Cataluña es España, por Raúl Cejudo

15

El MCRC (Movimiento Ciudadano hacia la República Constitucional), fundado y dirigido por Antonio García-Trevijano, está organizando para el día 19 de diciembre un viaje a Cataluña para proclamar, sin estridencias pero sin miedo, una obviedad que en cualquier otro país que no fuera España sería una perogrullada: “Cataluña es España”.

De la transición española surgieron grupos mafiosos travestidos de partidos políticos. Uno de esos grupos, con nuevos subgrupos adheridos, se ha hecho fuerte en Cataluña y quiere escindir una región española del resto de España. El resto de bandas mafiosas centrales se lo están permitiendo porque carecen de principios y de moral, y además han olfateado botín, acuñado ora en voto, ora en sobre, ora en cargos públicos.

La mitad de la población catalana, o quizá dos tercios de ella, está en contra de que se perpetre este delito de sedición. A estas personas no se las oye, no aparecen en los medios de comunicación, da la impresión de que no existen, pero lo cierto es que ahí están. Son españoles del noreste que se llevan viendo envueltos desde hace ya cuatro décadas en una espiral de mentiras, corrupción generalizada, chantajes y gansterismo político. Para hacerles ver a estos compatriotas que el resto de España está con ellos, piensa en ellos y sufre por esta calamitosa situación, el MCRC desea que el día 19 de diciembre sea una jornada histórica donde se desenmascare en público, con personas de Cataluña y del resto de España juntas, a unos delincuentes que están destruyendo Cataluña, España y el futuro de todos. Es un viaje-abrazo de españoles que no quieren ni pueden dejar abandonados a su suerte a otros españoles que se hallan encarcelados en una prisión de nacionalismo cateto, chantajista y mentiroso.

La voluntad no crea naciones ni las disuelve. España existe; es “un hecho de existencia colectiva”, como escribió Antonio García-Trevijano en su esclarecedora obra Del hecho nacional a la conciencia de España o El discurso de la República. ¿Dónde está el contrato por el que se creó España? ¿Quién lo redactó? ¿Quiénes lo firmaron? Yo puedo decir, si un día me levanto “tonto al cubo”, que no me siento español y que no soy español debido a este súbito sentimiento que me abruma; de la misma manera que puedo sostener que no soy terrícola sino plutoniano, puesto que así me siento últimamente. Se pueden decir estupideces sin fin, pero las tonterías no cambian los hechos de existencia. Los seres humanos somos eso, seres humanos, y no hormigas ni lentejas. Un francés se puede sentir australiano, si así gusta; podrá emigrar a Australia o tirar el pasaporte al Sena, pero seguirá siendo francés.

Señores nacionalistas catalanes: su mera voluntad o su penoso voluntarismo subvencionado no crea una nación. Jamás ha sido así. Todos los catalanes son, hoy en día al menos, españoles. Cosa distinta es que a un porcentaje de ellos les guste vivir pronunciando frases rimbombantes y comentando sin pausa sus sensaciones o sentimientos que no incumben a nadie más que a uno mismo. Un sentimiento es un estado; un estado cambia o puede cambiar con el tiempo. Si hoy me siento feliz, no por ello voy a ser un ciudadano de Felizlandia ni pretender crear mi propio país felicistaní.

Llevamos cuarenta años de camelos y tonterías, soportando memos a los que se les coloca a dedo en cargos públicos para que así expandan su memez a los cuatro vientos. De esa memez chupan y medran muchos, traicionando a su nación. Mientras tanto, la verdad y la cordura vive agazapada en los corazones de millones de españoles oriundos de Cataluña: bilingües, con fama de cultos, con sus costumbres y folklore propios, pero tan españoles como un gaditano, un oscense o un vizcaíno.

Por todo ello, si usted está harto de la mentira continua que se predica desde los altares socialdemócratas de los medios de comunicación, voceros a sueldo de las bandas mafiosas; si usted no soporta por más tiempo que se ningunee y se veje a una gran parte de la población catalana; si usted quiere ir en persona ese día a Cataluña y le apetece conocer a españoles de esa región española y darles la mano, o simplemente decirles que está con ellos y que nos hemos cansado de tanta manipulación, aquí tiene el enlace donde podrá inscribirse y formar parte de una marcha histórica sin banderas, ni colores políticos ni ideologías: cataluñaesespaña.com

El viaje no está subvencionado ya que no hay intereses políticos ni partidistas, debido a que el MCRC es un movimiento ciudadano cultural. Siéntase libre de decir en voz alta una obviedad que hoy en día es más necesaria que nunca: Cataluña es España.

Creative Commons License

Este trabajo de Raúl Cejudo González está protegido bajo licencia Atribución Creative Commons-NonCommercial-NoDerivs 4.0 Internacional Los permisos mas allá del ámbito de esta licencia pueden estar disponibles en https://www.diarioerc.com/aviso-legal/
Si desea recibir notificaciones cuando nuevos contenidos sean publicados en el Diario Español de la República Constitucional, siga este enlace y suscríbase para recibir los avisos por correo electrónico.

No hay publicaciones para mostrar

0 0 votos
Valoración
Suscripción
Notificar si
15 Comentarios
mas antiguos
nuevos mas valorados
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Raúl Cejudo González

Quiero corregir una cosa. He escrito “marcha” el lugar de “concentración”, que es lo que debería haber escrito.

José

El problema es que el PSOE , IU, los sindicatos UGT – CCOO y ahora Podemos, han cometido errores manifiestos al apoyar el nacionalismo, para tener mayorias politicas y asi seguir cediendo a las pretensiones nacionalistas en cada momento. Por tanto, la derecha española, cobarde y mezquina y la aún peor izquerda española antinacional han dado lugar con sus pactos a este clima de ambigüedad que tanto daño hace a la nación española. ZP con el Estatuto y ahora Sánchez no hace ningún bien a España, si falta firmeza. Basta ya de vender discursos ambigüos sin sentido!!
Republicano, Español y Falangista auténtico

Raúl Cejudo González

España se ha vuelto un país cobarde, José. Se ve a diario. Se tiene miedo a hablar y, si se habla, rara vez de lo importante, se mide cada palabra al milímetro por si acaso alguien se indigna. Todos los demás discursos no son sino frases propagandísticas que se adecúan a puros intereses electoralistas. Apenas quedan patriotas.

Gonzalo Alvarez

No se puede comprender Cataluña sin España y España sin Cataluña.La unidad de España no permite ningún diálogo.España no es un proyecto subjetivo producido por el consenso de las clases autoritarias,sino una realidad objetiva,que se puede tocar,contar y ver.Los gobernados españoles está sufriendo un hecho de lamentable experiencia,como la corrupción sistemática de la clase gobernante en esta Monarquía borbónica de los partidos y de autonomías,y un hecho de aciaga existencia,como la actual desnacionalización de España.

Raúl Cejudo González

Muy acertado el comentario, Gonzalo. Pienso igual; sin Cataluña España no habría sido España, es una parte de esta nación. Los políticos han llegado a un punto en que creen que sus malditas e inútiles reuniones y pseudo diálogos pueden crear cosas que están muy por encima de la capacidad de decisión de nadie, y menos de unos analfabetos como los que tenemos que sufrir nosotros. Para lo que estamos soportando los españoles no hay palabras en el diccionario. De todas formas, aunque luego muchos protesten porque parece que entienden la situación, acudirán el día 20, una vez más, a legitimar todo esto corrompiéndose con el voto, mordiendo la cola de esta pescadilla y cerrando un círculo vicioso que es necesario romper ya, sin esperar más tiempo.

Gonzalo Alvarez

En las pasadas elecciones de septiembre al Parlamento catalán,el censo electoral era de 5.400.000 de catalanes con derecho a votar,no a elegir,de los cuales,un 36% votó a los partidos independentistas y el resto,64% votó a los otros partidos y se abstuvo.La abstención cimienta sus motivos en una conciencia política despierta e instruida.

Raúl Cejudo González

Es clave lo que dices, Gonzalo, muy bien. Quería hablar de este tema del porcentaje en las pasadas elecciones en Cataluña, pero se me hacía un poco largo el artículo y por eso he añadido, entre paréntesis, porque no sé qué piensa cada catalán, que quizá sean dos tercios de la población los que no quieren independencia. Es que este dato desmonta toda la farsa, ya que se puede decir, en principio, que no sabemos si entre los que se abstuvieron había algunos que querían la independencia, pero teniendo la opción del sí, ¿iban a dejarla escapar quedándose en casa? Por lo tanto, ese 36% es el límite, pero aún hay más. Como sabrás, hubo muchos casos de personas que votaron dos y más veces en distintos colegios electorales. ¿Por qué hicieron esto? Pues porque ellos mismos saben que son una minoría, quizá no lleguen ni al 30%.

Carlos Cano Juan

Excelente artículo defendiendo la patria con argumentos republicanos y sin caer en cursiladas o aspavientos. Un cordial saludo Raúl.

Raúl Cejudo González

Muchas gracias, Carlos. Qué bonita palabra, patria; está casi en desuso en España, por desgracia.
Un saludo desde Moscú y espero con impaciencia más artículos tuyos.

Juan Sin Miedo.

Yo desgraciadamente no podré ir a la convocatoria del MCRC el 19 de diciembre próximo; por motivos laborales no puedo ir, pero iría allí.
Mucho me temo que esa convocatoria pueda ser prohibida por alguna junta electoral, al ser en eso que se llama “jornada de reflexión”; supongo que los organizadores habrán estudiado el tema legal para que sea posible, yo no sé de esto. Mi temor de que pueda ser prohibida es porque siempre actúan igual los oligarcas de la partitocracia, contra todo aquello que puede fastidiar su régimen de poder corrompido, corrupto, caciquil, etc.
Es evidente que una convocatoria como esta del MCRC pueda ser prohibida por los amigos de la partitocracia, del caciquismo, de la impune oligarquía, porque es una convocatoria que se ciñe a la verdad, que denuncia sin imbecilidades, cinismos ni corrupción que España es un hecho dado y que ya basta de porquería de toda clase de corruptores, corruptos, etc., que nada tienen ni tenemos que decir sobre un hecho dado.
La verdad siempre es revolucionaria, puesto que para ser verídicos hay que ser libres.
Mucho ánimo amigos repúblicos.

Luis Miguel

Si mi madre, la Flora (93 años), sigue como hasta ahora, asistiremo,s y os acompañaremos.
La union energetica de todos nuestros pensamientos, formara una MADRE MOLECULA, capaz de dar a luz muchos hijos del Movimiento Ciudadano Republicano. Saludos.
PD A mi para definir la Patria me gusta el concepto de Jose Antonio “Unidad total en la que se integran todos los individuos de un Pais”. Creo recordar que lo definia asi.

Raúl Cejudo González

Sería muy bonito que pudiera ir con su madre.

Vicente Dessy Melgar

Felicidades Raul por tu excelente artículo.

Raúl Cejudo González

Muchas gracias, Vicente. Me ha gustado mucho “Los hijos de Noé”. Estaré atento al próximo.

Crisostomo

A propósito de tener en cuenta las directrices que D. Antonio García Trevijano, está organizando para el próximo 19 de diciembre en Cataluña, sin mas distintivo, que la presencia de cada uno que desee ir, para apoyar a la Cataluña no independentista. Yo estoy dispuesto a ir, pero después del discurso de los asistentes, que acompañaron a D. Antonio en el Ateneo, envié un correo electrónico a su presidente, incluso antes le llame por teléfono, comentando el contenido de mi misiva, y hasta la fecha, no tuve respuesta alguna. Y pensar que el mismo, hizo alarde de quien deseara ir al Ateneo, podía ir allí a expresarse. Ya podéis imaginar que sin tener respuesta del destinatario ateneista, solo puedo pensar que así no se llega a ninguna parte, sin palabra, sinceridad y compromiso.