El nacionalismo es pretexto, instrumento y medio eficiente del estatalismo, su clima propicio

16
Radio Libertad Constituyente - Diario Español de la República Consitucional

Comenzamos el programa de hoy analizando la actualidad de la política alemana de la mano de nuestro corresponsal en Alemania, Don Armando Merino

En la segunda parte Don Antonio continúa reflexionando sobre la confusión imperante entre estatalismo y nacionalismo

Han intervenido Don Pedro M. González, Don Armando Merino y Don Antonio García-Trevijano, con la colaboración técnica de David López

Para colaboradores: colaboradores[email protected]

 ESCUCHAR EL AUDIO (PODCAST) 

Si tiene problemas con el reproductor o no se reproduce el sonido, por favor, compruebe el bloqueador de anuncios de su navegador y desactívelo

Creative Commons License

Este trabajo de Redacción está protegido bajo licencia Atribución Creative Commons-NonCommercial-NoDerivs 4.0 Internacional Los permisos mas allá del ámbito de esta licencia pueden estar disponibles en https://www.diarioerc.com/aviso-legal/
Si desea recibir notificaciones cuando nuevos contenidos sean publicados en el Diario Español de la República Constitucional, siga este enlace y suscríbase para recibir los avisos por correo electrónico.

No hay publicaciones para mostrar

0 0 votos
Valoración
Suscripción
Notificar si
16 Comentarios
mas antiguos
nuevos mas valorados
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Juan Pardo Gomez del Campo

Muchas a gracias a don Antonio y a toda la redacción por contestar la petición que hice ayer.

Manolo

Hola, soy Manolo, de nuevo. Voy a asaltar de nuevo los misterios de la
naturaleza del Estado, espoleado por las líneas del Maestro
García-Trevijano y rivetes del Maestro Negro.

Vamos a juntar una cuantas piezas del puzzle nacional-estatal. Cosme
de Medicis funda el estado Moderno. ¿Qué es el estado moderno?¿En qué
se basa? ¿Acaso no es más que una tupida red de poder y de dinero,
aderezado con algo de violencia y diplomacia? ¿Se puede decir que el
estado moderno mercantilista es una excrecencia del poder económico
que para seguir creciendo necesita consolidar sus relaciones
mercantiles en estructuras legales y perdurables? ¿Son estas
estructuras “estatales” las que dan legitimidad al “magnate
mercantilista”, e incluso le proporcionan apoyo logístico e
internacional para tender nuevas redes comerciales más allá de la
República de Florencia? Yo afirmo que son estas familias
mercantilistas poderosas las primeras Corporaciones y que lo
empresarial forma parte del Estado tanto como la “cosa
administrativa”, ya sea de gestión de almacenes estatales, tesoro,
defensa e incluso la administración judicial.

El estado moderno es un Estado bícefalo: la cabeza administrativa y la
cabeza comercial.

(sigue)

Manolo

Aunque Clausewitz no es un pensador, su frase de que la guerra es la
política por otros medios es aceptada por todos; si completamos que la
política es la economía por otros medios tenemos aquí escondido a nuestro
amigo el bicefalo estado-administrativo estado-mercantil. El Estado Moderno sin su
faceta comercial resulta en el Estado Medieval. El Estado Moderno es
plutocrático, talasocrático y administrativo, y sus otros carácteres,
a saber, expansivo, acaparador, guerrero, diplomático, son consecuencia de la
busqueda y consolidación de nuevos mercados. El Estado Medieval no
tenía ningún interés interno en la expansión por nuevos territorios,
más allá de la aventura de algún principe o las reconquistas
religiosas (Siria fue territorio Bizantino hasta el siglo VII).

Vamos a seguir añadiendo ingredientes aportados por D. Antonio. Como
muy bien dice, ni en Venezuela, ni en Ángola, ni en México había
ninguna nación, salvo quizá el elemento tribal en Ángola. Lo que sí había en
toda la España Americana (hispanoamerica o “latinoamerica” en
terminología francesa) eran oligarquías mercantilistas, patriotas de
sus haciendas, de su bolsillo. No de la entidad de los Medici, pero,
sin duda, pequeños Medicis de sus polis (Lima, Quito, Buenos Aires,
México,…) , todos ellos incomodos con el poder del Rey, con la
cabeza Estado-administrativa peninsular, demasiado lejana, desacoplada. De
algún modo, cuando una de las dos cabezas del Estado-Corporación ve
que la otra cabeza está demasiado lejana hay una “gemación” y el
“Estado Mercantil” crea _su_ “Estado administrativo” y ambos se funden
en _un_ nuevo estado.

(sigue)

Manolo

Voy a aportar más razones de esta dualidad del Estado. ¿Qué sector se
salvo de las purgas, las persecuciones de los fascismos y el comunismo
soviético de los 30 ? El Corporativo Industrial, el “Estado
Mercantil”, la otra cabeza real del “Estado Moderno”. Es cierto que
las élites industriales alemanas y las nomenklaturas corporativas
soviéticas son distintas en influencia y composición, pero ambos eran
tan intocables como la “otra cabeza del estado”, el “Estado administrativo” (
militar, judicial, recursos).

¿Y USA? Sólo hay que leer algunas líneas de Jefferson sobre los bancos
para darse cuenta como el naciente “Estado administrativo” veía como
le salía la “otra cabeza” el “Estado mercantil”, casi con horror
monstruoso. El Poder de los Bancos, alertado por Jefferson, no es más
que Cosme Medicis renaciendo. El Poder de los lobbies es el fantasma
de Cosme de Medicis hilvanando jugadas comerciales. ¿Cómo tomar las
advertencias de Eisenhower sobre el “holding” Corporativo Industrial
Militar? Muchos generales de USA de la segunda guerra mundial pasaron
a ser directores de Corporaciones ( Rand Corp y Marshall, por
ejemplo). ¿Puertas correderas? No, simplemente compartimentos
distintos del _mismo_ estado, distintas cabezas.
(sigue)

Manolo

¿Puede vd. pasar con una puerta “giratoria” a la casa del vecino? ¿No?
Quizá sea porque la casa del vecino es una casa _distinta_ a la
suya. La puerta “giratoria” no es tal, es una puerta _interior_, de
pasillo. ¿Acaso la elite estatal ( política o económica, salvo dos o
tres Medicis) no saltan de la cabeza estado-administrativa a la cabeza
estado-mercantil como si fueran piojos?

¿Cuál es el gran tabú del “neoliberalismo”, la gran mentira de la
dicotomía de “menos estado y más sociedad civil”? Pues que las
Corporaciones no son sociedad civil, son Estado, desde Cosme de
Medicis. Por cierto, las churrerías-pollerías y bares de carretera
pueden seguir con la cabeza muy alta de seguir siendo sociedad
civil,… como lo eran los primeros ciudadanos de EEUU, simples
molineros, granjeros, polleros, esclavistas.

¿De que va el “neoliberalismo realmente” ? Pues es una pelea interna
entre el Estado, o, mejor dicho, un paso en la evolución natural de
las cosas. Si al “Estado administrativo” medieval y antiguo le salió
un gemelo “comerciante” y ambos convivieron bastante bien,
retroalimentándose y creando cosas como el nacionalismo (nacionalismo
mercantil por supuesto, el nacionalismo administrativo no tiene ningún
sentido), ha llegado el momento de matar al “Estado
administrativo”. La cabeza mercantil del “Estado” se ha dado cuenta de
que puede “mercantilizar” lo “administrativo” y todas las tendencias
apuntan a eso: privatizaciones, tribunales no judiciales para asuntos
con los ciudadanos (TTIP). Probablemente, esta asimilación ocurrirá,
ya que el “axioma de simplicidad y mínima energía” suele cumplirse
siempre.

Manolo

¿Qué son las relaciones internacionales? El “Estado nacional”
(bicefalo) está expandiéndose desde todas las naciones a todas las
naciones, pero _sólo_ a traves de su cabeza “mercantil”, fiel a su
naturaleza desde el primer día de Cosme en Florencia: expansión
comercial. Todos notamos extrañados como perdemos _soberanía_
energética, comercial… aunque no administrativa, son los
estado-corporaciones de los otros paises que avanzan por nuestro solar
patrio, ante la mirada atónita de la cabeza “administrativa” del
Estado, pero con la aquiscencia de la cabeza “mercantil”. Incluso las
típicas corporaciones industriales estratégicas (energía, bancos,
incluso la militar-industrial) se están desgajando
cada vez más del Estado Nación y se está llegando a una fusión a
escala mundial de todas las cabezas “Estado-mercantil”.

Paises como Japón o Alemanía son en la actualidad poderosos, no ya
por sus “estados-administrativos” sino por sus
“estados-corporativos”.
¿Qué es la UE sino un intento de cuajar una cabeza
estado-administrativa que case con el conjunto de cabezas
estado-mercantiles de los distintos estados? Obviamente, esto produce
enormes tensiones en los correspondientes “estados-administrativos”,
pero, el problema real reside en que muchos estados ( los del Este:
Polonía, Chequía, Rumanía, Hungría) no cuentan con esa cabeza
estado-corporativo que integrar, y entonces sus
“estados-administrativos” interpretan con acierto que la integración
europea implica: a) su anulación como estados-administrativo b) la
muerte como “estados”, como poder , tal y como si fueran nuevas
naciones sin estado (algo que un polaco no quiere ni en pintura).

Manolo

¿Por qué Suecia, Dinamarca rehusan integrarse más en la UE ? Porque
sus Estados-administrativos son fortísimos. ¿Y el Reino Unido, a
parte de la inmensa brecha cultural en terminos de la libertad ?
Bueno, vemos como la Bolsa de Londres se une a la de Frankfurt (unión
estado-mercantil) y, en general, sus corporaciones
están fuertemente enraizadas en Europa, y las alemana enraizadas en
Reino Unido. ¿Cuál es el problema? De nuevo, el Estado administrativo
británico de cultura diametralmente distinta a la europea continental
hace todo lo que puede por no perder su esencia. En España o Francia, la
integración del estado-administrativo en el nuevo
euro-estado-administrativo era casi “natural”, y en el caso de España,
hasta _ansiada_.

Manolo

(ahora aplicado a los independentismos)

Si consideramos el Estado como la unión del “Estado administrativo”
(lo que se suele entender por Estado) y el “estado corporativo” (las corporaciones de una
nación), entonces se entienden mejor los movimientos independentistas, y la
necesidad que _ellos_ tienen de un “Estado completo
independiente”. La imbricación corporación-estado es tan completa, tan
profunda, que cuando la parte administrativa del estado no cumple
todos los objetivos que tiene la parte “corporativa-mercantil del Estado”, o se halla
el Estado en una disposición de poliarquía estatal-corporativo-mercantil,
brotan nuevos “estados-administrativos” de manera natural (en nuestro
caso, las autonomías). Si a esto le añadimos el principio de “rechazo
a la asimilación unitaria” tenemos los dos componentes de los
“nacionalismos independentistas españoles”.

Aquellas regiones sin miedo a la aniquilación cultural, a la
asimilación, no tienen “independentismo”: Castilla, Andalucía, Murcía,
Aragón… Aquellas regiones de culturas en minoría pero que no tienen
“estado-mercantil local” tampoco tienen riesgo de “independentismo”: Galicia.

¿Cómo se cura el independentismo? Por un lado, fusionando nuestros
“estados-mercantiles” y haciendo que nuestro “estado-administrativo”
sea igual para todos nuestros “estados-mercantiles” ( es recurrente la
queja de las infraestructuras de trenes, aeropuertos, autopistas en
Cataluña). Por otro lado, suavizando o paliando el elemento emotivo-sentimental de la aniquilación cultural.

Víctor

Hola, es muy buena la reflexión que haces, no soy quién para hacer un análisis de tus errores o aciertos pero tiene un enorme interés.

La Serenísima república de Venecia, podría ser quizá el prototipo de “estado mercantil” del que hablas, llegó a controlar el tráfico de lingotes de oro en todo el Mediterráneo y su influencia se extendía por toda la ruta de la Seda y también las cruzadas tuvieron mucho que ver en ampliar su imperio.

Luego entre las primeras corporaciones multinacionales de verdad, encontramos la Compañía Holandesa de las Indias Orientales, luego más tarde se creó la británica.

Rompetechos

No consigo comprender tras esta larguísima disertación a donde conduce la reflexión ni que se trata de explicar o demostrar con ella. No estoy en absoluto de acuerdo con la afirmación ‘la política es la economía por otros medios’ puesto que la política, de forma evidente, es anterior a la economía. Tampoco estoy de acuerdo cuando se afirma que el Estado moderno es bicéfalo y tiene dos cabezas administrativa y comercial. Es una afirmación gratuita y sin fundamento alguno, la única cabeza del Estado es el poder del estado, nada mas. Me parece una explicación farragosa y, como ya he dicho, no comprendo lo que trata de explicar (si es que trata de explicar o demostrar algo)

Miguel Vallejo

..”Si quieres ser feliz, como me dices,
no analices, muchacho, no analices…”
Bartrina

Víctor

Yo encuentro como algo bastante claro que la economía es también un medio de conseguir el poder aunque no es único. Actualmente, en el régimen de partidos, es la corrupción económica, en otro caso sería el imperialismo, o el monopolio de un determinado bien, o el control de la emisión monetaria… Todo esto significa poder también, ¿no crees?

Iván Ábalos Blanco

Continúe por favor don Antonio, estoy expectante por cuadrar en mi cabeza todos los conceptos que ha puesto sobre la mesa. Que el llamado nacionalismo no es más que estatalismo, me ha quedado claro, pero cuando ha hablado de los hechos históricos del nacimiento del Estado y de la nación, yo sé que por falta de tiempo para desarrollar la teoría, no me ha quedado tan claro. También le animo a que lo escriba. Un saludo y gracias por su constancia.

Iván Ábalos Blanco

Digo por falta de tiempo para desarrollar la teoría y debí añadir por mis escasos conocimientos sobre la materia. No he encontrado cómo editar, quizá no se pueda. Un saludo de nuevo.

Josep Julià Roca Blanco

Espero no llegar tarde a realizar este comentario, he estado pensando acerca de lo que dice Don Antonio sobre que el deseo es Estatalista y no Nacionalista. Pues bien, he llegado a una conclusión muy escueta de cual podría ser el origen del nacionalismo catalán. Pero no político sino en la psicología colectiva.

a mitomanía de los secesionistas se basa en la inmoralidad absoluta de no reconocer la deslealtad. Los que en un ambiente sano serían reconocidos como traidores pasan a ser héroes bajo el prisma del nacionalismo. Para poder tapar el pecado de la deslealtad lo que se acaba creando es una mentira general que es la de… “A la República o al Rey (dependiendo de la época) no lo/la traicionamos porque nosotros éramos otra nación distinta”. Es la creación de una mentira, una mitomanía para ocultar la verdad que no es otra que la naturaleza última de los que han tenido el poder catalán durante siglos han sido de casta traidora. ¿Ejemplos históricos? Traicionaron al rey Juan II de Aragón y le montaron una Guerra Civil, traicionaron a Felipe IV en la Guerra de los 30 años al anexarse a Francia. Cuando el Carlos VI de Austria renego a ser candidato a la Corona de España y se confirmo Felipe V como rey legítimo, ellos continuaron traicionando… ¿Las consecuencias? Un famoso asedió a Barcelona manipulado por los secesionistas en su manía de ocultar la realidad histórica en forma de “Diada”, un estigma por parte de la Burguesia Barcelonesa que no dudo en inventarse de manera colectiva y como forma de purgar sus culpas del pecado más capital como es la traición una mitomanía colectiva que derivo en el “Nacionalismo Catalán”.

El intento de parricidio nacional por parte de la Burguesia Catalana era un hecho histórico, por eso lo mejor era decir que la madre patría, España, no era su madre, e inventarse otra realidad para evitar el sentimiento de culpa que habían arrastrado durante generaciones.

Omertá

Es emocionante presenciar el nacimiento de un nuevo pensamiento tan esclarecedor en un filósofo. ¡Cómo nadie había caído antes! ¡El gran mal del siglo XX no fue el nacionalismo sino el estatalismo y su falta de libertad!