Respuestas a las preguntas de los oyentes

15
Radio Libertad Constituyente - Diario Español de la República Consitucional

En el programa de hoy D. Antonio García-Trevijano responde a las preguntas formuladas por nuestros oyentes.

Ha intervenido D. Antonio García-Trevijano, con la colaboración técnica de David López.

 ESCUCHAR EL AUDIO (PODCAST) 

Si tiene problemas con el reproductor o no se reproduce el sonido, por favor, compruebe el bloqueador de anuncios de su navegador y desactívelo

Creative Commons License

Este trabajo de Redacción está protegido bajo licencia Atribución Creative Commons-NonCommercial-NoDerivs 4.0 Internacional Los permisos mas allá del ámbito de esta licencia pueden estar disponibles en https://www.diarioerc.com/aviso-legal/
Si desea recibir notificaciones cuando nuevos contenidos sean publicados en el Diario Español de la República Constitucional, siga este enlace y suscríbase para recibir los avisos por correo electrónico.

No hay publicaciones para mostrar

0 0 votos
Valoración
Suscripción
Notificar si
15 Comentarios
mas antiguos
nuevos mas valorados
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Álvaro

Gran vídeo para compartir https://www.youtube.com/watch?v=0fY2x6QD2EE

Tomás Sidenam

D. Antonio, muchas gracias por responder a mi pregunta sobre la autodeterminación. El regalo que nos hace con sus respuestas es de un valor incalculable, sin exagerar. Por ejemplo, en España no se donde o a quien más podría haber formulado mi pregunta y, de obtener respuesta, que fuera tan precisa y esclarecedora; solamente parece posible en Radio Libertad Constituyente.

Juan

Me he quedado con las ganas de escuchar a don Antonio valorar la aparición y aspecto ayer de los jefecillos de los partidos en la alfombra roja de los Goya. Ojalá mañana. Le dejo aquí unas fotos jugosas por si no las ha visto (y le apetece verlas):

comment image

comment image

Por último, Izquierda hundida, definición gráfica:
comment image

Miguel Batalla

Muchas gracias por sus respuestas.

Ramón Sáez Beltrán

Casi me avergüenzo de la pregunta (la de reconocer la libertad colectiva cuando se haga presente) por la la repuesta que casi era evidente. Muchas gracias por la claridad y concreción, y un afectuoso saludo.

Alejandro Rivera

Buenas, me gustaría dejar una pregunta para Don Antonio. Si se diera la circunstancia de que se abriera un periodo de libertad constituyente, ¿cree usted que existiría la posibilidad de que no se incorporasen los llamados servicios sociales a la constitución? Me refiero sobre todo a la educación y a la falsedad que padecemos actualmente en forma de derecho al trabajo y a una vivienda digna, promesas del todo inalcanzables mediante un papel. La sanidad la considero tolerable en una constitución moderna por no ser ideológica como usted mismo ha señalado alguna vez. Mi pregunta parte de la observación de que actualmente se tiene concepción de que la función del Estado es la de elevar el nivel de vida de sus ciudadanos, visión del Estado que considero peligrosa.
Muchas gracias y declararle mi más profunda admiración por la labor que lleva usted desempeñando toda su vida, no me cabe duda de que en el futuro su contribución será reconocida como es debido.

Carles Herrandiz

Saludos. Me gustaría que Don Antonio, explicara cómo se elige a los alcaldes y al concejo municipal en las ciudades de Estados Unidos.
Gracias

Boundary

Eso no es el método Condorcet. No es tantas votaciones como sea necesraio. Usted se equivoca, don Antonio. con una única votación con lista de preferencia es suficiente.
Además, si se utiliza el sistema de doble vuelta: primero se vota entre todos los candidatos y, si ninguno alcanza más de la mitad de los votos, se realiza una segunda votación sobre los dos más votados en la primera vuelta, de forma que resulta elegido quien obtenga mayor número de votos. Es un método sencillo de aplicar, pero que origina grandes costes y que sigue teniendo algunos de los defectos del método de pluralidad: en la primera vuelta se pueden seleccionar dos candidatos que para más de la mitad de los votantes sean no deseables; a esto hay que añadir la violación del principio de monotonía: si una alternativa ha resultado ganadora, podría ocurrir que dejara de serlo en el caso de que hubiera recibido nuevo apoyo por parte de algunos votantes y el resto no hubiera modificado su voto.

Luego, Señor Trevijano, no se equivoque. Usted siempre dice que para evitar la paradoja de Arrow apuesta por la doble vuelta. Pero no lo evita. Se lo digo por que hable con propiedad. Porque rápidamente humilla una pregunta que no entiende. Ahí está la explicación.

El denominado método de Condorcet no es lo que usted ha explicado. Es la elección del representante preferido. Y el único método que evita la paradoja de Arrow, de forma que el elegido es el preferido.

Si se trata de representar, lo mínimo es que el elegido sea el favorito de todos.

Ramón Sáez Beltrán

Que el elegido sea el preferido de todos, ¡sólo se puede determinar con dos vueltas!
Que el que ha obtenido más votos en una única vuelta (como usted propone indicando que es más que suficiente) no es el preferido por todos es una verdad matemática cuando no ha obtenido un 50% de los votos.
Como dice (por lo visto, insuficientes veces) el Sr. Trevijano, democracia es la fuerza de la mayoría frente a la minoría. Y esa mayoría se la tienen que dar los CIUDADANOS. No es legítimo que se consiga aunar ese 50% por medio de pactos particulares ajenos a la voluntad de los ciudadanos.
Dicho de otra forma: si usted da la presidencia a quien no ha obtenido un 50% de los votos, entonces estará en minoría con respecto al resto de candidatos votados en conjunto. Será el más votado, pero no tendrá una mayoría legítima hasta que LOS CIUDADANOS le den esa mayoría, y eso solo se puede conseguir con otra vuelta.
Luego lo que usted propone no cumple con los requisitos mínimos que usted mismo exige, mientras que las dos vueltas en distrito único, sí.
Usted, lo que está defendiendo no sé si directa o indirectamente (y a efectos prácticos es igual de malo) es el fraude de los pactos entre partidos, en los que el ciudadano queda al margen de manera ominosa.

Boundary

Creo que no has entendido nada de lo que he dicho. No he dicho una votación convencional a una vuelta. Con eso no puede obtenerse nada.

He dicho una única votación por el método de Condorcet. Por ejemplo: hay diez candidatos. Pues usted pone por orden de preferencia sus candidatos. Incluso si hay alguno que no lo quiere para nada y bajo ningún concepto, pues no lo pone. Dicho candidato no obtendría puntuación de su parte. De esta manera, el que tenga mayor puntuación es el preferido.

Por el sistema a doble vuelta, el que gana lo hace con el 50% mínimo, claro, pero con el 50% de la segunda vuelta. En la primera vuelta se han llevado a el resto de candidatos dejando a los que los votaron sin voz ni voto. Pues los elegidos ya no les representan. Es de cajón.

Ramón Sáez Beltrán

Yo lo que creo es que con un sistema a doble vuelta se está dando al ciudadano la posibilidad de escoger en la 2ª vuelta entre los dos candidatos preferidos por la gente en primera vuelta, lo cual veo más justo y más legítimo.
Por ejemplo, con su sistema, si en España Rajoy hubiera (hipotéticamente) obtenido más “puntos”, Pedro Sánchez hubiera sido segundo e Iglesias tercero, Rajoy sería presidente. ¿Por qué sería Rajoy presidente con un 35% de los puntos, cuando el 65% de los puntos no los tiene (suponiendo a Sánchez un 25%, a Iglesias un 20%, Garzón un 15%, etc.)? Eso sería tan antidemocrático como el sistema actual.

Con un sistema a doble vuelta, en la segunda vuelta habría que decidir entre Rajoy y Sánchez, suponiendo que hubieran sido los partidos con más votos. ¿Nos es más justo que la gente vuelva a opinar en función de las dos opciones principales? ¿No es mejor que sean todos los votantes los que puedan rectificar su voto en función de las preferencias mayoritarias? Pues si se votará en la 2ª vuelta entre Rajoy y Sánchez, la gente que votó a Iglesias y a Garzón en la 1ª vuelta seguramente se decantaría por Sánchez

En ningún caso se quedan sin voz ni voto como usted dice, sino al revés: vuelven a tener voz y voto, eso sí, entre las opciones mayoritarias, que es lo democrático, respetar la decisión con mayor número de partidarios.

Boundary

Fíjese si la paradoja de Arrow no es evitada por la doble vuelta, que en países como EEUU ningún partido fuera del Demócrata y el Republicano tiene representación. ¿Por qué? Porque en la primera vuelta no están entre los dos primeros, aunque el de otro partido pudiera ser el favorito.

Así que si no sabe, don Antonio, no desprecie al que le pregunta por no saber responder.

Boundary

Por cierto, me pide usted finura, y se pone como ejemplo. Entonces se lo diré siguiendo su mismo estilo y finura:

“Su respuesta ha sido una porquería. Es que usted no ha entendido nada. Procure dar respuestas más cortas, porque oculta que no sabe nada. Me perturba con sus respuestas ridículas que eluden la pregunta. No puede usted ocupar tantas palabras en decir tanta nadería. Fórmese, estudie y lea algo antes de atreverse a responder con tanta ligereza y desparpajo sin tener ni idea. Basta, no seguiré comentando una respuesta tan ridícula y sin sentido. Me hace perder mi tiempo, mis pensamientos en tonterías.”

Gonzalo Alvarez

Los que queremos y sabemos TENEMOS que cambiar el sistema proporcional de listas de diputados de partido,que sólo representa a los jefecillos de los partidos,por el sistema mayoritario de candidaturas uninominales con mayoría absoluta en distritos pequeños.Esta Monarquía borbónica es antidemocrática.

Rosa García Alonso

Buenas noches, me gustaría que Don Antonio nos explicara la diferencia que hay entre nacionalismo y patriotismo.Gracias

Un saludo, Rosa.G.A