Verificacionismo

1

Hijo adulterino de la Revolución Francesa y la Marcha sobre Roma, el Estado de Partidos, en el que todo es mentira menos lo malo, decreta el verificacionismo digital o censura de redes, con Ana Pastor como Censora de Delacroix guiando al Pueblo.

El verificacionismo es un falsacionismo con Pastor en lugar de Popper. Desde los estoicos no se había subrayado tanto la importancia de los atributos “verdadero” y “falso”. Todo periodista como es debido (liberalio) trabaja con arreglo al principio popperiano de la falsación (el cerebro es una hipótesis que fabrica hipótesis: falsarlas es pasarlas por el chino de la refutación). El artículo ideal debe, pues, construirse de tal modo que desde el comienzo se destaque la tesis a demostrar, con el periodista insertando ordenadamente sus tentativas de falsarla. Así, por ejemplo, esta ola periodística en pro de lo que en “román liberalio” llaman “libertad reproductiva”.

Históricamente, la idea liberal del “Leviatán” (contrato social de renuncia a la libertad política a cambio de protección del derecho a vivir) no conduce al liberalismo político, sino al absolutismo. De hecho, la idea de “libertad reproductiva” que circula por ahí sería una especie de “Cocktail 25 Años de Paz” de Perico Chicote con un cuarto de Gentile (copita de Jerez), otro cuarto de Mengele (copita de Solera) y unas gotas de crema de lima como lágrimas de Richard Dawkins que harían gritar de nuevo, ahora en su tumba, a Gustavo Bueno:
–¡Un cretino! ¡Un cretino!

Y se decía socialista la ministra Bibiana Aído al decir que abortar es como ponerse “teeeta” (“teeta” ¿para qué, si vas a abortar?, sería la objeción leninista), cuando apenas llegaba, la pobre, a liberal, de este liberalismo hijo adulterino de Chomin Ziluaga (partidario del aborto porque “se hace en condiciones tales que peligra no sólo la vida de la madre, sino también la de la criatura”) y Gloria Steinem, para quien la causa del cambio climático es que las mujeres abortan poco.

0 0 votos
Valoración
Si desea recibir notificaciones cuando nuevos contenidos sean publicados en el Diario Español de la República Constitucional, siga este enlace y suscríbase para recibir los avisos por correo electrónico.
Si desea realizar un pequeño donativo para contribuir al mantenimiento del Diario Español de la República Constitucional y los gastos de alojamiento, puede hacerlo pulsando el siguiente botón:

Donar

No hay publicaciones para mostrar

Suscripción
Notificar si
1 Comentario
mas antiguos
nuevos mas valorados
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Pepe Muñoz

De ahí a Robespierre, una yarda, o tres pies…