El estado de alarma de diciembre de 2010, ¿improvisado o perfectamente orquestado? (Parte IV, final)

0

Sobre las 18h del viernes 3 de diciembre se decretó el “rate 0″ por el que no se aceptaba ningún vuelo en el espacio aéreo español.

La militarización consistió en que los centros de control estuvieron supervisados por militares, principalmente sargentos. Ningún controlador militar controló un solo avión civil. Los controladores tuvieron que seguir haciendo su trabajo bajo amenaza de despido, con personal militar en la sala de control. Ir a trabajar en esos días mientras tu empresa te está llamando “ladrón y vividor” a diario en los medios de comunicación y tus vecinos y algunos amigos “sinvergüenza”, no eran las condiciones idóneas como para desempeñar tan importante función. La militarización acabó el 14 de enero de 2011. El Estado de Alarma sirvió para que el Gobierno pudiera aprobar varias leyes y directivas sin tener que llevarlas al Parlamento para ser votadas.

Meses después, el ex ministro de Trabajo, Manuel Pimentel, actuó de árbitro entre los controladores y AENA y presentó un laudo el 28 de febrero de 2011. La asamblea nacional de USCA aceptó el nuevo convenio presentado por Pimentel, lo ratificó el 1 de marzo de aquel mismo año con vigencia hasta diciembre de 2013. En octubre de 2014, la Asamblea Nacional del sindicato aceptó prolongar el proceso de negociación del III Convenio Colectivo de los Controladores de Tránsito Aéreo hasta el 24 de octubre de 2016. AENA lleva incumpliendo el laudo dictado por Pimentel desde su publicación en materias como jornadas, retribuciones o carrera profesional.

La principal consecuencia fue que AENA dejó de formar a controladores y que se privatizaron la mayoría de las torres de control. Los centros de control y las torres de los aeropuertos que tienen más vuelos, se las quedó AENA. La última promoción de AENA aprobó la oposición a finales de 2006. 4 años antes de que estallase el conflicto. Aparecieron varias empresas que ofrecían cursos de controlador de torre a 50.000€. Hubo varios cientos de personas que pagaron dicha cifra pero estos cursos ya ni se ofertan porque la mayoría de estos “controladores low cost” que aprobaron esos cursos, no consiguieron ninguna oferta de trabajo de las torres de control privatizadas o no consiguieron aprobar el examen para la licencia ya en la torre privatizada. Y los que aprobaron dicha licencia, ahora están cobrando menos de 2.000€ netos, con muy pocas perspectivas de ganar más a medida que pasan los años. Hoy en día ya nadie quiere participar de este fraude.

Hubo más de 150 demandas de asociaciones de consumidores (de pasajeros que se quedaron sin volar en ese puente) y de AENA contra controladores en distintos centros de control de España. A día de hoy, todos han sido absueltos y en todos los juicios se ha demostrado que ningún controlador abandonó su puesto de trabajo. Todos los magistrados concluyen en que fue AENA la que, unilateralmente, cerró el espacio aéreo el 3 de diciembre de 2010, cuando no hacía falta. El ex ministro Blanco y su homólogo Rubalcaba siguen sin dar explicaciones ni asumir responsabilidades.

Espero haberles aportado una visión nueva acerca del conflicto AENA-controladores que tan de actualidad estuvo a finales de 2010 y que si en el futuro hay un conflicto entre el Estado y una persona, sector o profesión, sean un poco más escépticos sobre lo que leen en los medios de comunicación. Esa persona, sector o esos profesionales se lo agradecerán.

Creative Commons License

Este trabajo de Redacción está protegido bajo licencia Atribución Creative Commons-NonCommercial-NoDerivs 4.0 Internacional Los permisos mas allá del ámbito de esta licencia pueden estar disponibles en https://www.diarioerc.com/aviso-legal/
Si desea recibir notificaciones cuando nuevos contenidos sean publicados en el Diario Español de la República Constitucional, siga este enlace y suscríbase para recibir los avisos por correo electrónico.

No hay publicaciones para mostrar

5 2 votos
Valoración
Suscripción
Notificar si
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios