Carta al director: acto ‘Cataluña es España’

1

Estimados amigos y compañeros repúblicos del M.C.R.C.:

Soy asociado al M.C.R.C. y comparto sus valores, principios y objetivos; y, por supuesto, trato de hacerlos llegar a cuantas más personas mejor, ya que esta es la labor y deber de todo repúblico y persona que quiere la libertad política colectiva.

El próximo día sábado 19 de diciembre de 2015 no podré asistir al encuentro “Cataluña es España” en Pl. Sant Jaume de Barcelona porque tengo que trabajar; nunca he estado en Barcelona ni en Cataluña, pero aun así por supuesto que iría, porque el acto y sus motivos lo merecen de sobra.

Habrá muchos amigos repúblicos que no podrán asistir por motivos más que fundados, como por tener que trabajar, cuidar de sus familiares, etc… Sin duda que habrá también quien no vaya y puede ir.

A mí me encantaría ir y realmente lo único que me preocuparía es que en España son hostigadas, difamadas, basureadas, injuriadas, etc… todas las personas que tengan manifestaciones, pensamientos, ideas, objetivos que pongan en evidencia el burdo engaño que es este régimen oligárquico, antidemocrático, imbecilizador, oligopolístico y corrupto. Esto tal vez parezca una exageración (que tampoco sería mucha) pero D. Antonio García-Trevijano puede atestiguar personalmente qué clase de vacío, difamación y eliminación de la vida pública de España hacen con él. Aún así, yo sí iría de no ser porque tengo que trabajar.

Un cordial saludo a todos los amigos y compañeros repúblicos.

Juan José

 

 

Este artículo fue escrito antes de conocer la prohibición del acto “Cataluña es España” por la Junta Electoral Provincial de Barcelona.

Lea la información aquí.

0 0 voto
Valoración
Creative Commons License

Este trabajo de Redacción está protegido bajo licencia Atribución Creative Commons-NonCommercial-NoDerivs 4.0 Internacional Los permisos mas allá del ámbito de esta licencia pueden estar disponibles en https://www.diarioerc.com/aviso-legal/
Suscripción
Notificar si
1 Comentario
mas antiguos
nuevos mas valorados
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Antes que nada, un afectuoso saludo al compañero Juan José.

El pensamiento único lleva enterrando a la sociedad española bajo toneladas de putrefacción moral durante tres cuartos de siglo. Primero el franquismo, después el consenso y ahora esa especie de relativismo ágrafo que equipara la altura (física, moral, intelectual…) a base de cortar cabezas. El único modo de combatirlo (y con todas las de perder) es salir del burladero y posicionarse. Por supuesto, eso supone exponerse a la crítica rastrera, la difamación y el abucheo borreguil, pero la alternativa es no hacerlo y permanecer detras de la barrera, viendo a toros y toreros hacer trampas.

No es momento de heroes que se jueguen el pellejo como Don Antonio se lo jugó en su momento. No obstante, su figura nos proporciona a los que le seguimos y admiramos de un estandarte metafórico alrededor del cual hacernos visibles. Una bandera pirata, blanco sobre negro, peligrosa y terrible. Un capitán que acojona a cuanto pelele melifluo se le cruza por delante. Aprovechemos su fuerza y hagámosla nuestra. Y dentro de unos años (que serán más de lo que a todos nos gustaría) podremos decir con orgullo en qué barco ibamos cuando estalló la batalla.

Si finalmente se permite el acto de Barcelona, hay que ir. Por Don Antonio, por Juan José, por todos los que no van a poder asistir y hasta por todos los que ignoran lo que está pasando a su alrededor. Se acercan elecciones con record de participación y hemos perdido otra batalla. ¿Y qué? Aquí seguimos. Al abordaje.