Pasión regeneracionista

3
Pasiones de servidumbre - Diario Español de la República Consitucional

Decimocuarto episodio de la serie Pasiones de Servidumbre dentro de Nuestros fundamentos de Radio Libertad Constituyente. En el capítulo de hoy nos centraremos en la pasión regeneracionista, esa pasión que cada cierto tiempo vuelve a ponerse de moda entre los políticos españoles y que no es más que el autoengaño constante basado en el desconocimiento de la propia naturaleza humana y la inexperiencia de la democracia. Veremos cómo esta pasión también alimenta al régimen porque confía en él, cree que puede cambiar desde dentro.

Presenta: Manuel Ramos

 ESCUCHAR EL AUDIO (PODCAST) 

Si tiene problemas con el reproductor o no se reproduce el sonido, por favor, compruebe el bloqueador de anuncios de su navegador y desactívelo

Creative Commons License

Este trabajo de Manuel Ramos está protegido bajo licencia Atribución Creative Commons-NonCommercial-NoDerivs 4.0 Internacional Los permisos mas allá del ámbito de esta licencia pueden estar disponibles en https://www.diarioerc.com/aviso-legal/
Si desea recibir notificaciones cuando nuevos contenidos sean publicados en el Diario Español de la República Constitucional, siga este enlace y suscríbase para recibir los avisos por correo electrónico.

No hay publicaciones para mostrar

0 0 votos
Valoración
Suscripción
Notificar si
3 Comentarios
mas antiguos
nuevos mas valorados
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Jose Carlos Garcia

Yo más creo que lo del \”Cirujano de Hierro\” iba más por Primo de Rivera. También lo nombra Ramón y Cajal, considerado uno de los hombres más inteligentes de todos los tiempos, aunque en política o no pensaba o como dicen aquí, era un facha \”de su tiempo\”. Yo creo que tenía la obligación, no de adelantar la neurología en España y el mundo hasta casi el límite que el hombre puede alcanzar el solo, que fué una vocación, sino de buscar nuevos caminos políticos para España… allí falló porque, supongo, no era un hombre especialmente culto. O porque la política es más difícil que la neurología. Que todo podría ser. Con la influencia que tuvo en su tiempo quizás hubiese sido decisiva su influencia para traer la democracia a España. De una cosa estoy seguro, que si hubiese conocido a Don Antonio, sería un entusiasta de sus teorías. Pero agua pasada, no mueve molino.

Jose Carlos Garcia

Gracias por el enlace, después de más de un siglo de innumerables guerras, dos, mundiales, podriamos decir a Costa que NO. No necesitamos vuestro cirujano.