Funeral de estado, el cardenal Rouco pide concordia – Partido socialista francés – Debate UK-UEE

4
Radio Libertad Constituyente - Diario Español de la República Consitucional

Ayer se celebró el funeral de Adolfo Suarez, el cual ha sido tratado como un “funeral de Estado”. El Cardenal arzobispo de Madrid, Rouco Varela, declaró en dicho acto: “Suarez quería superar la Guerra Civil: los hechos y las actitudes que la causaron y que la pueden causar”. Rouco Varela llama a la concordia por Cataluña.

Según García-Trevijano concordia se refiere a un sólo corazón. Cada vez que se pronuncia esa palabra en política en España, quiere decir reparto del botín. El consenso es concordia de los intereses opuestos. Hay consenso por el miedo a la revancha y que esta no permita seguir repartiendo el botín y el saqueo a los contribuyentes.

Las palabras de Rouco son las mismas de Santiago Carrillo (“el ruido de sables”) e implican el consenso y el reparto.

García-Trevijano prefiere no comentar sobre la asistencia al este funeral de Estado del único jefe de Estado Teodoro, presidente de la República de Guinea Ecuatorial.

Jesus Murciego comenta las declaraciones de Jaime Peñafiel sobre Suarez y sobre el libro de Pilar Urbano en el que se acusa al Rey de dirigir el 23F.

En la segunda parte analizamos las noticias sobre el Partido Socialista Francés. Según la prensa Hollande pone a un duro al frente del Gobierno tras el fracaso electoral. Para García-Trevijano el Partido Socialista francés es de derecha con valores socialdemócratas. A la hora de gobernar, los líderes socialdemócratas, siempre lo harán en favor de los intereses de la banca y de la oligarquía financiera. Los valores sociales son falsos, y en filosofía se denominan disvalores. Cuando el sistema es un régimen de partidos. Todo lo que se dice en política es falso, no se comprometen a nada, todo está indefinido.

Hollande, igual que el resto de políticos europeos no es un hombre de principios, sino de resultados. El club de Bruselas gobierna para la banca y para la oligarquía financiera.
Jesus Murciego comenta sobre un debate que se está produciendo entre Nigel Farage y el vicepresidente Nick Clegg. El debate es sobre la legislación británica, que actualmente se compone en un 75% de directrices europeas. Se plantea si es conveniente para el interés del pueblo británico.

García-Trevijano aclara el achaque de la desafección que induce al voto a la derecha en Francia. El sistema francés nunca ha sido querido, porque nunca ha sido plenamente democrático. Aunque si tiene representatividad, los partidos son financiados por el Estado por eso no es un verdadera democracia.

Ha presentado el programa Pedro Gómez, con Jesus Murciego como invitado desde Brasil y el análisis y criterio de D. Antonio García-Trevijano. La ayuda técnica de Manual Ramos.

 ESCUCHAR EL AUDIO (PODCAST) 

Si tiene problemas con el reproductor o no se reproduce el sonido, por favor, compruebe el bloqueador de anuncios de su navegador y desactívelo

Creative Commons License

Este trabajo de Redacción está protegido bajo licencia Atribución Creative Commons-NonCommercial-NoDerivs 4.0 Internacional Los permisos mas allá del ámbito de esta licencia pueden estar disponibles en https://www.diarioerc.com/aviso-legal/
Si desea recibir notificaciones cuando nuevos contenidos sean publicados en el Diario Español de la República Constitucional, siga este enlace y suscríbase para recibir los avisos por correo electrónico.

No hay publicaciones para mostrar

0 0 votos
Valoración
Suscripción
Notificar si
4 Comentarios
mas antiguos
nuevos mas valorados
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Diego O. E.

En Inglaterra ,en política, claro que se conoce la palabra consenso. Tal vez no con el significado que tiene o se da aquí, como pacto de la oligarquía para mantener el Estado de partidos, sino como acuerdo entre partidos sobre procedimientos políticos o asuntos generales como el sistema de salud.
En el diccionario Oxford de política se habla de que “la política de consenso se interrumpió durante los gobiernos de Thatcher para dar paso a una política de convicciones de partido enfrentada al opuesto y que la política de consenso volvió en la década de los 90”. Y se le da un significado positivo al considerar el consenso, acuerdo entre partidos, necesario para mantener funcional un estado.

Vishnú

¡Bravo, don Antonio!, en su intervención de hoy ha controlado más los decibelios en su voz, y sin embargo me ha parecido mucho más sugestiva…

Ricardo García Nieto

Cuando no hay vuelta atrás,
todos los monstruos salen a la luz
para dejarte sin respiración.
Jamás imaginaste que existieran
dentro de ti y por ti, que fueran tuyos,

tan tuyos como tu mejor imagen.
Los crucificas pero se resisten
a morir. Y te miran de reojo:

aguardan a que caigas tú primero.
Lo mismo que te pasa,
sucede en tu país: no hay vuelta atrás;
los monstruos han salido ya a la luz.
Vives en el reflejo de lo que eres.

Ricardo García Nieto.

http://lacomunidad.elpais.com/ricardogarcianieto/2014/4/1/cuando-hay-vuelta-atras

Walter

Entrevista a Stéphane Dion, ex ministro de Asuntos Gubernamentales de Canadá
‘En Canadá, la pregunta doble se consideraría una manipulación’
http://www.elmundo.es/cataluna/2014/03/10/531d9a25268e3ed92f8b456e.html
– La pregunta de la consulta catalana es doble. ¿Pasaría la criba de la Ley de Claridad canadiense?
– Los catalanes tienen que decidir si la pregunta es clara para ellos. La segunda parte de la pregunta en Canadá sería considerada clara, ¿quiere que Quebec se convierta en independiente? Pero la primera no. ¿Qué es un Estado no independiente? ¿Algo como Wisconsin? ¿Qué quieren decir? Pero tienes que contestar a la primera para contestar la segunda. En Canadá se consideraría una manipulación.
– Mas ha acusado al Gobierno español de ser poco democrático por no permitir un referéndum. ¿Cree que la situación en Crimea puede volvérsele en contra?
– Según ese argumento de Mas, ¿los gobiernos de Francia, Italia o Estados Unidos no son democráticos? La secesión es lo contrario del ideal de ciudadanía: tú eliges a quién quieres convertir en extranjero. Por eso muchos países no aceptan una secesión, porque creen que cada centímetro cuadrado del país pertenece a todos los ciudadanos.