RLC (15/02/2013): España, sin Estado, contempla la corrupción organizada

3

En el Informativo de RLC de hoy, D. Antonio García-Trevijano analiza en primer término las causas de la renu ncia del Papa Benedicto XVI. Disecciona la figura del Sumo Pontífice por su significación social, la importancia de sus decisiones y la influencia de estas sobre el poder en el mundo.

D. Antonio explica descriptivamente las causas profundas de la corrupción del Partido Comunista y del PSOE, de la mano de Adolfo Suárez, durante la Transición Española.

Nos explica la preocupante situación española sumida en el Estado de Partidos. Es decir, el establecimiento de un Estado creado por y para unas organizaciones ajenas al ciudadano cuya única participación en los asuntos públicos se limita a su aportación económica al erario estatal.

La Monarquía como bóveda, cúpula o pilar en el que se asienta el Estado creado al servicio de estas organizaciones pseudo-políticas altamente cualificadas para la rapiña, el engaño, la falta a la verdad, la estafa y el expolio de los recursos del territorio en detrimento del bienestar social. Colaboraron en el Informativo de hoy: Adrián Perales, Javier Sellers y J. M. Mora.

0 0 votos
Valoración
Creative Commons License

Este trabajo de Redacción está protegido bajo licencia Atribución Creative Commons-NonCommercial-NoDerivs 4.0 Internacional Los permisos mas allá del ámbito de esta licencia pueden estar disponibles en https://www.diarioerc.com/aviso-legal/
Si desea recibir notificaciones cuando nuevos contenidos sean publicados en el Diario Español de la República Constitucional, siga este enlace y suscríbase para recibir los avisos por correo electrónico

No hay publicaciones para mostrar

Suscripción
Notificar si
3 Comentarios
mas antiguos
nuevos mas valorados
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
DAvid

Le pediría a D. Antonio Trevijano una reflexión acerca del relativismo moral que en su día condenó el actual Papa Benedicto XVI, y si tiene su origen en la ideología socialdemócrata europea o en la sociedad civil.
Un saludo.

Nicolas Naranja

Escuchando las palabras de Don Antonio sobre la causa general de la corrupción me viene a la mente esta frase de Montesquieu: «Si una causa en particular, tal como el resultado accidental de una batalla, ha arruinado a un estado, entonces existió una causa general que fue la que determinó la caída de dicho estado como consecuencia de una sola batalla».

Alfonso Hidalgo

D. Antonio, poco le faltó al jesuita para morderle…