Los falsos líderes del régimen de partidos – Jefecillos en el Estado

6
Radio Libertad Constituyente - Diario Español de la República Consitucional

A propósito de las portadas de los periódicos de hoy, todas dedicadas al fracaso del partido popular y las declaraciones de sus barones y cuestionando el liderazgo del sr. Rajoy, analizamos el concepto de “líder” (del inglés “leader”). La conclusión es que no hay ni ha habido ningún líder en este régimen. Todos son simples jefes de unas organizaciones jerarquizadas.

Ha conducido el programa Baldomero Castilla, con el análisis y criterio de D. Antonio García-Trevijano y con la colaboración técnica de Manu Ramos.

 ESCUCHAR EL AUDIO (PODCAST) 

Si tiene problemas con el reproductor o no se reproduce el sonido, por favor, compruebe el bloqueador de anuncios de su navegador y desactívelo

Creative Commons License

Este trabajo de Redacción está protegido bajo licencia Atribución Creative Commons-NonCommercial-NoDerivs 4.0 Internacional Los permisos mas allá del ámbito de esta licencia pueden estar disponibles en https://www.diarioerc.com/aviso-legal/
Si desea recibir notificaciones cuando nuevos contenidos sean publicados en el Diario Español de la República Constitucional, siga este enlace y suscríbase para recibir los avisos por correo electrónico.

No hay publicaciones para mostrar

0 0 votos
Valoración
Suscripción
Notificar si
6 Comentarios
mas antiguos
nuevos mas valorados
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Walter

Barcina: “El resultado puede derivar en la Alemania previa a Hitler”
_http:/_/politica.elpais.com/politica/2015/05/27/actualidad/1432721597_838246.html

Galán Navas

Que Esperanza Aguirre no es corrupta??????????????????????????????? Informaros por favor del PELOTAZO de VALDELUZ (Yebes)…

Roberto

Vaya, El Maestro se ha enamorado. De la Aguirre. A ver cuánto tarda en volver a odiarla.

edu

Me gustaría que el señor Trevijano, del cual he seguido su trayectoria política desde hace muchos años, y del que no tengo ningún reproche que hacer, puesto que su trayectoria, como bien insiste constantemente es la persecución de la libertad colectiva, reconociera que a veces se pueden cometer errores, siendo entendible su intención. Pero insisto, se trata de un personaje, Aguirre, que ya sabemos como se las gasta, un personaje que por último ha dado incluso ejemplos de cómo hay que huir de la propia policía local, ejemplo máximo de que se trata de un residuo franquista que aún nos gobierna. Es por ello, insisto, reconociendo la bondad del pensamiento de Trevijano de creer en el gesto de altruismo político que ha realizado Aguirre, que se trata de uno más de las patrañas de estrategia dentro de la mafia que nos gobierna. Es llamativo, que Trevijano, haya sido tan ingenuo en la creencia que esta señora, por llamarla de alguna manera, se mueva en ese orden de generosidad.

Roberto

AGT suelta de vez en cuando algún gazapo, que nadie le corrige. Por ejemplo, se ha referido varias veces al economista Schumpeter, “premio Nobel de economía” en sus palabras. Pues resulta que Schumpeter murió antes de que existiera el Nobel de economía. Es decir, muchas veces habla sin pensárselo bien antes o sin estar realmente informado. Creo que aquí, con Aguirre, le ha pasado algo parecido: se ha lanzado a alabarla – personalmente opino que esa mujer ejerce una atracción fatal sobre él – sin conocerla de verdad, y sin aguardar más acontecimientos, como los de hoy, cuando ya la Aguirre habla en distintos términos. Por otro lado, ¿cómo es posible que AGT cante loas de nadie que pertenezca a un puñetero partido político, especialmente a su cúpula? Si era así, ¿por qué no pidió que se la votara, como alguien ha dejado dicho en Ivoox? ¿O a lo mejor lo que le gustaría es tener con ella una cena romántica, y no sabe cómo decírselo? Me ha decepcionado profundamente, como a tantos que he leído en el foro de Ivoox.

edu

Quisiera añadir un pequeño comentario al anterior, llevo mucho tiempo en el que me chirrian cierto tipo de comentarios en el programa. Quizá fuera necesario un poco de cuidado en la utilización del lenguaje, no pretendo que vuelva la censura, esa que tanto se combatió por parte de Trevijano. No, sólo pretendo sugerir que quizá no fuera necesario utilizar cierto tipo de calificativos, por ejemplo: “atrasado mental”, etc…,. Si lo que se pretende es la instrucción política, la diferencia con esta decadencia cultural y política que nos rodea, no creo que sea buen camino.