Diálogo sobre Hugo Chávez

5

PACO BONO SANZ.

– ¿Qué sientes por la muerte de Hugo Chávez?
– No siento nada.
– ¡¿Cómo puedes decir eso?!, ¡si se trataba de un dictador!
– El problema no era Chávez. El problema está en el sistema.
– ¿Qué problema?
– La forma del régimen republicano de Venezuela.
– ¿La forma de Estado?
– No, la forma de gobierno. Chávez fue un personaje autoritario con aspiraciones dictatoriales que, para conquistar el poder, siguió los pasos del nazismo. Primero trató de dar un golpe de Estado, y como fracasó, optó por la vía de las urnas. ¿Acaso no te suena?
– Claro que sí, de tal modo obró Hítler. Pero no deberíamos comparar a Chávez con Hítler, porque aquél fue además un genocida.
– Y no los estamos comparando, sólo afirmo que ambos llegaron al poder del mismo modo.
– ¿Quieres decir que si Chávez en lugar de un Chávez hubiera sido un Hítler la forma de gobierno venezolana le hubiera permitido alcanzar la presidencia para permanecer en ella por tiempo indefinido?
– ¡Has dado en el clavo! En el régimen venezolano, el presidente ostenta muchísimo poder, ya que ni se da la separación formal de poderes, ni la independencia judicial, por lo que cualquier demagogo populista que, llegado Presidente, desee perpetuarse en el cargo, lo puede conseguir, porque no hay forma legal de evitarlo.
– Si no hay forma de controlar formalmente su poder, entonces, Chávez era un dictador en toda regla.
– Era un hombre mucho más inteligente de lo que por los medios de comunicación parecía; seguía el ejemplo de las partidocracias europeas y sudamericanas: pasión ideológica reaccionaria y culto al “como si”.
– ¿Culto al “como si”?

– Efectivamente. Su régimen estaba más próximo a la dictadura, pero parecía una democracia, actuaba “como si” fuera una democracia, igual que esa enfermedad que mata sin dar nunca la cara.
– ¡Algo así sucede en España!
– Sí, y en la mayoría de países del mundo. La fórmula del “como si” nos invita a aceptar pasiva y apasionadamente lo que otros proponen, convirtiéndonos en siervos con libertad tutelada.
– ¿”Como si” fuéramos ciudadanos?
– Exacto. Pero no lo somos.
– ¡Hombre! Por todos es sabido que para ser ciudadano primero hay que ser republicano.
– No señor, te equivocas, para ser ciudadano hay que poder ser ¡repúblico!
– ¿Qué diferencia hay entre ser republicano y ser repúblico?
– Que el republicano recibe pasivamente la república (acepta “el como si”), y le sirve cualquier forma de gobierno republicana, sea o no formalmente democrática. Sin embargo, el repúblico desea participar activamente en la república, por lo que necesita de un régimen que garantice sus derechos como ciudadano, una república con poderes separados de raíz, independencia del estamento judicial, garantía de representación: una democracia formal.
– Entonces, según lo que explicas, la muerte de Chávez no soluciona el problema.
– Efectivamente, el drama continúa… Como en Venezuela no hay libertad política, ni hay democracia, no tardará mucho tiempo en aparecer otro aspirante a dictador…

0 0 votos
Valoración
Creative Commons License

Este trabajo de Paco Bono está protegido bajo licencia Atribución Creative Commons-NonCommercial-NoDerivs 4.0 Internacional Los permisos mas allá del ámbito de esta licencia pueden estar disponibles en https://www.diarioerc.com/aviso-legal/
Si desea recibir notificaciones cuando nuevos contenidos sean publicados en el Diario Español de la República Constitucional, siga este enlace y suscríbase para recibir los avisos por correo electrónico.

No hay publicaciones para mostrar

Suscripción
Notificar si
5 Comentarios
mas antiguos
nuevos mas valorados
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Emilio Caceres Sanchez

Soy un seguidor de vosotros, y me cuesta trabajo leer, que una persona que ganó más de 16 elecciones y solo perdió una fuera un dictador. UNA PERSONA QUE REBAJO LA POBREZA, QUE CREO PUESTOS DE TRABAJO, QUE NACIONALIZO EMPRESAS PARA SU PAIS, me cuesta mucho trabajo creer, que una persona que se elige con la confianza de su pueblo, en una situación de constante confrotación por parte de los paises llamados occidentales. Comparar a Hugo con Hitler, es como comparar la noche y el dia, aun a sabiendas de qe Hitler, fue un lider creado, apoyado y financiiado, por el sionismo entre otros.

Pedro M. González

Hitler ganó las elecciones también, como Chaves. Ganar elecciones no es sinónimo de libertad política. Lo es que haya separación de poderes y principio repreentativo y de eso nanay.

Mily

Sería muy bueno que visitaran Venezuela, y compartieran de lleno con la clase pobre venezolana, y te dirán que Chávez, más que una maldición le hizo bien a Venezuela, no se dejen llevar por los medios de comunicación masivos, sino por el pueblo. Y ahí veras la verdad del sistema político… No lo es bueno compararlo con Hitler.

Pedro M. González

En la forma de acceder al poder sí. No en la de gobernar. Seguramente habrá venezolanos contesntos con él y otros que no (mas o menos la mitad). Pero que sin libertad política se llegue a cierto bienestar material o o (lo que es dudoso y ma´s que cuestionable) no determina el carácter democ´ratico del sistema. Es como si en la España del desarrrollismo franquista se dijera que existía democracia