemos destacar, como su mayor acierto, el señalar y reconocer a Ramiro de Ledesma como a un hombre con talento y proyección política (proyección, como se sabe, frustrada).

Con el único que te acercas es con José Antonio Primo de Rivera, de cuyos escritos se deduce que tenía un alto nivel, pero no demostró la profundidad ni el conocimiento político que tenía Trevijano. Tampoco tuvo tiempo para demostrarlo, pues murió joven, pero aventurarnos a decir que si, de haber vivido más, lo hubiese tenido, es simple y llanamente, hacer historia ficción.

Continúas diciendo que su Teoría Pura de la República tiene agujeros. ¿Cuáles son? ¿Lanzas la piedra y escondes la mano? ¿En qué te basas?

Del mismo modo, espetas que la definición que hace Trevijano sobre la democracia es un disparate (52:36), pues según esa definición la única democracia del mundo sería EE.UU. ¿Qué clase de análisis es ese? Es como decir que es incorrecto definir al socialismo Juche como un socialismo de Estado, nacionalista y tradicionalista, porque en dicha definición solo Corea del Norte tendría un sistema político socialista Juche. Es un absurdo.

También dices que el granadino no terminaba de analizar bien el Régimen del 78. ¿Por qué? ¿Qué argumento ofreces para decir tal cosa? Ninguno. Parece que tienes complejo de Dios y crees que tu palabra es creadora, que al afirmar cualquier tontería que se te pase por la cabeza, ésta se convertirá en realidad. Pero lo único que te atreves a decir al respecto es un más que dubitativo, cobarde, anticientífico, antimoral y nihilista: “alguna cosa sí que capta”. Es decir, un “sí pero no, no pero sí, tal vez, quizá, puede ser…”. Hablas mucho y dices poco, y lo poco que dices, o es directamente falso, o mezclas verdades con mentiras, y eso siempre es una mentira. Cualquiera diría que estás intentando hacer méritos para acceder como miembro de honor al PP, PSOE, Podemos, Ciudadanos o ERC.

Posteriormente afirmas que los análisis de Trevijano sobre la actualidad eran poco profundos (55:16). Aquí sí que te atreves a mostrar una pequeña “explicación”, y claro, con “análisis” como el siguiente no me extraña que procures evitarlos. Dices que sus análisis eran poco profundos porque comentaba artículos de actualidad de El Mundo y El País, y, por tanto, no salía del marco impuesto por el régimen. Ésta es una muestra más de que, o no has escuchado un programa suyo, o no los entendías, igual, al aprender tantos idiomas, se te ha olvidado entender el español (es irónico, por si no lo captas). Trevijano partía precisamente de ese marco, que es en el que se encuentra la mayor parte de la población, para salirse del mismo, mostrando la falsedad de dicho marco. Este es un método didáctico esencial para la mayoría de las personas que tan abrumadas están por la propaganda del Régimen del 78.

Tú, que dices que eres periodista, deberías haber investigado un poco para hablar con propiedad de este tema, y no lanzar una serie de falsedades que, nadie que indague con un mínimo de honestidad intelectual sobre esto, se creería. Y tú mismo te delatas constantemente, al realizar muchas de tus afirmaciones con un “seguramente”, vamos, que no tienes ni idea de lo que hablas. Eres un vendedor de humo, un socialdemócrata más

Creative Commons License

Este trabajo está protegido bajo licencia Atribución Creative Commons 4.0 Internacional 
Si desea recibir notificaciones cuando nuevos contenidos sean publicados en el Diario Español de la República Constitucional, siga este enlace y suscríbase para recibir los avisos por correo electrónico.
5 1 voto
Valoración
Suscripción
Notificar si
guest

9 Comentarios
mas antiguos
nuevos mas valorados
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios